Tango Todo

Curación natural

Fecha de Publicación: 01 - 02 - 2006.

Mucho se divulga, mucho se polemiza, acerca de volver a nuestros orígenes, a vivir de una manera más natural, a curarse de una manera natural, a comer de una manera más natural, etc…yo me pregunto: ¿la gente sabrá lo qué esto significa esto?
¿Por qué vivir de acuerdo a las leyes de la naturaleza? Porque la perfección del sistema dota a sus criaturas de suficientes herramientas para autosustentarse y autoprotegerse. ¿Para qué más? Más…. es un exceso y la naturaleza, indefectiblemente, pasará su factura. Siempre que se viola algún sistema se pagan las consecuencias. Y nosotros estamos pagando las consecuencias de todas las violaciones realizadas en nuestro proceso de civilización. Mientras los homo eran salvajes y bárbaros las cosas no le iban tan mal en términos de salud. Pero al civilizarse, se fue alejando paulatinamente de su hábitat natural y comenzó su triste y autodestructivo cautiverio. Cualquier criatura retirada de su entorno natural se debilita. A los humanos no podía sucederle nada diferente y se debilitó y continuará debilitándose cada vez más.
Más…, no significa mejor. Solo significa más. Muchas veces mejor es igual a menos. Pero la especie humana siempre privilegió la eficacia sobre la eficiencia y ahora estamos sufriendo las consecuencias.
En términos de salud específicamente, la naturaleza también nos dotó, como al resto de los seres vivos, de los mecanismos necesarios para mantenernos saludables, pero paradójicamente, los homo sapiens, en su afán de dominar y explotar, de privilegiar el tener en detrimento del ser, transgrede permanentemente la ley y nos conduce ineludiblemente a ser la especie con peor condición de vida. Tal vez consigamos alargar nuestra expectativa de vida, pero cuál es el costo y cuál su calidad?
La cultura nos condujo, absurdamente, a creer que la salud es responsabilidad de los médicos, cuando en realidad, el único responsable por su salud es cada uno de lo sujetos. Si así lo asumiera cuidaría de no violentar las leyes naturales desde el momento mismo de nacer y, desde luego, se enfermaría mucho menos y viviría mucho más feliz.
Por lo tanto, deberíamos darnos espacio a la reflexión, para poder dar un paso hacia atrás, y crear las condiciones necesarias que nos conduzcan a reconectarnos con nuestra real condición de hijos de la tierra y someternos a ella. Abandonando nuestra histórica pretensión de someterla y dominarla.
Paradójicamente, la medicina moderna jura ante Hipócrates cumplir con su misión. Cuando, en realidad, a diario se aleja estrepitosamente de sus enseñanzas. Decía Hipócrates: “Que mis alimentos sean mis remedios y que mis remedios sean mi alimento”, nada más alejado de los procedimientos terapéuticos contemporáneos.
Ya en la antigüedad, en China, India y Arabia, se desarrollaron una variedad de terapias vibratorias, basadas en la física, que son muy efectivas y que curan sin agredir al sujeto. Pero, estas prácticas fueron abandonándose en occidente y dieron lugar a otra medicina basada en la química. Ésta comenzó a desarrollarse vigorosamente a partir de la Revolución Industrial y hoy vemos sus resultados y consecuencias.
Mucha tecnología, mucha agresión y mucho sufrimiento. Cuál fue la economía de este cambio: para el sujeto, solo más años de vida y no mejores años de vida. Para los médicos, los laboratorios y la farmacias mucho, muchísimo dinero. Así los humanos hacemos nuestras elecciones.
No quiero reflejar un enfrentamiento entre Medicina Tradicional y Medicina Moderna, simplemente teorizar un poco acerca de la historia de la medicina.
Saque sus propias conclusiones…

Barry Monk
Naturólogo

Destacados

Nuestro Hacer

Diana Alvarez

DaL Comunicacion

Migrante de Los tiempos

Municipalidad de San Isidro

Municipalidad de Vicente Lopez

Etc. Magazine Diana Alvarez (Todos los derechos reservados)
Términos y condiciones - Publicidad
Sitio producido por DAL COMUNICACION Rediseno exclusivo de Cubbo