Red Seguros

La verdad

Fecha de Publicación: 16 - 12 - 2005.

Hay
situaciones que nos enfrentan dolorosa o agradablemente con La Verdad.
Muchas veces tal vez queremos escapar de esos enfrentamientos,
justamente porque los vivimos como una confrontación y no un encuentro
con una posibilidad de enmendar un error o tal vez de aceptar un
dif?cil desafío, eso en el caso de situaciones desagradables o, caso
contrario, por temor a no poder seguir disfrutando de esa maravillosa
verdad que se nos regala de repente ya sea en sentimientos o en
manifestaciones bien concretas y materiales, especulando con que
pudiera ser tal vez una fugaz ilusi?n, desde?ando la posibilidad de
reconocerla y guardarla para siempre. Ya sea una u otra de las
posibilidades mencionadas, nos guste o no, una vez que la descubrimos
en nuestro camino, podremos fingir que no la conocemos, pero ya nunca
dejar? de estar, La Verdad existe por s? misma y no por un acto de
nuestra voluntad.

Desde
siempre el hombre trat? de develar La Verdad cual si fuera un misterio
universal y único. Quiz?s sea esa una actitud que debamos cambiar y
permitirnos aceptar búsquedas de Verdades según el hombre y sus
circunstancias, tal como destac? Ortega y Gasset. Esto por supuesto sin
caer en la trampa tentadora del facilismo, el conformismo o, peor aún,
la justificación oportunista de lo que sabemos carece de la calidad de
bueno, ya que entonces estar?amos transpolando el sentido de verdad y
de bien por el de mentira y de mal, y hago esta disquisición rescatando
estos t?rmino desde el valor que generalmente se les asigna, en
relación a lo ?tico y moral, aunque esto merecer? analizarse con mayor
profundidad.

Propuesto
así el tema ser?a entonces oportuno emplear todo lo que poseemos de
conocimientos, de instrucción, de herramientas técnicas y cióntificas.
de experiencias de vida, de caudal espiritual y material, para
emprender la búsqueda de La Verdad a través de la evolución y la
comprensi?n, yendo de mi yo al pr?jimo, de lo particular a lo general,
de lo individual a lo universal, o habr? quienes prefieran invertir
estos caminos, pero creo que lo que no se debe evitar es investigar la
pluralidad en La Verdad según sea el ámbito de desarrollo de su
concepto.

Diana Alvarez

Destacados

Nuestro Hacer

Diana Alvarez

DaL Comunicacion

Migrante de Los tiempos

Municipalidad de San Isidro

Municipalidad de Vicente Lopez

Etc. Magazine Diana Alvarez (Todos los derechos reservados)
Términos y condiciones - Publicidad
Sitio producido por DAL COMUNICACION Rediseno exclusivo de Cubbo