DAL Comunicación

Acerca del lenguaje no verbal

Fecha de Publicación: 08 - 02 - 2006.


Francisco
José
García
Aguilera
* y
Silvia
Gómez
Torres
**
revelan
qué hay
detrás
de
aquello
que
hacemos
ó
dejamos
de
hacer.

En
cuanto
al
lenguaje
no
verbal,
¿Qué
importancia
tienen
nuestros
movimientos?
¿Pueden
predisponer
en los
demás,
apatía o
empatía
respecto
de
nuestra
persona?

Disciplinas
como la
proxémica
(gestión
y
utilización
del
espacio
físico)
y la
Kinesia
han
determinado
a la
comunicación
no
verbal
como la
evidencia
clara de
comportamientos
y
conductas
asociadas
a rasgos
de
personalidad
que
proyectan
estados
emocionales
y
anímicos.
Los
movimientos
que
realizamos,
al
aproximarnos
a los
demás y
en las
relaciones
interpersonales
condicionan
nuestra
comunicación,
además
de
ayudarnos
a formar
una idea
del
talante
y las
actitudes
personales
de los
individuos
con los
que
interactuamos.
La
respuesta
comportamental
de
nuestro
interlocutor,
siempre
nos va a
predisponer
a
nosotros,
haciendo
que
realicemos
juicios
previos
y
generemos
mecanismos
de
afiliación
positiva
o
negativa
hacia la
otra
persona.

¿Es
cierto
que las
manos,
los
brazos y
hasta
las
piernas
hablan?
¿Cuáles
podrían
ser
considerados
gestos
de
seducción,
agresión,
o
detención
de
poder?
Todo
nuestro
cuerpo
emana
comunicación
y da
información
de
comportamientos
de
acercamiento,
simpatía,
afecto e
incluso
insinuación.
En
determinados
contextos,
comportamientos
no
verbales,
pueden
ser
interpretados
como una
posición
de
defensa
ante
determinadas
situaciones
de
interacción
que nos
generan
miedo o
indefensión.
Debemos
tener en
cuenta
que no
solamente
el rol
que
estemos
jugando,
la
interacción
entre
las
personas
y el
contexto
son
determinantes
en esta
comunicación,
sino que
el
componente
cultural
añade
matices
a estos
mensajes
(por
ejemplo:
el
protocolo
comunicacional
es muy
diverso
en según
que
países).

¿Qué
podría
significar,
desde
esta
perspectiva,
el
exceso
de
movimiento
corporal?

Teniendo
en
cuenta
que el
contexto
lo
cambia
todo,
los
movimientos
demasiado
pronunciados
pueden
configurarnos
la
imagen
de una
persona
inquieta
e
insegura,
extrapolados
por
ejemplo
a una
situación
de
entrevista
laboral,
la
interpretación
podría
ser la
de un
profesional
con
falta de
seguridad
a la
hora de
afrontar
las
responsabilidades
planteadas.
Cuando
se
realizan
movimientos
para
enfatizar
aspectos
de
nuestro
discurso,
deben
estar
bien
secuenciados
y
acompañar
a toda
nuestra
imagen
externa
(posición
en la
que nos
encontramos,
cercanía-lejanía
con
respecto
a la
otra
persona,
mirada,
movimientos
de las
manos…).

-¿Qué
influencia
tiene
nuestra
vestimenta
en la
imagen
que
damos
realmente
a los
demás?
¿Cómo
podría
afectar
esto
nuestra
carrera
laboral,
es
decir,
cómo
podría
mejorar
o
frenarla?

Tanto la
vestimenta
como el
perfume,
el
maquillaje,
son
elementos
adicionales
que
apoyan
la
conducta
no
verbal y
nos
ayudan a
posicionarnos
a nivel
social.
En este
sentido
debemos
ser
coherentes
en la
vestimenta
que
utilizamos
ya que
una
incoherencia
en la
imagen
puede
desacreditar
y
generar
inferencias
y
prejuicios
en los
demás.
Si
además
nos
encontramos
en una
situación
profesional,
puede
influir
en la
primera
impresión
que
puedan
llevarse
de
nosotros.
Son
variables
importantes
pero no
determinantes.

¿Cuáles
podrían
ser
algunos
trucos
para
aprender
a que
nuestro
cuerpo
transmita
lo mismo
que
nuestras
palabras,
y no lo
contrario?


Existen
estrategias
para
entrenar
la
comunicación
no
verbal,
al igual
que
cuando
queremos
hablar
en
público.
A veces
se trata
de hacer
consciente
nuestra
comunicación
no
verbal a
través
de
técnicas
y
mecanismos
de
control
de la
mirada,
movimientos
de pie,
sentado,
posición
y
movimiento
de las
manos,
control
del
balanceo
corporal….
En
definitiva,
la
comunicación
no
verbal
es una
competencia
a
entrenar
que
transmite
información
de
componentes
latentes
de
nuestra
conducta.

*
Francisco
José
García
Aguilera,
es
Licenciado
en
Pedagogía
por la
Universidad
de
Málaga
con
ampliación
de
estudios
en la
Universitá
degli
studi di
Verona
de
Italia,
Máster
en
Dirección
de
Recursos
Humanos
y
Experto
Universitario
en
Formación
de
Formadores,
trabaja
como
Coordinador
de
Programas
de
IAVANTE,
Fundación
para el
Avance
Tecnológico
y
Entrenamiento
Profesional
de la
Consejería
de Salud
de la
Junta de
Andalucía
y es
Profesor
Asociado
del
Dpto. de
Métodos
de
Investigación
e
Innovación
Educativa
de la
Facultad
de
Ciencias
de la
Educación
de la
Universidad
de
Málaga.

**
Silvia
Gómez
Tor
res,
Licenciada
en
Psicología
por la
Universidad
de
Málaga,
Titulada
en
Terapia
Familiar
Sistémica
y
Experta
Universitaria
en
Formación
de
Formadores,
trabaja
como
Técnico
de
Proyectos
de
IAVANTE,
Fundación
para el
Avance
Tecnológico
y
Entrenamiento
Profesional
de la
Consejería
de Salud
de la
Junta de
Andalucía.

Destacados

Nuestro Hacer

Diana Alvarez

DaL Comunicacion

Migrante de Los tiempos

Municipalidad de San Isidro

Municipalidad de Vicente Lopez

Etc. Magazine Diana Alvarez (Todos los derechos reservados)
Términos y condiciones - Publicidad
Sitio producido por DAL COMUNICACION Rediseno exclusivo de Cubbo