Tango Todo

Mario Pergolini con Etc Magazine

Fecha de Publicación: 18 - 12 - 2005.

No me arrepiento de lo vivido pero no lo volveria a hacer ni loco

Sentado sobre una mesa en el subsuelo de la Rock and Pop, con la voz más ronca que nunca, Mario Pergolini, divertido y enérgico, demuestra una vez más que la tiene clara. A los 39 años y con dos hijos, el desenfreno le cedió paso a la madurez.

E.M.: ¿Esta cuestión tuya de la ironía, la adrenalina y la rapidez, tiene algún límite?
M.P.:
Yo creo que uno es como es y no puede evitarlo, supongo que de grande hay ciertas características que se siguen manteniendo. Sin duda me divierte mucho más el humor irónico y ácido, que el humor popular que comúnmente se escucha en otros lados. Igual es muy distinto lo que hacíamos en radio hace muchos años en Malas compañías o Tiempo perdido, a lo que hacemos hoy.

E.M.: Del otro lado de la pantalla y de la radio, se percibe como un culto a la amistad entre vos y tus compañeros. ¿son tan amigos así como parece?
M.P.:
Con Eduardo tenemos una trayectoria de vida juntos. De mi socio Diego Guebel también soy muy amigo, con Juan no tanto, pero hemos compartido muchas cosas y tenemos una relación muy sincera, solamente hacemos lo que queremos y tenemos ganas.

E.M.: ¿Pensas que esto de alguna manera, los diferencia de la gente del medio?
M.P.:
Yo creo que no podemos evitar demostrar que somos un buen equipo y además no ocultamos nuestra amistad. La gente lo toma como un elemento mas y sabe que somos sinceros cuando nos decimos barbaridades, pero no creo que sea fundamental en el momento de decidir si un programa te agrada o no.

E.M.: ¿Cuándo se te ocurre alguna nueva idea, tenes en cuenta al público?
M.P.:
No, jamás, no se me ocurre ni me importa. Pienso en cosas que me gustan o me parezcan divertidas a mí y hasta ahora me dio resultado.

E.M.: ¿Crees que sos un referente para la juventud?
M.P.:
Yo no creo que sea un referente. Salgo en la televisión y hago un programa que le gusta a los jóvenes. Puedo ser lo más parecido de lo que hay en la tele a un pibe normal, pero no me siento un referente.
Me parece que los referentes tienen otro tipo de connotación o son otro tipo de personas. Al estar en un medio puede ser llamativo o no escucharme, pero cuando me vaya nadie va a llamarme y decirme: vos sos un referente mío.

E.M.: ¿Que opinas de los programas de TV que utilizan a las mujeres como mercadería para atraer audiencia?
M.P.:
A mi siempre me llama la atención que a Caiga quién Caiga se lo acuse de misógeno porque no hay mujeres en pantalla, entonces digo: ¡que loco que no acusen de eso a programas donde en realidad utilizan a la mujer desde un lado bastante pueril y feo!. Aún cuando hicimos programas con mujeres, como El Rayo, intentamos desde un lado más seductor si se quiere. De hecho Super M no era chabacano.

E.M.: Con las revistas pasa lo mismo, no hay una semana que no salga una mujer en tapa casi desnuda.
M.P.:
Sé seguro y es porque eso vende. Yo siempre digo que Internet representa bastante a la sociedad, no está regulada y todo lo que hay lo pone uno porque se le antoja y ¿qué es lo que más hay en la red? pornografía. Indudablemente mucha gente reclama eso, el humano será eso, porque pasa en todo el mundo.

E.M.: ¿Te sentís un hombre atractivo?
M.P.:
No, sólo zafé con mis ojos claros

E.M.: Bueno no todo son un par de ojos claros en la vida …
M.P.:
Si, lo son. Y yo lo he comprobado.

E.M.: ¿Cuándo ves a chicas de 16 o 17 años que mueren por vos, que te causa?
M.P.:
Me causa gracia, me río. Yo he estado en muchos canales y he visto chicas de esas edades esperando a Roberto Galán. Lo que atrae no es uno, es el medio, y el que se crea que atrae por lo que es, es un tarado y no entendió nada.

E.M.: Algunos atraen más allá de la fama
M.P.:
Si pero es mucho más seductor lo que se emana a través de los medios, que lo que es uno personalmente. Porque uno no se enamora de una persona solamente por verla en la tele. A lo sumo pensas en acostarte con la persona en cuestión, pero de ahí a querer a alguien por lo que representa sesenta minutos a la semana es una estupidez.

E.M.: En una oportunidad dijiste que si te encontras con un chico de 16 tomando vino a las 9 de la mañana, te dan ganas de bajarte del auto y decirle: ¿que hacés pelotudo? ¿Que sentirías si te imaginas por un segundo que esos pibes pueden ser tus hijos?
M.P.:
Me imagino que sería incómodo pero también pienso que mis hijos no van a estar a los 16 tomando vino a las 9 de la mañana.
Igual van a cometer sus bardos y yo no voy a poder hacer absolutamente nada. Porque a la vida hay que experimentarla, un padre no te la puede coartar por mas equivocado que estes.

E.M.: ¿Pensas que el haber tenido una vida con excesos, tan liberal, va a influir en la educación de tus hijos?
M.P.:
Básicamente uno trata de cuidarlos de gente como uno, de las cosas que uno hizo. Sé va a influir lo que viví en como los eduque, lo que no se es como. Se trata de ser el mejor padre posible, indudablemente nadie lo logra.

E.M.: ¿Fue tan descontrolada tu vida? ¿O es un mito?
M.P.:
Sí, fue así. ¡Que va a ser un mito!, (se ríe) ojalá lo fuera.

E.M.: ¿Cómo te sentís después de todo eso?
M.P.:
Mucho mejor, algunos tenemos la suerte de zafar, no me arrepiento de lo vivido pero no lo volvería hacer ni loco. Hace como diez años que me retiré de todo eso, y era eso o morir en el intento.

E.M.: Estás en un momento de tu vida donde seguís creciendo profesionalmente y personalmente, ¿te estás “normalizando”?
M.P.:
Sí, de alguna manera estoy muy cerca de lo que significaría ser un tipo normal, que lo que era cuando tenía 24 años.

E.M.: ¿O sea que te salió bárbaro?
M.P.:
Sí me salió redondito, (festeja riendo) cierra por todos lados.

Jorgelina Mena

Destacados

Nuestro Hacer

Diana Alvarez

DaL Comunicacion

Migrante de Los tiempos

Municipalidad de San Isidro

Municipalidad de Vicente Lopez

Etc. Magazine Diana Alvarez (Todos los derechos reservados)
Términos y condiciones - Publicidad
Sitio producido por DAL COMUNICACION Rediseno exclusivo de Cubbo