Tango Todo

Alquimia Interior

Fecha de Publicación: 21 - 11 - 2006.

Escorpio en Noviembre de 2006

Escorpio en Noviembre de 2006

Si lo que existe en este momento, no es transmutado, desde lo más profundo de nuestro ser, no existirá cambio en el planeta. Si cada ser viviente evade tomar conciencia que debe cambiar profundamente, para que acontezca Acuario y se de la evolución de la humanidad toda, son huecas las enseñanzas de las diferentes disciplinas que se están transitando.

Si el cambio es superficial sin acceder a revolver nuestras entrañas y mostrar el ser poderoso y multidimensional que somos, hay algo que se está transmitiendo que sólo habita y queda instalado en la superficie de nuestro ser. Si nuestra movilización pasa, sin dejar huella, es ego. Si nuestra mente queda estanca a pesar de haber sido conmovida por un momento, quedará en eso: en la pequeña mente. Si este mes de Noviembre, en que transitamos Escorpio, pasa desapercibido en nuestras vidas, estamos perdiendo una gran oportunidad de profundo cambio.

Es energía de agua, femenina. Generadora de la transformación, regida por Plutón, representada en el cuerpo físico por los genitales y como figura en el Zodíaco, por el escorpión, la serpiente y el águila.

Es este un período para limpiar, soltar, todo aquello que nos tiene apegados a un mundo que está colapsando. Es un mes para observar nuestra forma de amar (si es que sabemos amar), armonizar nuestras relaciones, comunicaciones y nuestra forma de pensar, autoafirmarnos en una acción totalmente diferente, sintiendo desde el corazón, unido a la mente que debería poder observar desapegadamente lo que sucede.

Escorpio siempre nos da la oportunidad de transitar los temas de sexo, dinero, poder, muerte, renacimiento, emociones negativas, manipulaciones, miedos, odios, resentimientos. Así como de acceder a la pureza, a nuestro nivel más elevado del alma, a nuestro poder, poder de elección personal, no "poder-sobre", que depende del dominio. Sino expresar la fuerza de vida (no de muerte) y trabajar por un cambio positivo a favor mío y de la comunidad ("común unidad" unidad común, de todos, de la humanidad). A través de esta energía maravillosa, podemos desintegrar lo negativo, bajo el ojo que todo lo ve, de la verdad.

¿Cómo? Sólo apoyados en nuestra certeza de ser a imagen y semejanza del Universo, seres únicos, viviendo en este Planeta Azul, al cual no pertenecemos, pues no somos de aquí, sino que pertenecemos a la Eternidad. Llámese ésta Dios, Buda, Universo, Cielo, Nirvana, Más Allá, o como cada uno lo sienta, ya que la Astrología no tiene que ver con las religiones, sino con la espiritualidad, que es el amor creador dador de todo lo que existe. Y eso somos. Para ello, tendremos que ir a lo más profundo, a nuestra memoria celular y librar la batalla de obrar sin culpa, sin miedo y sin que sea lo que se espera de nosotros. Es la última gran batalla: la primera es mental, la segunda es emocional. La última, y más devastadora, está en nuestras células.

Mercurio en Escorpio, retrogradando, nos dará la oportunidad de que vuelvan visiones, relaciones, sentimientos, emociones, recuerdos, flashes tal vez del pasado, para ser observados, cambiados y cerrados definitivamente, para acceder a lo nuevo. Esto no tiene que ser negativo, y si lo fuera, será porque hay algo adentro nuestro, de lo que no hemos tomado conciencia, que tenemos la oportunidad de cambiar. Entre todos los signos, Tauro tal vez sea el más comprometido en este momento, debido a su oposición con Escorpio, haciendo cuadratura (aspectos de conflictos) con Saturno en Leo que le hace re-ver una realidad que creía tener resuelta, con respecto a si y a Neptuno en Acuario, nublándole, distorsionando su realidad y haciendo desbordar los límites de lo que hasta ahora tenía manejado. Y recordemos, que todos tenemos a Tauro, este maravilloso portal del zodíaco en nuestra Carta Natal.

Ambas constelaciones Tauro-Escorpio representan enfrentarnos al mundo, autoafirmados en nuestra propia escala de valores, base de las correctas relaciones y de lo que, sin lugar a dudas, es uno de los pilares del futuro del planeta. Que cada uno sea quien es, más allá del gusto o el disgusto, respetando a todo ser viviente.

Escorpio es la gran batalla. Hay que cruzar el puente, pero para eso hay que vencer al dragón. Y el dragón que vemos fuera, es el que llevamos adentro nuestro. En este lugar del zodíaco, debemos bajar para luego subir. Es tener la humildad de decirle al ego y a la mente, ambos pequeños: "Si los dejo, Uds. me pueden. Los respeto. Pero ya no deseo responder a esto. Ya no deseo, pelear, compararme, envidiar, tratar de ser lo más. He decidido ser quien Soy y para ello, me desnudo, me despojo, me desapego de todo aquello por lo que hasta hoy peleé y luché, lastimándome y lastimando".

 

Este mes, es un Portal energético hacia lo nuevo. No sólo nosotros, sino el planeta, visceralmente, transitará cambios energéticos, siempre positivos, que nos involucrarán a todos los seres vivos. Y por favor, no creas que esto sucederá en este mes, en un día determinado. La impronta que está generando esta energía que comienza en Noviembre de 2006, durará mucho tiempo? Tenés muchas oportunidades de conectarte con esto.

Y continuamos en Diciembre? ¡que también trae lo suyo?!

 

María Ester Abal Vella
Astróloga y terapeuta floral
http://www.mariaesterabalvela.com.ar/

Destacados

Nuestro Hacer

Diana Alvarez

DaL Comunicacion

Migrante de Los tiempos

Municipalidad de San Isidro

Municipalidad de Vicente Lopez

Etc. Magazine Diana Alvarez (Todos los derechos reservados)
Términos y condiciones - Publicidad
Sitio producido por DAL COMUNICACION Rediseno exclusivo de Cubbo