DAL Comunicación

Los oraculos

Fecha de Publicación: 16 - 12 - 2005.

A través de las distintas culturas los humanos buscaron siempre aproximarse a su destino en las fuentes de adivinación

Or?culos Griegos:
El más antiguo de los or?culos griegos fue el de Dodona, ubicado en
Epiro. Según cuenta la historia Aquiles interrog? ahí a Zeus, padre de
todos los dioses. La respuesta a su inquietud la recibi? a través del
murmullo de las hojas de los ?rboles sagrados y de una fuente,
interpretada por los sacerdotes del lugar. Testimonio de esto dio
Homero en La Odisea.
En Tebas y en Lebadea, se afirmaba que los
dioses daban su mensaje en sue?os de quienes dormían en ese sitio.
En Olimpia, las lamides interpretaban el futuro en en las entra?as de
animales sacrificados y también en las llamas del fuego.
Indudablemente el más famosos de todos en la antig?edad fue el or?culo
de Delfos, seguido por el de Delos, creado en celebración a la isla de
donde era oriundo Apolo.

Los or?culos egipcios:
El más mentado fue el de Amín Ra, que en el 1500 a.C. respondía tomando
la forma del mencionado dios y contestando en voz alta a las preguntas
que le eran estregadas escritas en papiros.

Los or?culos romanos: Eran consultadas las Las Sibilas Romanas, especialmente la Sibila sibila de Tibur y la Sibila de Cumes.
Sus profec?as acerca del porvenir de Roma estaban compiladas en nueve
vol?menes que se destruyeron en un incendio previo a la era cristiana.

Otras adivinaciones: En Roma la adivinación ten?a otras formas.
Eran pocos los tipos it?licos de adivinación: omina (presagios),
auspicium {observación del vuelo de las aves) y tripudium (augurio
basado en la voracidad de los pollos sagrados); sortes (versos o frases
de escritores inscritos como o. en tablillas y sacados a suerte): el o
de sortes más famoso fue el de Preneste, bajo la protección de la
Tierra-Madre (Fortuna Primigenia); el o. cleromíntico de Antium,
dedicado también a Fortuna, y el de la fuente Aponinade Padua, dedicado
a J?piter C?nsul.

Otros lugares:
Además de las consultas en los lugares mencionados, la ansiedad por las
adivinaciones se daba también en las culturas mesopot?micas, y en
algunos lugares de Oceanía y Africa.

Destacados

Nuestro Hacer

Diana Alvarez

DaL Comunicacion

Migrante de Los tiempos

Municipalidad de San Isidro

Municipalidad de Vicente Lopez

Etc. Magazine Diana Alvarez (Todos los derechos reservados)
Términos y condiciones - Publicidad
Sitio producido por DAL COMUNICACION Rediseno exclusivo de Cubbo