Red Seguros

La fuente del ataque de pánico y la visión psicoanálitica

Fecha de Publicación: 07 - 02 - 2006.

Desde el punto de vista del psicoanalista se trata de la angustia.
Hace muchos años Freud hablaba de la angustia automática que es una
respuesta espontánea del organismo frente a una situación de desamparo.
¿Qué es la angustia automática? Es la angustia que aparece sin un
motivo aparente. Es el malestar inespecífico que recorre determinadas
partes del cuerpo. Las sensaciones de angustia generalmente se asientan
en el aparato respiratorio y en el corazón.
Es así que quienes sufren de este trastorno tienen sensaciones de
ahogo, opresión en el pecho, palpitaciones, etc. Entendemos como
organismo esta materia viva que conforma nuestro cuerpo y que tiende a
buscar un estado de equilibrio. Los momentos de angustia modifican
sustancialmente este estado de equilibrio y se caracterizan porque la
capacidad de comunicación mediante la palabra se ve interrumpida por
esa irrupción del malestar a nivel somático. Paradójicamente se vuelve
específico aquello que forma parte de la vida vegetativa del cuerpo o
sea lo que cotidianamente no se registra a nivel consciente, por
ejemplo sentimos los latidos del corazón.


¿Qué es una situación de desamparo?

Una larga discusión que tuvo lugar hace muchos años en los medios
psicoanalíticos trataba del trauma de nacimiento planteado por Otto
Rank. Lo que rescato de valioso es la comparación del estado de
angustia con el momento la expulsión del feto del útero materno. El
bebé al nacer pasa de un ámbito cálido y protegido a otro que resulta
ser extraño al que es necesario adaptarse. En las diferentes etapas de
la vida pasamos , metafóricamente hablando, por varios “úteros”. ¿Pero
qué pasa si quedamos expulsados de un ámbito en el que nos sentimos
protegidos a otro en el que nadie nos recibe y quedamos a la deriva?
Irrumpe la angustia, nos enfrentamos a una situación de desamparo.

Existe una capacidad anticipatoria del ser humano de percibir signos de
quedar frente a dolorosas situaciones de pérdida. Estas pueden tener un
asidero en la realidad así como que pueden estar sostenidas por una
fantasía irreal. Depende del grado de neurosis de cada uno. Lo cierto
es que generan esa situación de expectativa ansiosa.

Las situaciones asociadas a causas que generan angustia son: la
percepción de la posibilidad de perder el amor de alguien a quien se
ama; las crisis vitales generadas por el pasaje por las diferentes
etapas de la vida; los cambios a nivel corporal y los grandes momentos
de decisión. Cada uno de ellos merece ser tratado en forma más amplia.

Finalizo recordándoles que cada artículo se nutre de las consultas recibidas.
Hasta la próxima.

Adriana Strauss
Psicóloga

Destacados

Nuestro Hacer

Diana Alvarez

DaL Comunicacion

Migrante de Los tiempos

Municipalidad de San Isidro

Municipalidad de Vicente Lopez

Etc. Magazine Diana Alvarez (Todos los derechos reservados)
Términos y condiciones - Publicidad
Sitio producido por DAL COMUNICACION Rediseno exclusivo de Cubbo