Red Seguros

Celebrar la memoria

Fecha de Publicación: 16 - 12 - 2005.



Queridos amigos, en estos tiempos en dónde todo es muy veloz, en dónde la información nos avasalla, dónde pareciera que la gran característica es lo cambiante y novedoso, quiero invitarlos a mirar hacia atrás. Con esto no pretendo generar en ustedes un sentimiento de nostalgia, pero si de valoración y recuperación de lo que cada uno es, de lo que somos como Iglesia y sociedad.
Proximamente celebraremos un nuevo aniversario del Santo patrono de nuestra diócesis: San Isidro Labrador. Frente a éste acontecimiento, cada uno de nosotros puede tener una mirada diferente, para algunos será un simple acto cívico que recuerda el nombre del partido, para otros será una fiesta tradicional, en dónde en forma pintoresca se recorren las calles con desfiles y procesiones, pero, para nosotros cristianos es mucho más que esto. Cuando celebramos como comunidad nuestra historia, queremos hacer memoria de todos aquellos acontecimientos que nos han forjado y nos permiten ser lo que somos, hacemos memoria de tantas personas que con su esfuerzo y dedicación han hecho posible el crecimiento de la fe, el desarrollo de la comunidad, la consolidación de los valores. Y esto, que hacemos a nivel diocesano, también es bueno que aprendamos a hacerlo a nivel personal y social. Debemos aprender a celebrar la memoria de nuestra propia historia, dando gracias a Dios por su paso en nuestra vida, por las personas que nos han ayudado a crecer y han forjado en nosotros valores que nos ayudan a vivir en libertad, justicia, y verdad. Es bueno poder recuperar las experiencias positivas que hemos tenido, la fortaleza y la esperanza se nutren cuando somos capaces de mirar el pasado con espíritu celebrativo. Cuando miramos hacia atrás, y más allí de lo que hayamos vivido, somos capaces de agradecer lo recorrido, descubrimos que tenemos en nuestros corazones una fuerza que nadie nos podrá quitar, descubrimos que la memoria celebrada es estímulo para el futuro esperado.
Queridos amigos, quiero invitarlos a ponernos en manos de Dios, y apoyados en su infinito amor, miremos a nuestro alrededor, miremos nuestro corazón, miremos nuestras familias, para descubrir que no estamos solos en nuestro caminar y así celebremos nuestra memoria, agradezcamos nuestro presente y confiemos en nuestro futuro. Que el Señor los bendiga.

 

 Jorge Casaretto
Obispo de San Isidro
Mayo 2005

Destacados

Nuestro Hacer

Diana Alvarez

DaL Comunicacion

Migrante de Los tiempos

Municipalidad de San Isidro

Municipalidad de Vicente Lopez

Etc. Magazine Diana Alvarez (Todos los derechos reservados)
Términos y condiciones - Publicidad
Sitio producido por DAL COMUNICACION Rediseno exclusivo de Cubbo