DAL Comunicación

Antroposofía y movimiento

Fecha de Publicación: 09 - 03 - 2009.

Euritmia, arte del movimiento
La Euritmiafue creada por Rudolf Steiner en 1911 como Arte con raíces enla Antroposofía.
Euritmia significa moverse en forma bella y armoniosa. Por medio del movimiento todo contenido anímico puede expresarse.

La meta es el relacionar íntimamente el sentimiento personal con el entorno; cada movimiento debe realizarse intensa y correctamente con ese fin. El movimiento se convierte en puente entre alma y mundo exterior. Existen tres tipos de movimientos: puro, el que se confunde con la palabra y el de la música.

El aprendizaje de este nuevo arte,la Euritmia, consiste en ejercicios simples con formas coreográficas y ritmos griegos, que, trabajando en forma constante y repetitiva, responde perfectamente a todo lo que exige el desarrollo normal y equilibrado del hombre en los tres aspectos del alma: el pensar, el sentir y la voluntad. Aparece así una realidad humana profunda y objetiva; su ejercitación posibilita el tránsito armónico hacia lo higiénico y social en favor del hombre del presente.

Ilse Horny, euritmista curativa del Goetheanum, Dornach, Suiza) expresa en su libro Euritmia . Arte del movimiento curativo:  “¡Sin ritmo no hay vida! La anteposición de la sílaba griega Eu indica “un ritmo agradable y armónico”.
La Euritmiacomo un arte nuevo del movimiento no anhela meramente un entrenamiento físico como lo conseguimos a través de sentimientos más o menos subjetivos en el sentido del baile. La euritmia tiene su base en las posibilidades de movimiento que actúan en los procesos fisiológicos y en la formación orgánica y que observamos también en la formación de los sonidos.

Rudolf Steiner, el fundador de la euritmia la denomina “lenguaje visible”. Expresa las cualidades y las fuerzas de formación creativas que rigen los sonidos, las palabras, el ritmo y la música según leyes artísticas objetivas. Así el cuerpo entero del hombre con sus inagotables posibilidades de movimiento se convierte en un instrumento animado por el cual lo espiritual-original de la palabra llega a ser una experiencia artística. Cada arte auténtico que revela “leyes superiores” en el sentido de Goethe no satisface solamente necesidades artístico-creativas sino también tiene un carácter curativo. Esto se puede aplicar especialmente a la euritmia”.

La Palabra Cósmica

“En el fondo cada uno podría observar por sí mismo de dónde vienen nuestros movimientos, si no simplemente movimientos del cuerpo o de sus individuales miembros o si hay algo más.
En el cadáver se manifiesta siempre de forma conmovedora que el cuerpo material en sí no tiene vida, y, por consiguiente, tampoco movimiento. Se muestra que antes dentro de él tiene que haber actuado alguna otra cosa, algo no visible, no palpable, que solamente podemos reconocer en sus actos.
Es algo “inconcebible”, algo que denominamos lo “espiritual” y el alma del hombre. Esto quiere decir, que antes de poder mover nuestro cuerpo tenemos que haber sido movidos por “algo” en nuestro interior. Tiene que haber antecedido un movimiento interior, una sensación anímica que por otra parte se basa en un pensamiento, en algo espiritual.
Los movimientos corporales más finos y más concentrados que el hombre es capaz de realizar son aquellos que, articulando sus pensamientos, efectúa desde la laringe con los órganos de la voz vecinos. Para formar y articular los diferentes sonidos, el paladar, la lengua, los dientes y los labios tienen que llevar a cabo los más diversos y los más sutiles movimientos. Asombrados experimentamos la maravilla de la articulación del habla cuando el fluído respiratorio es modificado de diversa manera y articula sonidos cada vez diferentes, en contraposición a los sonidos más bien monótonos de los animales”.

 ….”También en el niño pequeño las primeras articulaciones balbuceantes de sonido son por de pronto solamente expresión de agrado y de desagrado, de hambre y de sed, de dolor y de alegría.

Sólo a una edad mas avanzada se hacen poco a poco manifestaciones objetivas de ideas y relaciones lógicas. Es decir, los sonidos se convierten en elementos del pensamiento. Unicamente el hombre posee esa cualidad excelsa del habla."…"Cada sonido tiene su forma primitiva característica que sólo corresponde a él y que sólo se puede hacer sonar por unos movimientos específicos de los órganos de la voz. A través de ellos se expresan todas las posibilidades de movimiento de la creación y observando experimentamos que son los mismos que podemos hacer con nuestros miembros a un nivel ampliado.

 Si queremos dar énfasis a algo o expresar algo muy firmemente, muchas veces las palabras son acompañadas por gestos de los brazos y de las manos o también de los pies o de movimientos con la cabeza. Solemos llamarlo “lenguaje mímico”. Así podemos comprender que el arte del movimiento, la euritmia, creada por Rudolf Steiner, guarda una relación estrecha con la palabra, el sonido y el tono. La denomina “lenguaje visible”; es la intención de movimiento de la laringe manifestándose de forma visible. De este modo todo el hombre se convierte en un instrumento del lenguaje y así mismo del espíritu”.

