Red Seguros

ILVEM: para ser protagonistas

Fecha de Publicación: 05 - 07 - 2007.

                                
Lectura veloz, memoria, oratoria, inteligencia aplicada y más.

¿Quién no ha oído alguna vez hablar de ILVEM? ¿Hay acaso alguien que no asocie su logo –una cabeza con una especie de disco en su interior– con técnicas educativas?
Es una marca registrada en el colectivo imaginario de los argentinos.

Desde los `70 en adelante, la han visto nacer, crecer y expandirse a unos 23 países en todo el mundo.
Y no es menos conocido su director y fundador, el Dr. Horacio Krell quien, en evolución continua, sigue investigando y desarrollando nuevas técnicas de estudio, cada vez más creativas y eficaces.

Trabajador incansable, varias veces por semana brinda charlas en las que demuestra la efectividad de la propuesta de ILVEM y la amplia gama de beneficios que puede aportar a quienes se inscriben en alguno de sus cursos. Curiosamente, al momento de solicitarle una entrevista, evade protocolos y no duda en invitar a participar de una de esas demostraciones abiertas. Probablemente porque sabe que ésa es su mejor carta de presentación, y posiblemente, el “boca a boca”, su estrategia publicitaria más poderosa.

Cual maestro de ceremonias, da la bienvenida y comienza a esbozar el por qué de ILVEM y su, desde hace más de treinta años, innovador método. “La mayoría de las personas utilizan sólo un 10% de su capacidad intelectual y presenta diariamente un bajo rendimiento en la resolución de problemas”, explica a su auditorio. “En esto no puede influir la Medicina, y la Psicología sólo puede brindar un tratamiento a largo plazo. Se precisan soluciones inmediatas. La clave está en la respuesta educativa: educar al cerebro para que rinda al máximo”, asegura, y por cierto, convence. Entonces presenta un cuadro de doble entrada, de diez casilleros por diez, y propone a los presentes ir llenando con números del 0 al 99. Al principio, todo bajo control, porque como alega Krell “el cerebro funciona bien con poca información”; luego lo complicado es detectar los números faltantes sin repetir los ya dichos, a lo que se suman los nervios ya que como dice el entusiasta director, “cuando la persona se equivoca una vez, comienza a fallar porque su mente pierde confianza”. Cuando la misión que parecía imposible, actos fallidos mediante, fue concluida, la más temida de las consignas: “ahora hay que recordar la ubicación de estos cien números en la grilla”. El rendimiento no superó el 10%, lo que dejó con los ánimos por el suelo a los participantes que, boquiabiertos, escucharon cómo Krell, línea a línea, con los ojos cerrados y en voz alta, rememoraba cada uno de los números.
“Algunas personas creen que se memoriza por arte de magia. Pero para esto hay un método, diferente a la memoria por ‘fuerza bruta’ que no genera buen rendimiento. Se puede tener buena vista y no saber mirar; por eso sólo algunos detectan oportunidades donde otros no la ven. Hay que usar la inteligencia para hacer cosas complejas con métodos sencillos”, fundamenta el experto.

El método en el que se focaliza ILVEM es A.I.D.A. ¿A qué debe sus siglas? Atención, Interés, Deseo y Acción. ¿Por qué? Krell, en su rol docente, lo explica de manera sumamente clara.

Atención: “Si no prestamos atención a aquellas cosas que queremos memorizar es imposible que podamos recordarlas. El problema es que la mente, a veces, está en otra parte. En esto la concentración es fundamental. Estar atentos es importantísimo porque no hay segundas oportunidades para una primera impresión”.
Interés: “La clave está en lograr que el cerebro se interese en aquello que queremos memorizar. Para esto es fundamental saber cómo funciona el cerebro para motivarlo a que haga determinada cosa. Lo que la mayoría de las personas sabe sobre su cerebro es que lo lleva puesto, pero no cómo sacar el mejor rendimiento. El Hemisferio Izquierdo es verbal; produce conceptos; es lógico y racional. El Derecho es visual y emocional; reproduce ideas”.
Deseo: “Es algo más profundo que el interés. Requiere sintonizar el Hemisferio Izquierdo con el Derecho. Así, el cerebro se convierte en artista. Si se domina ese arte, se logra que el cerebro trabaje para uno”.
Acción: “Hay que pasar a la acción. Un vendedor no es bueno si simplemente se hace amigo de su cliente; tiene que convencer a la persona y rematar una operación”.

Maestro en Oratoria, uno de los pilares del método ILVEM, sabe mantener atrapado a su público, al que se va ganando frase a frase, minuto a minuto. Continúa diciendo: “además de manejar A.I.D.A. a la perfección, hay que ser creativos, pero primero, realistas. Hay que tener claro que el cerebro no es perfecto; pero equivocarse es una fuente de aprendizaje, siempre y cuando no repitamos los errores. Y la velocidad es importante: antes el pez grande se comía al chico; hoy el chico se escapa y el grande no lo puede alcanzar. La lectura veloz permite capturar un concepto y anudar a éste el próximo elemento. Además, impide la distracción. Por eso, lectura veloz, técnicas de estudio, memoria, concentración, oratoria y redacción completan el método”.
A esto se suma la inteligencia aplicada –habla de inteligencia espiritual, emocional, creativa, estratégica, corporal, digital–: “la inteligencia tiene que ver con la resolución de problemas. Siempre debe ser aplicada”, asegura. Y para pensar, se debe partir de una idea. “Enseñamos a tener buenas ideas todos los días. Las ideas generan bienestar económico; por eso motivamos la fabricación de ideas para llegar lejos. Y el espíritu creativo para que cada cual sea arquitecto de su propio destino, haciendo del defecto una virtud y generando un círculo virtuoso”.

¿Se le puede pedir algo más a un curso? Sí, que ofrezca clases individuales y en cualquier momento del día. En ILVEM, es posible. Se entiende, entonces, por qué para hablar de su método Krell invita, simplemente, a una demostración de su eficacia. Sin lugar a dudas, una buena idea.

Laura Zavoyovski 

 

Destacados

Nuestro Hacer

Diana Alvarez

DaL Comunicacion

Migrante de Los tiempos

Municipalidad de San Isidro

Municipalidad de Vicente Lopez

Etc. Magazine Diana Alvarez (Todos los derechos reservados)
Términos y condiciones - Publicidad
Sitio producido por DAL COMUNICACION Rediseno exclusivo de Cubbo