DAL Comunicación

Apocalipsis

Fecha de Publicación: 13 - 02 - 2006.

por Marco Denevi
(Argentino, 1922 – 1998)

La
extinción de la raza de los hombres se sitúa aproxima­damente a fines
del siglo XXXII. La cosa ocurrió así: las máquinas habían alcanzado tal
perfección que los hombres ya no necesitaban comer, ni dormir, ni leer,
ni hablar, ni escribir, ni hacer el amor, ni siquiera pensar.
Les
bastaba apretar botones y las máquinas lo hacían todo por ellos.

Gradualmente
fueron desapareciendo las biblias, los Leonardo da Vinci, las mesas y
los sillones, las rosas, los discos con las nueve sinfonías de
Beethoven, las tiendas de antigüedades, el vino de Burdeos, las
oropéndolas, los tapices flamencos, todo Verdi, las azaleas, el palacio
de Versalles. Sólo había máquinas.
Después los hombres empezaron a
notar que ellos mismos iban desapareciendo gradualmente, y que en
cambio las máquinas se multiplicaban.
Bastó poco tiempo para que el número de los hombres quedase reducido a
la mitad y el de las máquinas aumentase al doble.
Las máquinas terminaron por ocupar todo el espacio disponible.
Nadie podíamoverse sin tropezar con una de ellas. Finalmente los
hombres desaparecieron.
Como el ultimo se olvidó de desconectar las máquinas, desde entonces
seguimos funcionando.

Destacados

Nuestro Hacer

Diana Alvarez

DaL Comunicacion

Migrante de Los tiempos

Municipalidad de San Isidro

Municipalidad de Vicente Lopez

Etc. Magazine Diana Alvarez (Todos los derechos reservados)
Términos y condiciones - Publicidad
Sitio producido por DAL COMUNICACION Rediseno exclusivo de Cubbo