Tango Todo

Algo más para decir sobre la angustia

Fecha de Publicación: 07 - 02 - 2006.

Esta
nota es una continuación de la que escribí sobre el ataque de pánico.
Mi idea era escribir sobre el tema del amor, pero mi trabajo me llevó
en estos días a reflexionar sobre la angustia. Entonces, dado que a
veces hay temas que irrumpen en la práctica de la profesión y es
menester tratarlos, aquí estoy queriendo compartir este tema con Uds.
Espero que les sea útil para aquellas ocasiones en que se sientan
abrumados por la angustia.


Angustia (A Mãe do Artista) – Siqueiros

La
angustia es un afecto específicamente humano y proviene ante un estado
de desvalimiento y/o desamparo en donde el sujeto repentinamente se ve
rodeado por una trampa y cualquier cosa que diga o acción que ejecuta
puede jugarle en contra. El sujeto que está verdaderamente angustiado
queda en una especie de estupor, parálisis mental, vértigo acompañando
todo esto una sensación de que el piso debajo de sus pies no se
encuentra firme. Cuando una persona se angustia revela signos que no
engañan pero lo más importante a tener en cuenta es que la angustia
sorprende.

Muchas veces se escucha decir
“estoy angustiado”. La mayoría de las veces esto no es así. Desde la
conceptualización estrictamente psicoanalítica la angustia sobreviene
sin previo aviso. Se presentan reacciones a nivel corporal, como les
comenté en mi artículo anterior: palpitaciones, dificultades
respiratorias, sudoración, llanto, tensión muscular, etc. En un estado
de verdadera angustia es muy difícil que la persona pueda articular
coherentemente una historia y transmitir lo que le pasa, por lo que el
interlocutor puede perder la paciencia.

Las situaciones generadoras de angustia que se presentan con mayor
frecuencia son aquellas donde se produce un suceso imprevisto de gran
magnitud. Es la angustia posterior a una catástrofe, accidente, hecho
de violencia y otros, que se denomina angustia traumática.

Otra forma de la angustia es la angustia de castración que remite a una
amenaza real o imaginaria de mutilación de una parte del cuerpo. Es
vivenciada como un ataque a la integridad de la persona.

También podemos hablar de lo siniestro, donde algo familiar cotidiano y
rutinario se transforma en peligroso; cuando lo conocido se transforma
en extraño. Ejemplo de lo siniestro es descubrir intenciones ocultas de
alguien a quien se le tiene confianza y admira.

Un capítulo especial merece el tema de la muerte alrededor del cual se
ha imaginado gran cantidad de representaciones como para canalizar la
angustia emergente y darle sentido a la vida. En el ser humano esta es
vivenciada como angustia de castración.

La angustia no tiene un objeto definido, es ante algo. El miedo y la
fobia si lo tienen. La ansiedad es la expresión de la angustia
acompañada de una descarga motriz. También hay estados de espera
ansiosa en los cuales se vivencia que algo malo está por llegar.

Se puede ubicar que generalmente las causas de la angustia se
relacionan con la mirada y la voz. Tienen que ver con la percepción de
que alguien nos está vigilando o bien dando ordenes.

Para concluir es de destacar que la angustia es un tema central del
campo de la salud mental y en su destino se definen los estados de
salud y enfermedad

Adriana Strauss
Psicóloga

Destacados

Nuestro Hacer

Diana Alvarez

DaL Comunicacion

Migrante de Los tiempos

Municipalidad de San Isidro

Municipalidad de Vicente Lopez

Etc. Magazine Diana Alvarez (Todos los derechos reservados)
Términos y condiciones - Publicidad
Sitio producido por DAL COMUNICACION Rediseno exclusivo de Cubbo