Red Seguros

Los Bomberos Voluntarios de San Isidro

Fecha de Publicación: 02 - 02 - 2007.

El Comandante Mayor y Jefe del Cuerpo Activo de los Bomberos Voluntarios de San Isidro, Javier Ozán, habló sobre sus vivencias, sus compañeros y la relación con la comunidad del partido.

EM: ¿Por qué decidió ser bombero?
JO: Vine al cuartel en 1970 para hacer un trabajo particular en el salón de fiestas durante un mes, y empecé a observar todo el movimiento y a conversar con los bomberos, que me contaban lo que hacían. n día hubo un incendio grande y quedó poca gente en el cuartel, pero al mismo tiempo ocurrió otro y me pidieron si podía ayudar. Era una casa en la que se había prendido fuego la cocina. Ayudé a levantar el material, la manguera y vi como la gente les agradecía. Ahí me di cuenta de lo que son los bomberos voluntarios y el bien que hacen a la comunidad.

EM: ¿Cuál es su función?
JO: Más que todo administrar. Cuando hay algún siniestro grande voy, si no dejo que los oficiales o sub – oficiales se manejen solos.

EM: ¿Cuáles son los requisitos para convertirse en bombero?
JO: Antes, el que se ofrecía ya era aceptado, pero en 1990 salió la Ley del Bombero, se debe hacer un examen psicológico y luego un estudio físico. Además debe residir en el partido. Para entrar acá se necesita estar bien, porque lo nuestro es muy delicado, deben hallarse en buenas condiciones porque hay momentos muy complicados. Por último empieza el período de ingreso, en donde se conocen los materiales y  los compañeros.

EM: ¿Hay que tener una determinada edad para desarrollar esta tarea?
JO: Sí, entre los dieciocho y cuarenta años. A los dieciséis se puede ingresar como cadete, pero no se lo lleva a ningún incendio o emergencia. 

EM: ¿Qué beneficios sociales tienen?
JO: Cobertura médica de Ioma, y a los veinticinco años de servicio una jubilación por una ley especial.

EM: ¿La diversidad de bomberos es amplia?
JO: Sí, acá tenemos gente a la que hemos  mandado a estudiar porque no sabían ni firmar, como así también médicos.

EM: ¿Cómo hacen para coordinar la labor de bomberos y el trabajo que cada uno tiene?
JO: Les exigimos a todos cuarenta horas por mes. Si hay algún siniestro grande los convocamos y si pueden salir del trabajo lo hacen. Hay una ley que los ampara y obliga a que no se le descuente plata al bombero, pero si no lo dejan ir no se le insiste, aunque la mayoría viene.

EM: ¿Cuántos voluntarios hay?
JO: Entre el cuartel central y los destacamentos de Boulogne y Beccar, hay noventa y cinco.

EM: ¿Están bien equipados?
JO: Ahora sí, en el 2001, a veces teníamos el teléfono cortado por falta de pago, pero en la actualidad recibimos ayuda de la municipalidad de San Isidro, de la gente y diversas empresas.

EM: Además de un incendio, ¿por qué otras cosas los llama la gente?
JO: Por diversas circunstancias. Para bajar un gato de un árbol ó cambiar lámparas altas con la escalera. Por ejemplo, una familia hizo una fiesta y como tiraron fuegos artificiales fuimos voluntariamente por si llegaba a pasar algo. Nosotros ayudamos a la comunidad en todo lo que podemos.

Jorge Castro

Destacados

Nuestro Hacer

Diana Alvarez

DaL Comunicacion

Migrante de Los tiempos

Municipalidad de San Isidro

Municipalidad de Vicente Lopez

Etc. Magazine Diana Alvarez (Todos los derechos reservados)
Términos y condiciones - Publicidad
Sitio producido por DAL COMUNICACION Rediseno exclusivo de Cubbo