Red Seguros

Lelia Vignando

Fecha de Publicación: 02 - 03 - 2006.


Nació en Rosario, provincia de Santa Fé, Argentina, el 2 de Septiembre de
1940, en un hogar tradicional del barrio Lisandro de la Torre. Desde 1970 está
radicada en Munro, partido de Vicente López, Provincia de Buenos Aires.

Su primer premio en poesía lo recibe a los doce años, otorgado por el Club
de Leones. Ha realizado trabajos de investigación histórica sobre casas de
Vicente López y ha publicado poemas y cuentos en dos antologías: Misterios y
Revelaciones (2001) y Antología de los Cuatro Elementos (2000)

De su libro A LAS SEIS DE LA TARDE , la autora dice:”En este libro de poesía
están resguardados mis sueños imaginados en el espacio cósmico que ocupo yo
y mi pensamiento mágico.”

De A LAS SEIS DE LA TARDE compartimos los siguientes textos:


Los dueños del mar

Los mares se secaron. El pánico dominó al mundo ¿Quién podría llenar esas
inmensas superficies con agua salada?

Los marinos enloquecieron por no poder navegar y las ciudades perdieron el
encanto de sus puertos, mientras, las gaviotas volaban de aquí para allá sin
encontrar destino. Los peces intentaron volar para salvarse de una muerte
segura, pero no lo consiguieron. Los pescadores quemaron sus redes para no
verlas más y no sufrir.

Cuando los presidentes y los reyes de todo el mundo se reunieron para hablar
sobre el suceso y encontrar la solución, resolvieron preguntar a Dios, que
hacer ante el desastre que ocasionaron los mares al secarse.

Es tarea para los poetas contestó el Divino, Ellos sabrán resolver vuestro
problema.

Fue así: cuando los poetas fueron convocados para la tarea, inmediatamente
llegaron de todas partes y formaron una larga cadena que bordeó todas las
costas primitivas de los mares. Luego, sin convenirlo previamente, se
arrodillaron y comenzaron a llorar con verdadera angustia. Fueron tantas las lágrimas,
por los poetas derramadas, que volvieron a llenarse los cauces secos y las
algas y los corales y los peces y los barcos y los marinos y las gaviotas
pudieron volver a las aguas.

Desde entonces los mares del mundo tiene dueño, los poetas.

Lelia Vignando


Mañana

Y quizás mañana,
cuando el viento sople
a través de la ventana…

cuando el ruido del mar
no permita escuchar
lo que mis labios dicen…

cuando las nubes opaquen
el brillo de la luna
y el firmamento esconda las estrellas…

cuando un relámpago sin luz
resuene en mis oídos
y alguien suelte al viento las campanas

no hoy… sino mañana,
escucharás mi voz que te dirá
no mereces mi amor…

te olvido.

Lelia Vignando

Destacados

Nuestro Hacer

Diana Alvarez

DaL Comunicacion

Migrante de Los tiempos

Municipalidad de San Isidro

Municipalidad de Vicente Lopez

Etc. Magazine Diana Alvarez (Todos los derechos reservados)
Términos y condiciones - Publicidad
Sitio producido por DAL COMUNICACION Rediseno exclusivo de Cubbo