DAL Comunicación

Bio Diesel

Fecha de Publicación: 31 - 05 - 2006.

Compromiso empresario que apuesta al futuro

Ricardo Carlstein, residente en San Isidro y dueño de Biofuels S.A., se refiere a los beneficios del biodiesel.

¿Cómo comenzaste tu empresa?

Ví primero el tema de las energías renovables. Por ese entonces desarrollé una serie de diferentes artefactos que hacían uso de la energía solar para calentar fluidos o aire, u otros que usaban energía eólica para generar electricidad.

Me puse a trabajar en el tema del biodiesel como un combustible que yo entendía como el combustible renovable del futuro, porque el motor diesel es mucho más eficiente que el motor a gasolina, y mucho mas todavía que el motor a alcohol.

¿Por qué te dedicaste a las energías renovables?

Porque en ese momento estaba llevando a acabo un programa de agroforestación en una propiedad que tengo en Uruguay, y pensé que era un complemento interesante.

Lo hice más que todo porque a mi me interesan las cosas a futuro; No me interesan las cosas a presente y mucho menos a pasado. Hay mucha gente que dice que se aprende de los errores del pasado. Yo creo que se aprende mucho más de los errores del futuro. Los errores del pasado lo único que muestran es un pasado ya conocido, mientras que los del futuro hay descubrirlos para encontrar los nuevos caminos, aún por recorrer.

Uno de esos errores del pasado es la contaminación. ¿Crees que un avance hacia la solución puede ser el biodiesel?

El biodiesel tiene emisiones menos nocivas que el diesel fósil, pero no creo que la solución a los problemas del planeta pase por reducir la contaminación, porque de todas maneras, aunque redujéramos la contaminación, seguiríamos teniendo un problema serio: La falta de oxígeno.

Se habla mucho del efecto invernadero, de que generamos enormes cantidades de dióxido de carbono que se almacena, por decirlo así, en la parte superior de la atmósfera, una especie de carcaza que no permite que los rayos solares escapen, elevando así las temperaturas promedio de la tierra. Por eso se habla de desastres como el derretimiento de los casquetes polares, el crecimiento del nivel de las aguas, las ciudades que se van a inundar, y todo lo demás. Considero que de lo que estamos hablando ahí son de las consecuencias, no de los verdaderos problemas.

Lo cierto es que nosotros, cada vez que almacenamos una tonelada de dióxido de carbono en la atmósfera, estamos almacenando 740 Kg. de oxígeno. El verdadero problema que tenemos no es la acumulación de dióxido de carbono en la atmósfera sino la acumulación de oxígeno. ¿Y por qué es un problema? bueno, porque básicamente todos los seres vivos necesitan oxígeno de una forma u otra.

La única fuente de oxígeno que hay en el planeta son los árboles. Mucha gente piensa que las praderas o los cultivos agrícolas aportan oxígeno, pero no es tan así. Porque a pesar de que sí generan oxígeno, también generan residuos, que son transformados en materia orgánica mediante el trabajo de ciertas bacterias que viven en los suelos y necesitan oxígeno. Así que el oxígeno que puede llegar a generar una cosecha, un cultivo de soja por ejemplo, es casi el mismo que van a consumir las bacterias después para transformar el residuo de esa soja en “Humus”. Los únicos que aportan realmente oxígeno son los árboles, todo lo que sea materia leñosa, porque acumula el carbono mediante la “lignina” y células de ese tipo, y suelta a la atmósfera el excedente de oxígeno cuando hace la fotosíntesis. Si nosotros no tenemos aire, vamos a haber quemado todo el oxígeno que hay porque al final de cuentas, tanto en un motor como en un fuego, se produce una combustión, en la que se quema oxígeno y se genera dióxido de carbono. El tema es que estamos perdiendo árboles. Desde el 1800 al 2000 el planeta perdió el 70% de su cobertura forestal y del año 2000 a la fecha perdió el 3,5% del restante.

¿Que se puede hacer para remediar esto?

Antes me preguntaste si el biodiesel era la solución, y yo no te respondí. Lo hago ahora: No es su uso, sino la reestructuración que significaría el uso del biodiesel, lo que podría remediar la situación.

Para satisfacer un mercado mundial de biodiesel, se necesitarían producir semillas que generen aceites para fabricar el combustible. Algunas de las mejores plantas productoras de aceite para biodiesel son arbóreas. Si se propusiera un programa de forestación para soportar la producción de biodiesel, no solo se reducirían las emisiones nocivas al ambiente, sino que esos árboles estarían generando una mayor cantidad de oxígeno para contrarrestar el aumento de demanda.

¿Crees que esto va a suceder?

Yo tengo esperanza. Creo que tomará alrededor de 5 años antes de que se hable en serio del biodiesel en el ámbito académico, y otro tanto para que se hable en serio de implementarlo a escalas importantes.

La esperanza, ciertamente, es el combustible de la acción del ser humano. Pero para actuar bien hay que estudiar los errores pasados. La contaminación y la deforestación, que son los errores del pasado, lo son también del presente.

Esteban Wolfenson

Destacados

Nuestro Hacer

Diana Alvarez

DaL Comunicacion

Migrante de Los tiempos

Municipalidad de San Isidro

Municipalidad de Vicente Lopez

Etc. Magazine Diana Alvarez (Todos los derechos reservados)
Términos y condiciones - Publicidad
Sitio producido por DAL COMUNICACION Rediseno exclusivo de Cubbo