Tango Todo

Billie Holiday

Fecha de Publicación: 07 - 02 - 2006.

Quien es quien en el jazz:

Billie
Holiday
fue
la
mejor
cantante
de
jazz
de
su
generación,
y en
la
opinión
de
sus
admiradores
y de
muchos
críticos,
la
mejor
de
todos
los
tiempos.

Eleonora
Holiday
nació
en
el
“ghetto”
negro
de
Baltimore.
Su
partida
de
nacimiento
nunca
fué
encontrada,
por
lo
que
se
acepta
como
cierto
que
nació
en
la
fecha
que
ella
solía
decir:
el 7
de
abril
de
1915.

Su
madre,
Sadie
Fagan,
la
llamaba
Nora.
Fué
su
padre,
el
guitarrista
Clarence
Holiday
quien
comenzó
a
llamarla
“Billie”
porque
según
él,
se
comportaba
como
un
muchacho.
Sus
padres
eran
apenas
adolescentes
cuando
ella
nació:
Clarence
tenía
15
años
y
Sadie
13.

Billie
sufrió
todo
lo
imaginable
y lo
inimaginable
que
se
podría
esperar
en
la
vida
de
una
niña
americana
negra
y
pobre
de
su
tiempo.
Vivió
con
su
madre,
separada
del
padre,
fué
violada
a
los
diez
años
por
un
vecino
y
fué
castigada
por
eso,
siendo
internada
en
una
institución
con
“métodos
correccionales”
pre
medievales.
A
los
doce
trabajaba
lavando
pisos
y
prestando
servicios
a la
dueña
de
un
prostíbulo,
donde
oye
por
primera
vez
discos
grabados
por
Louis
Armstrong
y
por
Bessie
Smith.
A
los
catorce
años,
ya
en
Nueva
York,
indignada
con
la
posición
de
mucama
de
su
madre
y
con
el
racismo,
cae
en
la
prostitución
e se
ve
obligada
a
pagar
con
cuatro
meses
de
prisión
el
delito
de
haberse
negado
a
satisfacer
los
bajos
instintos
de
un
jefe
de
la
mafia
negra
de
Harlem.

En
1930,
amenazada
de
desalojo
por
deberle
45
dólares
al
dueño
del
inquilinato,
Billie
sale
a la
calle
“dispuesta
a
robar
o
matar
si
es
preciso”.
Allí
comienza
la
leyenda
de
Billie.

Recorriendo
los
bares
de
Harlem
en
busca
de
algún
dinero,
entra
en “Pods
and
Jerrys
pub”
ofreciéndose
como
bailarina.
Un
desastre.
El
pianista,
apenado,
le
pregunta
si
sabe
cantar
y
entonces
Billie
le
pide
que
toque
“Tavlin
all
alone”
(Viajando
completamente
sola).
En
pocos
instantes
todos
estaban
con
los
ojos
clavados
en
ella,
que
salió
del
bar
con
cincuenta
y
siete
dólares
y un
empleo
con
salario
fijo.

Tres
años
después,
habiendo
cantado
en
varios
lugares,
es
representada
por
el
productor
John
Hammond
y el
27
de
noviembre
de
1933
entra
por
primera
vez
en
un
estudio
de
grabación
de
la
mano
de
Benny
Goodman.

En
1935
ya
aparece
cantando
con
la
orquesta
de
Duke
Ellington
en
la
película
“Sinfonía
negra”
e
inicia
una
fructífera
sociedad
con
el
pianista
Teddy
Wilson,
grabando
con
él
más
de
ochenta
temas
en
seis
años.
Mientras
tanto,
sus
experiencias
con
las
grandes
bandas
de
jazz
entre
1936
y
1938
resultaron
amargas.
Con
Count
Basie
pasa
por
vejámenes
como
el
de
tener
que
pintar
su
rostro
con
pomada
negra
para
zapatos,
porque
a un
empresario
se
le
ocurrió
que
su
piel
era
demasiado
clara.
En
la
orquesta
de
Artie
Shaw
es
muy
bien
tratada
por
los
músicos
blancos,
pero
sufre
el
racismo
en
las
giras
por
el
sur.
Cansada
de
tantas
humillaciones,
vulve
a
Nueva
York,
y
otra
vez
representada
por
Hammond,
consigue
un
buen
contrato
en
el
“Café
Society”,
de
Barney
Josephson.
Y es
allí
que
su
fama
comienza
a
afirmarse.

El
25
de
enero
de
1937,
Billie
y el
saxofonista
Lester
Young
entran
juntos
por
primera
vez
a un
estudio
de
grabación.
Alguien
escribiría
que
aquel
día
surgió
una
nueva
forma
de
poesía
amorosa
entre
la
voz
humana
y un
instrumento
musical.
En
cuatro
años
grabaron
cerca
de
cincuenta
temas,
verdaderas
joyas
repletas
de
swing,
buen
gusto,
creatividad
y
complicidad
que
se
extendía
al
trompetista
Buck
Clayton.
Fué
Lester
Young
quien
la
bautizó
Lady
Day.

Su
autobiografía
escrita
en1956
en
colaboración
con
el
periodista
William
Dufty,
fué
llamada
“Lady
sing
the
blues”
(La
dama
canta
blues).
Pero
el
título
se
refiere
más
a su
infancia
infeliz
y a
su
odisea
con
las
drogas
que
a su
carrera
en
la
música.
Su
trayectoria
musical
se
entremezcla
con
entradas
a
hospitales
y
prisiones
a
medi
da
que
su
dependencia
con
las
drogas
le
traía
cada
vez
más
problemas.

Billie
Holiday
solo
alcanzó
la
fama
que
merecía,
después
de
su
muerte
ocurrida
el
17
de
julio
de
1959
a
causa
de
una
sobredosis
de
heroína.

Para
conocer
su
vida
no
es
necesario
leer
ninguna
biografía;
alcanza
con
oír
su
voz
interpretando
los
temas
que
dejó
grabados.

Beatriz Moure

Destacados

Nuestro Hacer

Diana Alvarez

DaL Comunicacion

Migrante de Los tiempos

Municipalidad de San Isidro

Municipalidad de Vicente Lopez

Etc. Magazine Diana Alvarez (Todos los derechos reservados)
Términos y condiciones - Publicidad
Sitio producido por DAL COMUNICACION Rediseno exclusivo de Cubbo