Red Seguros

La música está emparentada con la emoción y el corazón

Fecha de Publicación: 07 - 02 - 2006.


César “Banana” Pueyrredón, la emoción según pasan los años.

César
Pueyrredón es uno de los cantautores más conocidos, queridos y de mayor
trayectoria en la Argentina. Antes de ser cantante solista, tocaba el
piano desde los 10 años, en su adolescencia hizo música junto a su
hermano Daniel, y con el tiempo, por el año 1969, formó parte del
legendario grupo Banana -a él debe el apodo-, en el que se introdujo de
lleno en el mundo de la música.

Desde sus comienzos hasta ahora -su carrera se encuentra muy lejos del
ocaso-, no dejó de generar nuevos temas, conmover con sus letras y
satisfacer a un público que lo sigue, a pesar de que su música no va al
ritmo de esta época en la que pronto pasa todo y lo efímero es moneda
corriente. Sus temas van a destiempo con eso. Tal es así que, en su
repertorio, se destacan temas como “No quiero ser más tu amigo” o
“Conociéndote”, que a pesar de haber sido escuchados y disfrutados por
al menos dos generaciones de argentinos, siguen vigentes aún luego de
décadas de su creación. ¿Cuál es el secreto? No lo hay, o al menos, ni
él lo conoce. “Es cierto, he logrado muchas canciones que han quedado
en el corazón de la gente. Eso es bueno, y es para mí un privilegio en
la Argentina tener 40 ó 50 temas que la gente conoce, canta y corea
conmigo. Es más, acabo de llegar de Costa Rica, y allá también siguen
cantando mis temas románticos. Creo que la clave está en entender que
la música está siempre emparentada con la emoción, con el corazón. No
es una fábrica de hacer caramelos que salen siempre iguales y perfectos.

La gente se predispone de manera diferente, uno está distinto porque le
pasan cosas en la vida, y tiene que hacer un esfuerzo para sintonizar
el gusto del público y que coincida con el propio. Yo hasta ahora lo
vengo consiguiendo”, decía el último sábado 19 de febrero, minutos
antes de comenzar su recital en la Plaza 9 de Julio de Martínez, Buenos
Aires, al que fue convocado por la Municipalidad de San Isidro. En él,
tocó canciones de su último disco “Romántico más nuevo”, una
recopilación de sus temas clásicos más uno nuevo llamado “En tus ojos”,
grabado en el 2004.

A pesar del paso del tiempo, César mantiene una continuidad con los
integrantes de su banda, quienes viven 100% de la música, al igual que
quien los lidera. “El más nuevo es Alejandro Leonetti, guitarrista, que
hace unos tres años está con nosotros. Después, Rubén Calegari, el
baterista, y Jorge Rabito en el bajo, hace 18 años que tocan conmigo”,
cuenta orgulloso y agrega: “tocamos tanto que el propio show es un
ensayo”.
“Banana” aprendió piano en distintas etapas de su vida, y cursó la
carrera de Composición en la Universidad Católica Argentina -UCA-
Además, en 1979, decidió estudiar Producción Musical y Grabación de
discos en The Recording Workshop de Ohio, Estados Unidos. Como todo
artista, en sus comienzos, tuvo que pagar un derecho de piso, que se
financiaba en cuotas: cada presentación era un paso hacia delante en
pos de ser un cantante popular.

Hoy hay otras maneras de saltar de a tres o cuatro escalones la
escalera de la fama y ser catapultado al mundo de la música. Tal es el
caso de concursos o reality shows – los más conocidos en nuestro país son Pop Stars, Escalera a la fama y Operación Triunfo
-, en los que se generan artistas de la noche a la mañana y en los que
los ganadores sacan su propio disco, hecho que décadas atrás, hubiera
sido, sencillamente, impensable. Al respecto, opina que “es una manera
válida, y una forma más de dar a conocer artistas. Siempre hubo
concursos de radio o televisión. Sin dudas, la cosa ahora es mucho más
estructurada, porque hay un sello discográfico y un canal, detrás,
apoyando. Lo que creo es que, por sobre todas las cosas, no es justo
juzgar a estos chicos que están en el principio de su carrera. Es más,
no sé si a los 20 años hubiera tenido ese aplomo para enfrentar una
cámara de televisión y defender mi vocación. Lo que no está bien es que
quizás se los juzgue como cantantes consumados.
Para eso, hay que esperar un poco. Hay que ver en 35 años, quiénes aún están cantando”.

En cuanto a la piratería y esta nueva mala costumbre de bajar temas
musicales de Internet, vía sofisticados programas de computación,
Pueyrredón es consciente que se trabaja mucho para combatirla, y él
hace lo propio, a su estilo. ¿Cómo? “Tengo una forma muy particular:
vendo mis discos en forma personal y trato de firmarlos. No puedo
firmar todos, pero sí muchos. Es bueno porque termina el show, la gente
compra el disco, y lo tiene firmado. Eso todavía no se puede bajar de
la computadora”. Aunque como artista, es un cantante hecho y derecho,
César sigue componiendo y generando nuevos proyectos. “La idea siempre
es tratar de captar dónde está la expectativa de la gente y dónde la
nuestra, a la hora de generar una propuesta. Los temas siempre están
ahí. Cuando viene el apuro de una presentación o grabación, les doy los
últimos retoques, pero se trata de cosas que están muy esbozadas. En
este momento, no estoy preparando ningún trabajo, sino testeando la
alianza de mi sello independiente con la distribuidora. Hasta ahora ha
funcionado bien. Si sigue así, eso nos va a dar pie para meternos en un
estudio a grabar un nuevo disco”, asegura.
“Mis canciones tienen valor en sí mismas” Son conmovedoras, aún cuando
las toque solo con mi piano”, comenta antes de salir a poner en
práctica su arte.

Laura Zavoyovski

Este artículo también lo puede encontrar en el Nº15
de ETC Magazine Periódico

Destacados

Nuestro Hacer

Diana Alvarez

DaL Comunicacion

Migrante de Los tiempos

Municipalidad de San Isidro

Municipalidad de Vicente Lopez

Etc. Magazine Diana Alvarez (Todos los derechos reservados)
Términos y condiciones - Publicidad
Sitio producido por DAL COMUNICACION Rediseno exclusivo de Cubbo