DAL Comunicación

Los cuatro animales

Fecha de Publicación: 01 - 02 - 2006.

Danza Armonizadora – (Téc. E. Noverazco)

En
el camino de encontrar nuestra identidad, nuestras raíces y nuestra
verdadera esencia, debemos sacar a la luz todo el material ancestral
que poseemos y poniendo nuestro cuerpo en movimiento, utilizarlo para
que nos ayude a conocernos como integrantes de la especie. Danza
Armonizadora® cuenta con muchos trabajos que apuntan a este fin, pero
hay uno que específicamente permite acentuar ciertos rasgos y generar
respuestas instintivas y psicomotoras. Se trata del trabajo de los Cuatro Animales, que son danzas basadas en la identificación con el Ave,
la Serpiente

, el Tigre y el Hipopótamo. La importancia está dada por el simbolismo
que le atribuimos a cada una de ellas, ya que consideramos que cuando
un alumno logra desarrollar características de cada uno de estos
animales, encuentra la armonía y el equilibrio interior, y es por eso
que Los Cuatro Animales son el símbolo que identifica a Danza
Armonizadora.

El Ave
estimula la fantasía a partir de una realidad, que es nuestro propio
cuerpo. Impulsa a la liberación, a la independencia, a la creatividad,
a la búsqueda de nuevos horizontes existenciales, hacia la libertad.
Poder imaginar un hecho o una situación nos permite ir dándole forma,
buscar los medios que nos ayuden a lograrlo y ese es el camino para que
luego se materialice. El Ave simboliza también la comunicación, el
poder expresar nuestras necesidades, nuestras emociones, salir de
nosotros mismos, romper las ataduras y las relaciones simbióticas.
Tiene que ver con lo espiritual, con la creencia en algo más
trascendente y profundo de la vida, con la fe.

La Serpiente
representa la fuerza psíquica, el fuego interior que motiva y
entusiasma. Es un trabajo mental que eleva la identidad psíquica. Tiene
que ver con la autovalorización y el reconocimiento de nuestro
potencial interno. Es la energía vital que nos lleva a la conquista de
todo aquello que necesitamos para sentirnos satisfechos.
Nos hace sentir con derechos y nos da el permiso para disfrutar de lo que nos gusta.

El Tigre estimula la fuerza física, el trabajo concreto, nos lleva a la acción, a vencer los obstáculos y a defendernos.
La agresión es productiva, nos lleva a hacer, a enfrentar los
conflictos, a reclamar derechos, a sublevarnos frente a las
injusticias, a poner límites, nos hace ir hacia afuera y nos conecta
con el medio. Uno de los objetivos de esta danza es conocer nuestra
agresión y perderle el miedo: saber que la tenemos y la podemos usar
para defendernos y manejarla conscientemente, y no que sea ella quién
nos maneja a través de actos compulsivos y violentos.

Danza del Hipopótamo
simboliza el permiso a sentir, a disfrutar sin culpas de lo logrado, al
placer, al descanso, a la sensualidad. Despierta nuestros cinco
sentidos y estimula a la expresión de todas nuestras emociones.

Cada danza requiere muchos ejercicios preparatorios, que van llevando
al alumno progresivamente hacia el objetivo. A través de este trabajo
se estimulan respuestas que tenemos dentro, pero que hemos olvidado, y
están conectadas específicamente con lo instintivo, con el cerebro
antiguo, con lo ancestral, con todo lo que tenemos registrado desde que
la Humanidad
existe. Es algo que tenemos guardado y que tenemos que estimular para
poder rescatar y transformar esos instintos en entusiasmo y pasión por
vivir.


Profesora Graciela Berardo
4864-1369 – 15-5847-4211
gberardo@tutopia.com

Destacados

Nuestro Hacer

Diana Alvarez

DaL Comunicacion

Migrante de Los tiempos

Municipalidad de San Isidro

Municipalidad de Vicente Lopez

Etc. Magazine Diana Alvarez (Todos los derechos reservados)
Términos y condiciones - Publicidad
Sitio producido por DAL COMUNICACION Rediseno exclusivo de Cubbo