Tango Todo

El Erotismo en el Arte

Fecha de Publicación: 14 - 12 - 2006.

El idioma en si es exacto e inexacto.

Es inexacto por las deformaciones del uso corriente del mismo y es exacto por las reglas y la etimología de las palabras que les dan el significado a ellas y por consecuencia a la estructura de la oración.

Sin el conocimiento del origen, nuestra identidad se pierde por los caminos de la orbis (y no hablo del calefón) tan mal o bien globalizada. Según como se vea, claro. Un  ejemplo muy común en estos días es la palabra evento.

Evento significa algo no programado ¡pensar que hay personas que se dedican a dar clases de organización de eventos! (risas) ¿programaran formas de tener accidentes? (más risas) Fíjense lo que sucedería si algunos dijéramos: "sí", por "no" y otros, "no" por "sí", según la moda se fuera modificando en el mundo. Imagínense lo que afectaría este evento a las computadoras que trabajan con el invento del sistema binario, creado por el gran Liebnitz en el siglo XVII. Piensen como afectaría a nuestra naturaleza, donde una cosa es lo que es por sus relaciones, intrínsecamente necesarias. Si todo en la naturaleza tiene sentido para que todo subsista ¿Qué sentido tiene que todo no lo tenga?

Esto mismo sucede con la palabra? EROTICO; la cual significa: perteneciente o relativo al amor y justamente viene de Eros, que era el dios del amor. Divinidad creadora y uno de los elementos primordiales del mundo. Erotismo es pasión de amor sensual por lo tanto para que exista lo erótico tiene que haber amor o sea que no tiene nada que ver con lo que comúnmente hoy se llama: erótico.

Muchos dirán que cuando nos atraen las piernas de una mujer, sus labios o sus ojos (no quiero continuar con la enumeración) estamos cayendo en el fetichismo, lo cual puede ser. Pero sensualidad según el diccionario: Aplicase a los gustos y deleites de los sentidos, a las cosas que nos incitan o satisfacen. Esta definición se aplicaría a los aspectos que nos llevan a la selección natural en la búsqueda de una pareja; que según los estudios, actuarían como disparadores de nuestras hormonas, que nos conducen a estos encuentros; las cuales nos llevan de la mano a Eros.  

En muchos casos llegaría a la perversión y a lo patológico; como podemos ver en las obras de arte de muchos artistas, realizadas en todos los tiempos y culturas. Por ejemplo el famoso dibujo del japonés Hokusai de 1820 llamado "El sueño de la mujer del pescador". En muchas culturas tiene que ver con lo ritual o religioso por lo tanto tiene otra connotación. Pero creo que nunca tan carente de contenido como en nuestro arte contemporáneo donde Eros se confunde con pornografía, solo mostrando los artistas sus insatisfacciones, represiones y neurosis. El arte es ficción no realidad y de esta forma se hace que el hombre contemple sus más bajas miserias (sic).

"Sentimiento sin imagen es ciego; imagen sin sentimiento es vacío" dijo Benedetto Croce. Pareciera que nuestra civilización esta agotada de tanto no pensar y solo mover el pulgar frente al televisor.

Los primeros en sublimar el inconciente colectivo fueron los griegos en sus tragedias; donde Edipo sin saber quien era, mata a su padre y se casa con su madre Jocasta; Electra induce a su hermano para que mate a la madre, doña Clitemnestra que como si esto fuera poco había sido infiel a su marido, el rey Agamenon, a quien luego asesinó; Fedra que estaba casada con Teseo se enganchó con Hipólito que era hijo de este, el joven Hipólito rechaza a su excitada madrastra y ésta da vuelta la historia y Teseo castiga a su hijo; Edipo, luego de quitarse la vista al enterarse que se había casado con la madre, es acompañado por su hija Antígona quien pasó a ser un símbolo de amor filial; Danae (Ver el cuadro de Klimt) prisionera de su padre en una torre, es penetrada por Zeus convertido en una columna de oro; Diana que era hija de Júpiter, es autorizada por éste a no casarse y se la pasó cazando por los bosques y a ser el símbolo de la mujer que quiere ser hombre ¡Que modernos estos griegos! Sin ir tan lejos y con un contenido mitológico Gustav Couber en 1866, pintó su cuadro "El origen del mundo" presentando el escorzo de la entrepierna de una mujer con sus atributos femeninos mas íntimos a la vista. Supongo que en su momento el público lo habrá tomado como algo perverso pero en realidad fue mucho mas profundo (sic), el origen del universo se produce  en el caos y precisamente "caos" significa hendidura y de ahí lo primero que sale es la noche y luego el tiempo ¿Simbólico, no? ¿Habrá pensado eso? De esta manera vamos llegando a la libido.

El famoso siciliano Empedocles, que creía en la evolución anticipándose a Darwin; allá por el siglo V antes de Cristo, creó una teoría psicológica basada en el amor, el odio, la conducta y las relaciones del hombre, que luego terminó siendo la teoría de la libido de Freud; donde todo pasaba por el sexo. Luego Gustav Jung dijo que la libido estaba en todos nuestro actos; lo que ocasionó el enojo y el distanciamiento de su maestro Sigmund Freud. Las necesidades fisiológicas en determinadas horas y tiempos de nuestras vidas son urgencias.

Con el arte no podemos comer las naranjas pintadas, ni tomar vino de un cuadro, ni tener sexo con una escultura o sea que nunca será una emergencia. No creo que apreciar las formas de una mujer desnuda en un cuadro nos excite convirtiéndonos en libidinosos o que nos suceda lo que a Pigmalion que se enamoró de una estatua ¡Trastornado el hombre!  Los frescos de los prostíbulos de Pompeya, que hoy como imagen de la historia cotidiana del hombre me parecen maravillosos; solo tenían la misión de excitar al cliente, puesto que en esa época no tenían TV en los cuartos del lupanar. Como anécdota al margen y ejemplo de la pacatería, la primera vez que fui a esa mágica ciudad, desaparecida hace casi 2000 años bajo las cenizas del Vesubio, no dejaban entrar a las mujeres a ver estos famosos frescos por ser obscenos y ofender a la sensibilidad femenina.

Y sobre el arte de la escritura podemos mencionar, por ser breves, un ejemplo de poesía erótica en García Lorca:

Cancioncilla

No quise
No quise decirte nada
Vi en tus ojos
Dos arbolitos locos
De brisa, de risa y de oro.
¡Se meneaban!
No quise
No quise decirte nada.

(Para ser recitada junto al oído de una jovencita).  

Ó esta otra canción popular española de la zona de Santander:

En que nos parecemos
Tú y yo a la nieve
Tú, en lo blanca y galana
Yo, en deshacerme
A los árboles altos
Los mueve el viento
Y a los enamorados
El pensamiento.

Inocentes ¿no?… Pero apasionados y eróticos.

Arq. Omar Berengeno
23 de noviembre de 2006

Destacados

Nuestro Hacer

Diana Alvarez

DaL Comunicacion

Migrante de Los tiempos

Municipalidad de San Isidro

Municipalidad de Vicente Lopez

Etc. Magazine Diana Alvarez (Todos los derechos reservados)
Términos y condiciones - Publicidad
Sitio producido por DAL COMUNICACION Rediseno exclusivo de Cubbo