DAL Comunicación

El jardín y los sentidos Segunda Parte

Fecha de Publicación: 11 - 01 - 2006.



Como cont?bamos en el art?culo anterior respecto de los sentidos, hay
muchas otras cosas que descubrir con otros dos sentidos como son el
tacto y el olfato.

El Olfato

Este es otro de los sentidos que, cerrando los ojos lograremos
agudizarlo y así poder disfrutar mejor los aromas y olores de los
jardines.
Si bien es obvio destacar el olor de las flores, no está de más nombrar
uno de los mayores placeres del jardín como acercarnos a una rosa e
inhalar su perfume, llegaremos a un universo de sensaciones. Como en la
rosa, encontramos en las otras flores toda una gama de aromas infinitos.
Las hojas de las diferentes plantas pueden despedir olores con el sólo
rozarse entre ellas o al desprenderse una de la planta y frotarla con
los dedos.
El c?sped reción cortado tiene un olor muy particular y de la misma
forma podríamos hablar de la tierra mojada por la lluvia o la h?meda de
los canteros.

Este
es un sentido muy exquisito, pero también es uno de los más dif?ciles
de usar, en las noches h?medas es cuando más se intensifican los
perfumes y es en ese momento donde debemos aprovechar para entrenar
nuestro olfato.

El Tacto

Una buena forma de empezar a conectar el cable a tierra, es trabajando
el suelo de nuestros canteros con las manos, aquí es donde comenzamos a
trabajar con nuestro tacto. Podemos apreciar los suelos con mayor o
menor cantidad de materia orgúnica, su granulometr?a y detectar la
cantidad de arcilla o arena que estos contengan.

De
la misma manera, tomando las hojas de las diferentes plantas,
aprenderemos que algunas son pilosas y suaves, y otras tienen bordes
aserrados.
Otra forma interesante de aprovechar el tacto, es con
nuestros pies; una práctica muy linda es en verano, con tiempo c?lido,
caminar descalzo por el jardín. Observaremos que de ma?ana, el c?sped
está h?medo y de tarde lo encontraremos seco. Las diferentes especies
de c?sped tendr?n diferentes texturas y efectos también en contacto con
las plantas de nuestros pies.

En conclusi?n, todo este sentir con respecto de un espacio verde, nos
har? conocerlo más, de un modo diferente y al detalle, lo que al igual
que con otros seres vivos nos enseñar? a quererlo, cuidarlo y manejarlo
de una forma eficiente y con amor.
Los sentidos se convierten así, en una herramienta práctica muy
importante para el aficionado a la jardiner?a y la naturaleza, y lo
ayudan a interpretar, los mensajes ocultos que que esta ?ltima nos da
para mejorar nuestra relación con ella.

Daniel Alonso
Verde Estar Jardines
www.verdeestar.com.ar

dddddd

Destacados

Nuestro Hacer

Diana Alvarez

DaL Comunicacion

Migrante de Los tiempos

Municipalidad de San Isidro

Municipalidad de Vicente Lopez

Etc. Magazine Diana Alvarez (Todos los derechos reservados)
Términos y condiciones - Publicidad
Sitio producido por DAL COMUNICACION Rediseno exclusivo de Cubbo