Red Seguros

Creatividad e imaginación

Fecha de Publicación: 02 - 04 - 2007.

La fantasía y la imaginación son esenciales para el niño. Son recursos internos que él posee, riquezas que se encuentran en su interior y que los adultos deberán permitir que éstos las descubran para ser utilizadas para la adaptación a la vida. Todas las personas que logran distintas metas antes, en algún momento de sus vidas, tuvieron una fantasía acerca de ser o hacer tal cosa. Sin embargo, muchos niños fantasiosos son objeto de burla. Es conveniente  diferenciar entre dos clases de fantasías:

* Las que sirven para cambiar y adaptarse a la realidad.
* Las que alejan al niño de la realidad y lo dejan  estático.

En el primer caso, la fantasía es un puente imaginario entre el mundo interno y la realidad externa. Bienvenida sea la fantasía cuando ésta sirve para adaptarnos a nuestro mundo circundante. Todas las personas antes de llevar a cabo un proyecto primero lo imaginan y luego lo llevan a la práctica. El niño sin imaginación es un niño que carece de un recurso interno trascendental. En el segundo caso, la fantasía lo aleja de la realidad, se escapa a su propio mundo y no se adapta a la realidad circundante. Esto tiene sus peligros. La pregunta es: ¿para qué sirve la fantasía? Ésta lo ayuda a cambiar y adaptarse, o lo aleja del mundo. Con relación al mundo de lo imaginario, sabemos del famoso amigo invisible que tienen los niños pequeños. El punto clave a tener en cuenta es: ¿qué le dice ese amigo invisible cuando  aparece? Si cuando está nervioso le dice: “Cálmate, porque yo estoy a tu lado”, lo recibiremos con una alfombra roja. Si  aparece y  dice: “Tonto, te vas a equivocar”,  “No sabes nada”, no sólo no ayuda sino que es un factor negativo para el desarrollo del niño. Este amigo invisible es un predecesor de la voz interior que tiene el adulto y con la cual dialoga para resolver asuntos. Lo que importa es el contenido del mensaje emitido por el amigo invisible, ya que es el portavoz del niño. Conociendo sus contenidos podrán saber que tiene en su mundo interno. Si sus  contenidos son agresivos, quiere decir que la agresividad es un tema que lo preocupa. La actitud de los adultos tendrá que ser la de aceptación y respecto por el amigo invisible. Muchas veces los niños son objeto de burlas y descalificaciones cuando hablan de sus compañeros invisibles.

La creatividad 
Los seres humanos son en mayor o menor medida creativos. Existen ambientes dados por la familia y los centros educativos que facilitan la creatividad, y otros que inhiben el desarrollo de esta facultad. Es un recurso interno valioso para la adaptación a la vida. No basta con acumular conocimientos teóricos y títulos, si luego no se los lleva a la práctica con creatividad. En una sociedad competitiva no corresponde hacer lo que otros ya están haciendo.
La creatividad se estimula en los primeros años de vida. Cuando un niño crea algo y recibe un elogio, está descubriendo que es capaz de buscar en su interior y encontrar una respuesta. Por esta razón no corran deprisa al exterior, a los supermercados o a los shoppings. Primero hay que buscar en el interior de cada niño. El mensaje de que no todo se compra, en ciertas situaciones  es necesario crearlo. La frustración o la falta es el origen de todas las inventivas. He observado niños, en una zona carenciada económicamente, formar con los colores básicos distintos tonos. Ante la falta de recursos económicos su imaginación les sirvió para crear. La conducta de estos niños es un ejemplo de cómo la escasez material puede transformarse en abundancia de imaginación. Cuando un niño crea está estimulando su autoestima, pues encuentra en él mismo la respuesta. Se siente valioso.
En el ejemplo anterior, los niños eligieron hacer algo con su realidad y el ingenio fue el motor. Se pueden ver las dificultades como una oportunidad para fomentar la creatividad ya que esta se ejercita. La creatividad se ejercita. La vida de esta sociedad de consumo la ha adormecido y nos hemos acostumbrado a comprar todo hecho. El niño, que crece en un ambiente donde se fomenta y valora esta facultad, crecerá feliz y podrá hacer frente a distintos problemas pues encontrará la respuesta en su propio mundo interno y no en un supermercado, en un remedio o en una sustancia tóxica. La creatividad y la imaginación son considerados factores de protección que es todo aquello que disminuye el impacto nocivo de hechos que pueden ser negativos. Los niños de  zonas carenciadas económicamente utilizaron su imaginación para crear otros  colores. Es un factor de protección que los resguardó de sentirse tristes y frustrados por no tener medios materiales para comprarlos. 

Fanny Berger
Master en Psicología Educacional y
en Clínica de Niños y Adolescentes
Universidad de Tel Aviv

 

 

Destacados

Nuestro Hacer

Diana Alvarez

DaL Comunicacion

Migrante de Los tiempos

Municipalidad de San Isidro

Municipalidad de Vicente Lopez

Etc. Magazine Diana Alvarez (Todos los derechos reservados)
Términos y condiciones - Publicidad
Sitio producido por DAL COMUNICACION Rediseno exclusivo de Cubbo