Red Seguros

La Argentina es un regalo para mí

Fecha de Publicación: 14 - 12 - 2006.

Sobre "Argentinos", libro del que es coautora, y algo más.

Marcia Carmo es una periodista brasilera con más de 20 años de carrera. Vive en Buenos Aires desde donde cubre América Latina para la BBC Brasil.

Recientemente, junto a Mónica Yanakiew, también periodista, escribió "Argentinos, mitos, manías y milongas" -Editorial Planeta-, en el que ambas intentan develar los secretos de nuestro ser nacional. De todo esto y mucho más, habla en esta nota.

-¿Cuándo decidiste que querías ser periodista?

Tenía 13 años y pensaba cuanto me gustaría una profesión para la que pudiera escribir mucho, pero igual ver gente, hablar con los personajes. Así es que me apasioné por el periodismo y me decidí por ese camino. Vivía en un lugar pequeño -una playa de pescadores- llamado Sepetiba, que queda a una hora del centro de Río de Janeiro. Nadie en mi familia era periodista: la mayoría comerciantes, por lo que el desafío fue mayor todavía. Pero es la profesión que siempre amé y amo.

-¿Qué hubieras sido de no ser periodista?

Hum, difícil. No sé cocinar, no tengo talento para Medicina o Abocacia, por ejemplo. Hago todo un poco mal. Lo único que sé hacer, de verdad, es reportajes; me encanta escribir. Asé es que la única opción es periodismo, una profesión apasionante.

-¿Cómo es que en 1999 llegás a Argentina, y cómo te trata el trabajo aquí?

Yo trabajé en diferentes medios de comunicación de Brasil -Radio Globo, revista Veja, Jornal do Brasil, entre otros-. Ya vivía en Brasilia. Después de cubrir Palacio do Planalto -sede de la presidencia en Brasil- fue cuando O Globo me invitó a ser corresponsal en Portugal. Trabajaba para Jornal do Brasil en ese entonces. Luego mis editores me hicieron otra propuesta para ser corresponsal, pero en Buenos Aires, cubriendo toda América del Sur. Me gusto más la idea y me mudé a Buenos Aires en 1995.

-¿Te gusta nuestro país?

La verdad es que me encanta. Es un país lindo para vivir, con gente interesante, lugares hermosos y muchas noticias para quien es periodista.

-¿Cómo surgió la idea de escribir "Argentinos" junto a Mónica Yanakiew?

Mónica y yo conversamos un día sobre la necesidad que sentíamos de no quedarnos apenas en las notas, que sería interesante hacer algo más amplio y profundo sobre los argentinos. Pensábamos que en Brasil, entre otros países, se sabe muy poco -además de los estereotipos- sobre nuestros principales vecinos. Así es que nos pusimos a trabajar fuerte con centenas de entrevistas para tratar de entenderlos y explicarlos, dentro de lo posible.

-¿Cómo definirías al argentino medio?

Ama a su país, aunque le encanta hablar mal de él cuando las cosas -la economía, por ejemplo- no van bien. Pero es un ser generoso, con humor diferente de los brasileños, pero que nos hace reír mucho, después de que lo entendemos -se ríe-. Además, en general, son muy buenos amigos y afectuosos.

-¿Qué aspectos de los argentinos te sorprendieron más al comenzar a investigar sobre ellos?

La forma en la que se expresan: muchas veces es más dura de lo que pretenden decir o de lo que sienten.

-¿Cómo definirías a nuestra clase dirigente?

No muy diferente a la de otros países. Pero hay características argentinas muy pero muy difíciles de definir o tratar de entender, como el Peronismo.  

-¿Qué diferencias sustanciales -si las hay- encontrás con tu país natal?

No tenemos nada parecido al Peronismo, por ejemplo.

-¿Cómo viviste el advenimiento de la crisis en Argentina y su erupción en diciembre de 2001?

Trabajé mucho, como todos los periodistas, pero tenía una sensación de estar viviendo algo on line. Fue un momento muy intenso pero a la vez triste y de incertidumbres. Nadie imaginaba cómo todo podría terminar; a cada rato las previsiones cambiaban y generaban más incertidumbres. ¡Qué bueno que pasó! ¿No? Ya es pasado.

-¿Cómo te impactó, como extranjera, el "corralito"?

Yo tenía poquito dinero en la cuenta, por suerte. Pero en algunos momentos me acordé de los días que vivimos con el ex-presidente Fernando Collor de Mello, en Brasil. También tuvimos nuestro corralito y él también generó tragedias como gente que murió del corazón por esa causa. Pero después también tuvimos la madurez de la democracia e igualmente del sistema financiero. Así es que muy pronto volvimos, en Brasil, a poner dinero en las cuentas y a usar cheques para casi todo -costumbre en Brasil, donde ni se piensa en algo parecido a un "colchón bank", por ejemplo-.

-¿Continuás en Buenos Aires únicamente por motivos laborales o algo o alguien te ha atrapado de alguna manera especial?

Viví aquí tres años y volví a Brasil por el trabajo, pero después de más de un año en Río de Janeiro, ciudad a la que tanto amo, extrañaba Buenos Aires; y mucho. Así es que volví y aquí conocí al amor de mi vida. La Argentina es, como se ve, un gran regalo para mí. ¡Y me encanta!

Laura Zavoyovski

Destacados

Nuestro Hacer

Diana Alvarez

DaL Comunicacion

Migrante de Los tiempos

Municipalidad de San Isidro

Municipalidad de Vicente Lopez

Etc. Magazine Diana Alvarez (Todos los derechos reservados)
Términos y condiciones - Publicidad
Sitio producido por DAL COMUNICACION Rediseno exclusivo de Cubbo