DAL Comunicación

La Creatividad y el Pensamiento

Fecha de Publicación: 27 - 02 - 2006.

El misterio del genio se manifiesta a través de los hombres y sus obras con múltiples ejemplos que perduran en el tiempo.
El descubrir como se despierta el genio ha sido el desvelo de muchas
mentes en los ámbitos de la ciencia y de la cultura.
Sería oportuno luego, aplicarlo a la pedagogía para que la mayoría de
los seres humanos avanzaran integralmente en su proceso de evolución
para el cual han sido creados.

Mucho se ha escrito sobre el factor casual en los descubrimientos; pero
en realidad no se ha profundizado en ello; si bien cada efecto responde
a una causa, la mente del investigador está orientada hacia una meta y
en el transcurso encuentra otra que será el germen de grandes
descubrimientos; es esa misma mente, la que preparada y adiestrada para
observar detalladamente el objeto de estudio, descubre semillas que
antes no había pensado; el esfuerzo de dicha habilidad posibilitó la
expresión " ¡Eureka!" (lo encontré).

En el hombre corriente aparecen destellos de genialidad alguna vez en
su vida, como por ejemplo haber resuelto un dilema al amanecer del día
siguiente, cuando lo creía imposible.

La necesidad y el sufrimiento también son disparadores de cambios
mentales profundos posibilitando emprendimientos, que más adelante
podrán coronarse como hitos en la vida del ser, convirtiéndose en un
antes y un después del hecho.

El hombre creativo y creador, ¿nace o se hace?…
En el organismo humano, la herencia cumple un rol protagónico, pero no
el único. Existe la predisposición a tal o cual afección de orden
físico y/ o psicológico; así mismo las diferentes habilidades pueden
explicarse por la rama hereditaria. También está el ambiente cultural
donde ese ser se desarrolla, favoreciendo o no esa predisposición. Pero
a esta altura, aparece otro factor que llamaremos ‘el creador ‘, que
hace a la diferenciación entre los seres haciéndolos únicos e
irrepetibles.
Ese factor creador va acompañando al ser, siendo consciente o no de la
obra emprendida al nacer: la construcción de su propia vida.
En la medida que descubra sus propios misterios podrá, voluntariamente,
generar cambios que lo lleven a otros destinos; mientras amplíe sus
capacidades obtendrá mejores herramientas para encontrar las causas
ocultas en esa misma vida. Y en tanto que acepte la posible existencia
de otro mundo además del físico, el de las sensaciones y percepciones,
el factor creador potenciará la sensibilidad utilizándola como otra
herramienta de conocimiento.
Así está planteado el desafío: la creación de un hombre nuevo a partir
de los cambios que él mismo produzca por la necesidad visceral de
evolucionar.

En el camino de la vida, la creatividad es como el oxígeno al
organismo; las sensaciones placenteras que van apareciendo cuando se
encuentran los destellos de genialidad provocan un estado de felicidad
que pareciera que proviene de otra naturaleza, tal vez, extra – física.
El poder trasmitir esas sensaciones y estados resulta complejo; al que
lo escucha sólo con la mente, le sonará teórico e idealista; el que
se reconoce , el que siente que alguna vez también lo vivió, dará su
voto de confianza.
Pero lo cierto es, que si aceptamos que el hombre tiene la oportunidad
de ser dueño de su propio destino, independientemente de las posiciones
sociales, ideológicas y/ o religiosas, el poder crearse a sí mimo
permite descubrir tesoros donde el pensamiento creador servirá de
brújula hacia otros mundos que están más cerca de lo que creemos.

Lic. Gabriela Vaianella

Destacados

Nuestro Hacer

Diana Alvarez

DaL Comunicacion

Migrante de Los tiempos

Municipalidad de San Isidro

Municipalidad de Vicente Lopez

Etc. Magazine Diana Alvarez (Todos los derechos reservados)
Términos y condiciones - Publicidad
Sitio producido por DAL COMUNICACION Rediseno exclusivo de Cubbo