Tango Todo

Lo mejor de nosotros: la Creatividad

Fecha de Publicación: 27 - 07 - 2011.

ETC. Magazine fue recibida por la Lic. AlejandraBenitez, reconocida profesional  que recientemente ha publicado, junto con Silke, el libro ¿Testigos o Protagonistas? Claves para desarrollar la Creatividad.

Este libro(*) abre las puertas a la creatividad y nos alienta a buscar, a desarrollar y a confiar en nuestros talentos y recursos creativos.

La autora es Master en Dirección de Marketing, Licenciada en Economía. Directora de abCreativa, consultora especializada en procesos de cambio, innovación y liderazgo. Se forma en Creatividad en la Creative Education Foundation en USA.

Su trabajo ha contribuido, tanto a nivel nacional como internacional en el fortalecimiento y ampliación de la conexión entre creatividad y otros campos de acción, es particular Liderazgo.

¿Cuándo empieza tu interés por la creatividad?
Aunque no es fácil precisar un momento diría que en los primeros años de ejercicio profesional como economista, y luego como analista e investigadora. A menudo se presentaban situaciones que la teoría no alcanzaba a explicar. En decenas de oportunidades, ideas brillantes fracasaban cuando se ponían en práctica; en otras, se alcanzaban soluciones que distaban mucho de ser óptimas, porque sólo se había considerado una idea, la primera que se les presentaba. También me llamaba la atención las luchas por el poder o la figuración, entre personas igualmente talentosas… Entonces me decía, hay algo que no estás entendiendo…, pero qué…

Después de varios años de búsqueda por distintas disciplinas, me topé con un aviso invitando a un curso de creatividad.

Y allí por primera vez descubrí que hay una dimensión personal a la que se vinculan actitudes y decisiones que pueden encaminarnos hacia una expansión del ser o encerrarnos en límites cada vez más estrechos…

¿Te referís a la creatividad?
Exacto. Al principio descubrir que todos somos creativos y aceptar que en ese “todos” estaba incluida, me llevó su tiempo. Pero cuanto más afirmaba esta convicción resultaba más fácil compartir mis ideas, lo hacía con mayor seguridad, porque sabía que la oportunidad era igual para todos los demás. Sólo era cuestión de animarse.

Entiendo que te formaste en el tema viajando anualmente a EEUU a la Creative Education Foundation. ¿Qué te impulsó a ir año tras año?
En los 90 era el lugar por excelencia. Respondía a la visión de Sid Parnes, de despertar en cada persona su potencial creativo, para mejorar su vida, enriquecer su profesión, hacer su contribución distintiva a la sociedad y al mundo. En aquel momento convocaba a las cabezas más lúcidas en distintas disciplinas que se animaban a compartir sus experiencias, dudas y metodología de aprendizaje donde la creatividad era el pilar más significativo. Se vivía un ambiente de libertad, espontaneidad, humor y amistad envidiables. Vivíamos en un campus, lo que contagiaba un espíritu de renovación y curiosidad acerca del presente y el futuro.

¿Qué fue lo más relevante de esa experiencia?
Los descubrimientos que me permitieron encontrar o renovar definiciones profundas que influyeron en mis opciones profesionales y en el modo de vivir mi vida. Descubrí que la creatividad es don, cualidad, proceso y producto; que es igualmente riesgoso vivir de sueños que vivir de certezas; que hay un lugar donde las cosas que soñamos son posibles, hay que encontrarlo; que los problemas son oportunidades pero que para verlas hay que cambiar la mirada; que las personas que abrazan el cambio, siguen aprendiendo y pueden elegir ver el mundo y vivir sus vidas de un modo diferente…

¿Por qué te parece que la gente, en general, no se siente creativa?
Lo más evidente es por desconocer su propio potencial o creer que es una cualidad de unos pocos. A veces por falta de oportunidades, a veces por falta de un reconocimiento oportuno la persona ignora o no llega a percibir el potencial que tiene, para ahondar en un tema o disciplina particular. Otras veces por los mensajes negativos, recibidos a lo largo de la vida, sobre “quiénes somos” o “de qué somos capaces”, especialmente durante el período de formación de nuestra personalidad. Nuestra sociedad pone un mayor énfasis en las certezas y no tanto en las dudas o preguntas. Cuando abundan las certezas no sentimos el impulso de ir más allá de lo conocido y nos conformamos con lo que sabemos, con lo que tenemos o podemos hacer. Creo además que los sistemas y las organizaciones ordenan y refuerzan la regularidad de ciertas conductas para asegurar eficiencia. Esto que sin duda funciona, se convierte muchas veces en un enorme freno a la iniciativa individual y grupal, por lo tanto limita la aparición de cuestionamientos e ideas novedosas.

¿Puede considerarse la rutina como enemiga de la creatividad?
¿Te referís a esas situaciones o conductas que por repetidas pierden visibilidad o significación?

