Red Seguros

Evolución del jazz

Fecha de Publicación: 19 - 01 - 2006.



La profunda evolución del arte musical estadounidense, es en mi
opini?n, tan esencial como aquella que en el siglo XVI transforma
definitivamente la másica polifúnica cultivada por la escuela Balona y
el famoso Roland de Lassus. El Jazz no es una nueva másica; es un nuevo
concepto de la másica, apoyado sobre el ritmo total, mientras que los
compositores clásicos se habían inspirado en el poder de la melodía. Es
tan absurdo querer oponer el Jazz a la másica cl?sica, como si se
exigiera ala poes?a moderna o a la pintura surrealista, un valor
superior al de Racine o Bill?n, al del Bosco o de Breugnel. Lo que es
necesario buscar en realidad, no es la oposición sino el sentido de la
continuidad, multiplicado por el entusiasmo de una puerta in?dita. ?Es
muy dif?cil la tarea del descubridor! Cuando Walt Whitman o Rimbau
inician con sus obras la poes?a moderna nadie comprendi? su mensaje.

El maravilloso esfuerzo surrealista de Bret?n, de Eluar y de Dal? fue
ignorado totalmente por las universidades y las academias. Así, pasada
una generación, las nuevas formas invaden el teatro y el music hall
?hasta los carteles de la quinta avenida acogen al surrealismo! ¿Qué
tiene de asombroso, pues, que en tales condiciones el jazz tenga la
partida ganada?

Como todos los fen?menos art?sticos, el Jazz es el producto de un
conjunto de factores diversos, a juicio, son estos lo que lo originan:
la másica africana, la másica francesa y norteamericana, y su folclore.
Ser?a largo tratar de efectuar un balance total del aporte de la másica
negra en sus relaciones con el Jazz.

Para comprobar su evolución paralelamente, o mejor, como una creación
adonde va a desembocar la másica cl?sica, bastar? recordar que la
másica, como todas las artes, sufri? a principios del siglo XX, un
cambio fundamental. Es bueno subrayar desde un comienzo esta
comprobación, pues ella nos ayudar? a dar a la másica sincopada su
verdadero valor y su actual significación.


Creole Band

El Jazz fue la primera horma de surrealismo, y fue también el primer
impulso de los negros para neutralizar el control de la raz?n y dejar
el campo libre alas manifestaciones espont?neas del subconsciente. Fue
una expresión realizada por másicos, a menudo an?nimos, nunca cultos,
entregados a esa pasi?n faltos de todo estámulo, de toda adhesi?n
intelectual a ese lirismo perdido.

Juan Carlos Corominas

Destacados

Nuestro Hacer

Diana Alvarez

DaL Comunicacion

Migrante de Los tiempos

Municipalidad de San Isidro

Municipalidad de Vicente Lopez

Etc. Magazine Diana Alvarez (Todos los derechos reservados)
Términos y condiciones - Publicidad
Sitio producido por DAL COMUNICACION Rediseno exclusivo de Cubbo