Red Seguros

Barroco: ¿una perla irregular?

Fecha de Publicación: 15 - 12 - 2005.

Para algunos filósofos escol?sticos esta denominación viene del
portugu?s “barroco”, que designa un tipo de perla irregular. Debemos
precisar que el t?rmino, nacido para indicar las artes figurativas del
siglo XVII en general, se generaliz? entre los historiadores del siglo
XVIII tard?o y continuó con la cr?tica academizante del siglo XIX con
un significado despectivo. Pero una visión más serena del fen?meno
barroco, que se afianz? en el siglo XX, ha asignado al t?rmino su valor
de origen a una orientación art?stica precisa – arquitectura, másica,
literatura- que se desarroll? en el siglo XVII.
Esto no quiere decir que todos los artistas del siglo XVII ten?an esa
orientación (Caravaggio, pintor importante de ese siglo, no lo podemos
considerar barroco)

El barroco como cultura figurativa se implant? en Roma, durante los
primeros años del siglo XVII desarroll?ndose luego, durante todo el
siglo, en las principales ciudades europeas y latinoamericanas (muy
difundida en América por los jesuitas).

A Gian Lorenzo Bernini le encargaron este ?xtasis de Santa Teresa
(1645-1652) para la capilla Cornaro de Santa María della Vittoria en
Roma. En sus figuras de mírmol se aprecia todo el espíritu de la
escultura barroca, con su profundo dramatismo y su sentido del
movimiento.

Los
caracteres de este arte son especialmente evidentes en arquitectura:
juegos de los relieves y los entrantes, efectos claroscuro muy
marcados, ilusionismos que sugieren un concepto indefinido del espacio.
Caracteres en clara oposición al sereno equilibrio propio del
Renacimiento. Es notable, sobre todo, la necesidad de dilatarse
ilusoriamente estas arquitecturas, particularmente los techos,
exaltando sus efectos escenogr?ficos con escorzos vertiginosos
proyectados hacia el infinito: de tal necesidad nace gran parte de la
pintura barroca como decoración mural, por el camino abierto por
Annibale Carracci y Rubens. Cabe resaltar la expresión art?stica, en
todas sus disciplinas, es el reflejo de lo que acontec?a en la sociedad
contemporánea. Observen en la arquitectura de las catedrales del norte
argentino, la catedral de Lima o la de la ciudad de M?xico la cantidad
de elementos art?sticos que componen su decoración. Escuchen másica
barroca (por ejemplo J. Sebastian Bach) en donde aporta más
instrumentos que épocas anteriores y tiene más juegos musicales. Lean a
Sor Juana In?s de la Cruz van a ver que extensas y cargada de elementos
eran sus poes?as. Debido a su belleza tan particular cargada de
detalles rebuscados, yo podría describir a esta corriente art?stica
occidental como una perla irregular como los portugueses grandes
exponentes de esta corriente art?stica.

El
templo de la Compañía de Jes?s, levantado en la plaza de Armas de la
ciudad peruana de Cuzco, presenta una fachada de estilo barroco. Las
trazas de esta iglesia se proyectaron de forma que superaran en altura
a las de la vecina catedral. Este hecho gener? un profundo malestar en
el obispo de la ciudad y los jesuitas se vieron obligados a modificar
los remates del templo.

El
juicio de Paris (c.1639) de Petrus Paulus Rubens representa el mito
griego en el que Paris debe decidir cual de las tres deidades es más
hermosa. El sentido del movimiento y el dramatismo lumúnico
caracterizan la pintura del artista flamenco.

Diego
Vel?zquez pint? el Aguador de Sevilla hacia 1619, al principio de su
carrera. En esta primera etapa sevillana Vel?zquez se interes? por los
temas populares. La influencia de Caravaggio se aprecia en el empleo
del claroscuro, la dramítica combinación de la luz y la penumbra.

Sensible
a la lección de Caravaggio, Simon Vouet desarroll? un manierismo
monumental que tuvo gran influencia en los artistas de la generación
siguiente (Le Brun, Le Sueur, Mignard). En la imagen se puede
contemplar su obra Le triomphe de lamour, de la beaut? et de
lesp?rance sur le temps (c. 1646, ?leo sobre lienzo, 184º134 cm, Museo
de Berry, Bourges).

La
ronda de noche (1642) es uno de los cuadros más conocidos de Rembrandt.
En él, la luz desciende de forma dramítica sobre los miembros más
importantes del grupo, mientras el resto permanece en la penumbra. Este
retrato corporativo, cuyo título original era La compa??a del capit?n
Frans Banning Cocq y el teniente Willem van Ruytenburch no fue del
agrado de sus clientes, que no supieron apreciar la fuerza expresiva de
la composición.

Carlos Daniel Ríos

Destacados

Nuestro Hacer

Diana Alvarez

DaL Comunicacion

Migrante de Los tiempos

Municipalidad de San Isidro

Municipalidad de Vicente Lopez

Etc. Magazine Diana Alvarez (Todos los derechos reservados)
Términos y condiciones - Publicidad
Sitio producido por DAL COMUNICACION Rediseno exclusivo de Cubbo