Tango Todo

Familias ensambladas

Fecha de Publicación: 08 - 02 - 2006.

Algunas maneras de evitar los conflictos

“Las
fiestas
son
celebraciones
centradas
en
la
familia
y
causan
tensión
en
casi
todos
los
hogares.
En
las
familias
ensambladas
se
activan
recuerdos
y
sentimientos
de
otras
fiestas,
especialmente
en
los
chicos,
y
son
frecuentes
sentimientos
de
pérdida
y
tristeza.
Si
los
grandes
no
se
ponen
de
acuerdo,
es
casi
inevitable
que
los
chicos
sean
tironeados
y
que
existan
conflictos
de
lealtades:
que
sientan
que
si
están
con
el
papá
y su
nueva
esposa
traicionan
a la
mamá,
y
viceversa”,
explica
la
doctora
Dora
Davison,
psiquiatra
especializada
en
terapia
familiar
y
presidenta
de
la
Fundación
Familias
Siglo
XXI,
entidad
sin
fines
de
lucro
que
desde
1995
trabaja
en
nuestro
país
la
problemática
de
esta
creciente
estructura
familiar

Con
referencia
a
las
vacaciones
la
doctora
Davison
afirma
que
las
vacaciones
de
las
familias
ensambladas
necesitan
de
una
especial
planificación.
“Hay
que
conciliar
diferentes
gustos
y
hábitos,
y a
partir
de
ahí
discriminar
qué
se
puede
y
qué
no
-dice
la
psiquiatra-.
Y
tener
expectativas
realistas:
no
se
puede
esperar
que
quince
días
de
descanso
resuelvan
problemas
que
hay
que
resolver
durante
el
año.”

El
capítulo
de
las
expectativas,
en
opinión
de
la
experta,
es
una
de
las
grandes
claves
de
unas
buenas
vacaciones.
“Hay
hombres
que
quizá
piensan
que
su
nueva
esposa
funcionará
como
una
verdadera
madre
y
que
sus
hijos
estarán
cuidados
y él
atendido,
y
tal
vez
esa
misma
esposa
piensa
que
él
la
protegerá
y
que
dará
seguridad
y se
ocupará
de
todos;
o
puede
ocurrir
que
ella
o
él,
sin
hijos,
tengan
expectativas
románticas
olvidando
que
también
van
a
veranear
con
chicos…
De
parte
de
los
hijos,
las
expectativas
pueden
ser
que
el
papá
pasará
más
tiempo
con
ellos
a
solas,
o
que
harán
las
mismas
cosas
que
cuando
eran
una
familia
nuclear.”

Según
Davison,
la
combinación
de
todos
estos
sueños
puede
ser
una
bomba
de
tiempo
y
las
vacaciones
resultar
un
fiasco.

“Aconsejamos
que
cada
uno
se

un
tiempo
y un
espacio
propios
-afirma
la
especialista-.
La
pareja
debe
planificar
momentos
a
solas:
ir a
cenar,
a
caminar.
Tiene
que
tener
su
lugar
porque
así
los
cónyuges
se
sentirán
tomados
en
cuenta
como
esposos.
Si
el
papá
veranea
con
sus
chicos,
es
bueno
que
compartan
un
tiempo
especial,
a
solas,
ir
de
pesca,
andar
en
bici,
ir a
caminar…
Quizá
son
chicos
que
no
ven
mucho
a su
papá
durante
el
año
y si
viven
buenos
ratos
con
él
de
vacaciones
pueden
sentir
que
no
perdieron
del
todo
a
ese
papá.”

También
es
aconsejable
que
la
familia
ensamblada
comparta
un
momento
todos
juntos.
“Aunque
sea
un
rato,
una
cena,
ir a
tomar
un
helado,
compartir
un
cine
-dice
la
psiquiatra-.
Eso
es
quizá
suficiente
para
que
todos
se
relajen
y
las
relaciones
sean
más
fluidas
entre
los
integrantes
de
la
familia
ensamblada.”


Fuente:
Fundación
Familias
-Siglo
XXI


Informes:
familiasiglo21@yahoo.com.ar


http://familiasiglo21.ciudad.org

Destacados

Nuestro Hacer

Diana Alvarez

DaL Comunicacion

Migrante de Los tiempos

Municipalidad de San Isidro

Municipalidad de Vicente Lopez

Etc. Magazine Diana Alvarez (Todos los derechos reservados)
Términos y condiciones - Publicidad
Sitio producido por DAL COMUNICACION Rediseno exclusivo de Cubbo