Red Seguros

Arte calchaqui

Fecha de Publicación: 15 - 12 - 2005.



El Tinaj?n

Hace
miles de años grupos n?madas pisaron las actuales tierras calchaquíes,
bosques de algarrobos, recuas de llamas y guanacos, reservas de agua y
un clima muy particular los indujeron a establecerse. Comenz? entonces
una continua lucha con el medio para lograr la subsistencia. Despu?s de
largas observaciones y experimentos, poco apoco fue desarroll?ndose la
agricultura, arquitectura, astronomía y la fabricación de elementos que
eran absolutamente indispensables para cubrir las necesidades que día a
día iban surgiendo. Dichos elementos fueron realizados empleando
huesos, piedras, arcilla, fibras y metales. La arcilla ocupo un lugar
muy importante, fue la materia prima con la que h?biles manos
calchaquíes hicieron los mas variados objetos, desde recipientes
domásticos hasta urnas funerarias. En 1535 Almagro comienza a recorrer
las tierras del noroeste argentino, iniciando en esa región el período
del dominio hispano. Los españoles se ocuparon desde un comienzo por
implantar sus costumbres y formas de vida, trajeron personas
conocedoras de diversos oficios, quienes pronto comenzaron a enseñar la
fabricación de objetos que ya exist?an en sus lejanas tierras,
incorporando nuevas formas y diversas técnicas a las preexistentes.
Un recorrido por el valle basta para encontrar una enorme variedad de
objetos característicos de lejanos tiempos coloniales: rejas, portales,
balcones, campanas, brocales de aljibe, y el infaltable tinaj?n.
Determinar el origen del tinaj?n no es una tarea simple. España es una
fusi?n de diversas culturas, resultado de diferentes contactos:
grecorromano por un lado, visigodo, y también ?rabe. Lo que no podemos
negar es que el tinaj?n llegó a América con la colonización, es decir
de la mano de España, y poco a poco las técnicas de su fabricación se
fueron extendiendo de pueblo en pueblo, fusion?ndose en mayor – menor
grado, según las características de la materia prima trabajada y los
saberes aut?ctonos heredados.
Fue así que estos regordetes recipientes, bajo el nombre de ?tinajones,
yuros, o virques?, comenzaron a albergar en su interior: granos,
harinas, agua, vino, aloja, chicha, arrope, aceite y grasa.
En algunos casos el tinaj?n era retobado (forrado) ?ntegramente de
cuero, en otros se cerraba solo la boca para proteger su contenido.
El cuero utilizado para retobar el tinaj?n necesitaba una preparación
especial, que inclu?a agua, sal, ceniza, exposición al sol, entre otras
cosas; todo esto contribu?a a que el cuero quedara perfectamente
flexible para manejarlo sin mayores problemas.
También
son interesantes las técnicas empleadas para impermeabilizarlo, se
utilizaba brea, que es el exudado natural de un arbusto de la zona;
grasa animal, leche con afrecho de ma?z bien caliente, o afrecho de
trigo hirviendo en agua. En los valles calchaquíes la vida del tinaj?n
está estrechamente ligada a la del vino, ya que a lo largo de las
paredes de antiguas bodegas eran alineados grandes tinajones
conteniendo el exquisito licor, hubo también los que eran enterrados
por completo, pues al tener la tierra una temperatura constante,
evitaba que el vino alojado en estos recept?culos se avinagrara. A
principios del siglo XX las antiguas bodegas fueron sustituidas por
bodegas amplias, grandes, que incorporaron los avances de la
mecanización europea, como bombas trasegadoras, prensas, moledoras; fue
en este tiempo cuando los tinajones fueron reemplazados por toneles de
madera, quedando relegados poco a poco en los fondos de las casas,
dep?sitos, o en alg?n rinc?n. Los artesanos dedicados a su elaboración
dejaron de realizarlos, ya que otros recipientes menos frágiles y más
manipulables comenzaron a suplantarlos. Muchos alfareros murieron sin
transmitir los secretos de la hechura de tan nobles utilitarios,
quedando olvidados en el tiempo. Sin embargo hoy vuelven a rescatarse,
para orgullo de nuestra tradición.

Hern?n Juan Escalante
Sta. Maria – Valles Calchaquíes
Catamarca – Argentina
hernan7707@yahoo.com.ar
hernan7707@hotmail.com

Destacados

Nuestro Hacer

Diana Alvarez

DaL Comunicacion

Migrante de Los tiempos

Municipalidad de San Isidro

Municipalidad de Vicente Lopez

Etc. Magazine Diana Alvarez (Todos los derechos reservados)
Términos y condiciones - Publicidad
Sitio producido por DAL COMUNICACION Rediseno exclusivo de Cubbo