…..”Antiguamente existía la certidumbre de que el habla procedía de lo divino y ya en aquel entonces se hablaba de las fuerzas celestes que al descender a la tierra originaron los sonidos en el hombre.La PALABRAdivina fue considerada como la creadora de toda vida terrestre con sus múltiples formas, movimientos y procesos….. ¡La palabra cósmica es el origen de toda clase de vida!

Conocemos las palabras poderosas del Evangelio de San Juan: “
Al principio era el VERBO y el VERBO estaba en Dios, y el VERBO era Dios”.”

….”La PALABRAdivina equivale a todo el alfabeto y en ella se expresan de forma comprimida todos los movimientos del universo.

 Y tal como nosotros en nuestro alfabeto tenemos las vocales sonoras y las consonantes plásticas, las fuerzas de la palabra creadora se dividen en dos impulsos: el impulso oscilante y móvil de los planetas, y el de las estrellas fijas del Zodíaco que les da forma y volumen.

 

El lenguaje Mímico dela Euritmia .

……”Al articular por ejemplo el sonido “A” que expresa asombro, admiración y la disposición a recibir, se abren mucho las cuerdas vocales, la faringe y la boca. Y correspondientemente se abren los brazos de forma angular como lo hacemos en la vida real cuando recibimos a una persona con alegría o admiramos algo con la boca abierta”.

………”siguiendo entonces la sucesión de vocales, la cual, según Rudolf Steiner, no se desarrolla de forma arbitraria sino según unas determinadas leyes, llegamos al gesto de la “E” y enseguida nos damos cuenta de una diferencia cualitativa en los órganos de la voz que se estrechan.

En la euritmia experimentamos este estrechamiento en un movimiento de juntar y cruzar los brazos, separándonos así del mundo que afrontamos. También en la vida cotidiana manifestamos una actitud expectante o rechazante cruzando los brazos. No obstante, sólo a través de tal actitud de “enfrentarnos con el mundo” llegamos a una conciencia de nosotros mismos, a la conciencia de la fuerza que llevamos dentro, que es la fuerza del “Yo” (en alemán “ich”) que nos guía y que se expresa en el sonido “i” (en los dialectos alemanes muchas veces se dice solamente “i” en vez de “ich”).

La vocal “I” la encontramos también en muchas otras palabras que denominan una especie de centro, como por ejemplo: Dios, vida, vivir, hijo, niño, interior, íntimo.

Con la “I” hemos llegado también a la mitad de la serie de vocales. En la articulación de esta vocal la laringe y los órganos de la voz vecinos se tienen que contraer como en forma de punto; es el fiel de la balanza entre los polos.

 

 El gesto eurítmico de la “I” expresa la personalidad del hombre en forma de imagen: su cuerpo erguido manteniendo el equilibrio, su cabeza sin apoyo y sus brazos estirándose entre arriba y abajo, derecha e izquierda, delante u detrás.

De ahí pasamos a los sonidos que se contraen más y que se hacen cada vez más densos. Con la siguiente vocal ”O” nuestros órganos de la voz forman un círculo igual que nuestro  brazos en la práctica eurítmica, equivalente a un abrazo cariñoso. Sentimos en él la plenitud y el calor interior, el espacio anímico.

Con la última vocal “U” hemos llegado al antipolo de la “A” (principio y fin, en alemán:A-nfang und Schl-u-s
La “U” contrae los órganos de la voz en forma de un tubo estrecho y en la euritmia los brazos forman una paralela, se produce una estabilización que conlleva una tranquilización y un enfriamiento. Solamente se puede insinuar que semejante fuerza concentrada se dirige otra vez hacia fuera en palabras como: cueva, júbilo, fuente, afuera, profundo, fuerza. Se nota mucho el contraste con la “A” abierta, cuya naturaleza receptora deja afluir las fuerzas como en un cuenco.

Reconocemos entonces en esta serie de vocales el principio del proceso de involución y de encarnación: empezando por la forma de ser del niño que está abierto hacia el mundo “A”, pasando por la plenitud de la vida “O” hasta llegar al anciano físicamente disminuido, espiritualizado, introvertido “U”.

 …………….”En resumen se puede decir que la fuerza creadora y animadora de los sonidos e idiomas nacidos de la palabra de Dios fue conocida por las personas sabias de todas las épocas.

 

 Fuente: Casa Rudolf Steiner y “Euritmia . Arte del movimiento curativo” de Ilse Horny

Fecha de publicación: Diciembre 2008

Destacados

Nuestro Hacer

Diana Alvarez

DaL Comunicacion

Migrante de Los tiempos

Municipalidad de San Isidro

Municipalidad de Vicente Lopez

Etc. Magazine Diana Alvarez (Todos los derechos reservados)
Términos y condiciones - Publicidad
Sitio producido por DAL COMUNICACION Rediseno exclusivo de Cubbo