Red Seguros

Displasia de cadera

Fecha de Publicación: 11 - 01 - 2006.

La
displasia de cadera es una enfermedad ?sea hereditaria del desarrollo
de los caninos y ha sido una de las primeras en ser reconocida.

Hoy les voy a contar acerca de una enfermedad osea y articular muy
comín en muchas razas caninas, sobre todo en Ovejeros Alemanes,
rottweilers, Pastor Ingles, labradores, aunque también se sabe en la
actualidad que puede ocurrir en razas gigantes, grandes, medianas y
pequeñas.
Si bien esta enfermedad es hereditaria, no es cong?nita, vale decir los
cachorros nacen con sus caderas normales y por lo tanto no se puede
detectar por ning?n medio al nacimiento, pero luego al producirse un
desequilibrio en el desarrollo ?seo y muscular, la cabeza del f?mur que
encastra en el acet?bulo de la cadera, tiende a salirse hacia dorsal y
lateral, llevando a una subluxación de la articulación en cuesti?n.

Se cree que el desarrollo anormal de la cadera es causado por una
demora en el desarrollo de la masa muscular junto con un crecimiento
rápido del esqueleto, lo que lleva a una luxación de la cabeza del
f?mur a una edad temprana cuando los componentes de la articulación son
todavía blanditos y maleables y lamentablemente estos cambios en la
anatomóa llevan a una artrosis sumamente dolorosa.

A través de estudios realizados en colonias de perros se descubri? que
una tasa de crecimiento lenta parece proveer la oportunidad para el
desarrollo más normal de la cadera, mientras que el crecimiento más
rápido, como resultado de una dieta más rica en energía y r?pida
ganancia de peso da lugar a una mayor frecuencia de aparición de
displasia. La displasia de cadera se ha identificado en la mayor?a de
las razas caninas, se presenta con mayor frecuencia en razas grandes de
crecimiento rápido y también en perros de menos de 12 kilos de miembros
cortos, pero en este caso rara vez presentan s?ntomas clúnicos, y otro
dato interesante es que no sélo se produce en razas puras sino que
aparece también en sus cruzas.

En general los s?ntomas clinicos de esta patolog?a son: dificultad en
la marcha con o sin dolor, debilidad en los miembros posteriores,
caminan con lentitud, tienen menor desarrollo muscular de los másculos
de la grupa, dolor en la zona al acariciarlo. Muchas veces en perros
j?venes se hace una detección temprana de la enfermedad porque sus
propietarios los notan renguear cuando saltan o suben las escaleras,
cuando el paciente es de edad avanzada ya los signos de artrosis están
instaurados y la marcha es muy envarada.
El diagn?stico se realiza por radiograf?a en posiciones especiales bajo sedación pues siempre hay dolor.
El manejo de estos pacientes difiere de acuerdo a la edad del mismo
pero en general se trata de palear el dolor, se dan regeneradores de
cart?lago para retrasar la aparición de la artrosis, se lo confina a
lugares reducidos para que no haga mucho ejercicio, se le prohibe subir
y bajar escaleras, se le restringe la dieta para que están livianos de
peso y se los lleva a cirug?a para mejorar la biomecánica de la
articulación a través de diferentes técnicas quir?rgicas que mejoran
mucho la calidad de vida de estos pacientes. En estos casos al tratarse
de una enfermedad hereditaria es aconsejable que estos ejemplares no se
reproduzcan.

Bibliograf?a consultada:

Dra. Moira Alejandra López
Veterinaria
MP 7016

Destacados

Nuestro Hacer

Diana Alvarez

DaL Comunicacion

Migrante de Los tiempos

Municipalidad de San Isidro

Municipalidad de Vicente Lopez

Etc. Magazine Diana Alvarez (Todos los derechos reservados)
Términos y condiciones - Publicidad
Sitio producido por DAL COMUNICACION Rediseno exclusivo de Cubbo