DAL Comunicación

La salud del trabajador

Fecha de Publicación: 08 - 02 - 2006.


Su valor económico y su importancia en el proceso productivo.

Diversas
definiciones del Trabajo afirman que el mismo es: la actividad
efectuada para completar una tarea o producir un bien; esfuerzo;
actividad; uno de los factores de la producción. Considerando dichos
conceptos se puede afirmar que: trabajo es la actividad que una
persona implementa en los bienes y servicios que produce y desarrolla,
incorporando tiempo con dedicación física y mental.

Sujeto
a esa actividad, el trabajador puede perder salud y/o adquirir
enfermedades y/o limitaciones parciales o totales; temporarias o
permanentes, que afecten su físico y/o su psiquis. Todas o algunas de
estas alternativas hacen peligrar la vida y la calidad de la misma al
disminuir expectativas de desarrollo personal que a veces abarcan el
familiar, frustrando el proyecto de vida, situación que se denomina pérdida de chance.

Es un deber constitucional del Estado, así como ético y moral de la
Sociedad preservar la unicidad del ser humano en su perfecta armonía y
funcionalidad. Para esto debe impedirse la omisión deliberada o
negligencia de empleadores, Estado y sociedad en la responsabilidad que
les compete.

Señales de seguridad

Debe destacarse que el individuo en buen estado de salud, sin
enfermedades previas que afecten su conformación y funcionalidad
anatómica, dispone del 100% de su capacidad laboral. Esta capacidad
laboral, denominada Total Obrera,
se mide independientemente de la capacitación para una actividad, solo
se considera la disponibilidad de acción física para el trabajo a
realizar. No se puede establecer, bajo este criterio, un sistema de
compensación económica que tenga solo como objetivo el determinar el
costo de la pérdida de funcionalidad del físico de los trabajadores, ni
estipularse un máximo del costo de las eventualidades que por
imprevisión, negligencia y/o lenidad afectaren a aquellos. Un sistema
de Riesgos del Trabajo responsable y eficiente debe tener como base
incuestionable el objetivo de preservar la salud del trabajador. La
Seguridad e Higiene en el Trabajo constituye un costo de producción no
sustituible. Por lo tanto deben aplicarse compensaciones hacia quienes
sufren accidentes y enfermedades e implementarse acciones punitivas
con quienes violan las normas, ocasionando la disminución de la salud
del trabajador. Estas violaciones incrementarán el costo final de cada
unidad de producto.
El incumplimiento de responsabilidades debería
ocasionar un costo punitivo que resulte muy superior al de las medidas
de seguridad necesarias, buscándose demostrar que no es posible la
prevalencia de un sistema de valores económicos sobre un sistema de
valores morales.

Las distintas formas de producir sin considerar el cuidado de la salud
de los trabajadores, están siendo combatidas a través de normas legales
propias de cada país, así como mediante recomendaciones de Organismos
Internacionales. Además se buscan otros métodos tendientes a inducir
el uso de estrictas normas de Seguridad e Higiene, por ejemplo aplicar
restricciones a la importación de productos desde aquellos países donde
no se respetan tales normas.


Las medidas de prevención que permiten disminuir los costos de
enfermedades y accidentes laborales son una forma de mejorar las
ventajas competitivas de sectores productivos y de la economía en su
conjunto. Estas acciones no solo generarán más fuentes de trabajo
seguro sino que la sociedad contará con trabajadores capacitados y
sanos.


Dr. Alberto Krause
www.redseguros.com

Destacados

Nuestro Hacer

Diana Alvarez

DaL Comunicacion

Migrante de Los tiempos

Municipalidad de San Isidro

Municipalidad de Vicente Lopez

Etc. Magazine Diana Alvarez (Todos los derechos reservados)
Términos y condiciones - Publicidad
Sitio producido por DAL COMUNICACION Rediseno exclusivo de Cubbo