Sí, exactamente a eso.
No sé si la calificaría de enemiga, pero ciertamente la condiciona. Lo común, en nuestra vida cotidiana, más allá de la actividad o profesión que se ejerza, es que tengamos conductas y respuestas automáticas basadas en la repetición. Por ejemplo, el orden en que realizamos una tarea, el camino que recorremos cada día a nuestro trabajo o para hacer compras, la gente con la que nos comunicamos, el mensaje que trasmitimos, la forma de enrollar una servilleta, de tratar una cuestión… La reiteración fortalece cierto tipo de conexiones neuronales que hacen más eficiente la acción, pero a la vez debilita la posibilidad de modificar la manera en que la realizamos. De este modo, ciertos conocimientos o conductas se vuelven menos accesibles al pensamiento, se convierten en algo similar a un acto reflejo. Nuestra mente es como una enorme base de datos que guarda sensaciones, percepciones, conocimientos y experiencia adquiridos; si no se la consulta a menudo, pierde agilidad y capacidad para hacer uso de los mismos. O sea que cuando estas conexiones se debilitan o interrumpen por falta de uso, lo que sucede es que los recursos se vuelven menos accesibles. Si nos olvidamos de que hay otros caminos o formas de hacer las cosas, nos volvemos menos creativos. Se produce como un círculo vicioso donde la falta de creatividad no permite abandonar lo conocido y esto naturalmente lleva a hacer de todo una rutina. A su vez al no entender cómo limitar este condicionamiento, crea una nueva conexión entre rutina, lo habitual, lo cotidiano, lo aburrido… Sin embargo, cualquiera de nosotros puede descubrir que lo cotidiano es, también, un escenario vital donde podemos desplegar la creatividad y dar lo mejor de nosotros. Con una mirada apropiada, el escenario de la vida cotidiana puede ser fascinante. Son muchas las situaciones, importantes o pequeñas, que nos ponen ante diferentes interrogantes: ¿cómo se resuelve esto?, ¿cómo se sortea aquello?
, ¿cómo se puede mejorar esto otro?, ¿de qué otro modo se puede pensar o realizar algo?… Y así con preguntas sencillas, audaces, insólitas, provocativas podemos encaminar nuestros recursos a descubrimientos y acciones realmente apasionantes.

¿Tratás este tema en el libro?
Si, y plantemos algunas conductas que pueden ayudar a contrarrestar lo negativo de la rutina y damos una receta propia, para darle un soplo de aire fresco. Enumero:

Una porción de locura y otra de amor

Un cucharón de imaginación

Tres rodajas de fantasía

Un puñado de coraje para equivocarse  

Dos cucharadas de risa

Una pizca de excentricidad

Una taza de confianza

Espolvoreado con abundantes preguntas 

¿Qué otros temas abordás en el libro?
El temario es muy amplio y está organizado en dos partes. La primera que trata sobre los caminos que tenemos para acceder a nuestra creatividad, las fuentes, los pilares que sostienen en cada uno la capacidad de encontrar modos individuales para expresar su pasión, su mensaje profundo, su talento, su contribución.

La segunda recorre experiencias y testimonios de la creatividad en acción, y se detiene de modo especial en el ámbito de las organizaciones, de la ciencia y del arte.

Le damos espacio también a los impedimentos de la creatividad, con sugerencias prácticas de cómo superar algunos de ellos. También hablamos de algunas técnicas muy difundidas y de probada efectividad.

¿Ya han recibido comentarios de sus lectores?
Por suerte sí, muchos; las devoluciones y comentarios son increíbles, emotivos algunos, otros más racionales ponderando tal o cual aspecto, pero el denominador común que destacan es el entusiasmo que contagian las páginas a animarse a ser creativo. Espero que muchas más personas puedan disfrutarlo.

Antes de despedirnos, tras haber escuchado tu modo de hacer y de sentir,  se me ocurre preguntarte ¿tenés alguna manera de salir de las situaciones difíciles?
Los aprendizajes y experiencias fueron armando una especie de filosofía de vida a través de los años. “Hacé la diferencia”; “Hacé que suceda”; “Dejalo pasar”; “Desafiate”; “Usá tus recursos creativos”; “Descubrí el sentido de las cosas”; ”Encontrá el propósito de lo que hacés”; ”Aceptá y disfrutá tus talentos”; ”Mirá a través de lentes diferentes”; ”Empezá en una nueva dirección”; ”Escribí tu propia historia”; “Ampliá tu mente”; “Ponele nombre a tus sueños”; “Paladeá la divina creación que sos”, “Renovate”, ”Sé agradecida”… Hoy estas pequeñas frases que parecen mandatos, retumban como golpes de tambor cuando las cosas se ponen difíciles en mi vida. Ellas me recuerdan que hay otra manera de ver las cosas y me empujan a poner toda mi creatividad en acción.

Alejandra, si tuvieras que ponerle título a esta entrevista ¿cuál elegirías?
Uno que testimonia lo que la creatividad nos permite expresar: lo mejor de nosotros.

María Chávez


Publicado en ETC. Magazine en Julio de 2011

(*)En caso de estar interesados en adquirir el libro pueden buscarlo en librerías como Yenny, El Ateneo, la Boutique del Libro y otras.

Si prefieren comunicarse con Alejandra Benitez pueden hacerlo telefónicamente al (54 11) 4791 5332  /156 549 9100. o enviar un mail a abcreativa@gmail.com

 

Mencionando ETC. Magazine Revista on Line, tendrán un descuento sobre el precio de venta. 

Destacados

Nuestro Hacer

Diana Alvarez

DaL Comunicacion

Migrante de Los tiempos

Municipalidad de San Isidro

Municipalidad de Vicente Lopez

Etc. Magazine Diana Alvarez (Todos los derechos reservados)
Términos y condiciones - Publicidad
Sitio producido por DAL COMUNICACION Rediseno exclusivo de Cubbo