ETC Magazine Revista On Line - Libros Famosos - Robinson Crusoe
Advertisement
Inicio > Chicos > Letras > Libros Famosos - Robinson Crusoe

Secciones
Inicio
Alternativas
Arte
Astrología
Ecología
El Criticón
Gente
Jardín
Jazz
Libros Recomendados
Lugares
Mascotas
Mitos y Leyendas
Museos
ONGs
Psicoenfoques
Reflexiones
Salud
Suplementos
Sabores
Letras Plus
La Vidriera
Chicos
Suplementos Especiales

     Creatividad 

     Día de la Madre

     Navidad

Navegación
Inicio
Quienes Somos
Contáctenos
Links
Buscar
Mapa del Sitio
Suscripción

Para recibir gratuitamente nuestras ediciones complete los siguientes datos:







 
Búsqueda Rápida

 
 

 
 
Libros Famosos - Robinson Crusoe Imprimir Correo electrónico
El autor de esta novela es Daniel Defoe, quien nació en Londres, Inglaterra, en 1660. Fue padre de siete hijos.
Se desempeñó como periodista, poeta y novelista.
Su novela más famosa fue Robinson Crusoe, escrita como si fuera un diario de viaje, en donde el protagonista,el marino escocés Selrik, cuenta la aventura que vivió en la isla de Juan Fernández luego de haber naufragado su embarcación, quedando él solo para sobrevivir, aunque luego se encontrará con Viernes, un personaje muy especial.
Esta obra fue publicada por primera vez en 1719.


Del texto de Robinson Crusoe:

“Pude observar que había una gran cantidad de naranjos y limoneros, así como algunos árboles de cacao, aunque con escasos frutos. Pese a ello, los limones verdes que pude tomar resultaron no sólo exquisitos, sino muy agradables, pues más adelante mezclé su jugo con agua, obteniendo así una estupenda bebida.

Como vi que el trabajo que me esperaba era pesado, ya que me proponía reunir una buena cantidad de frutas para llevarlas a mi morada a fin de disponer de ellas durante la estación lluviosa, formé tres montones: dos de uva y uno de limones. Y, cargando con parte de la fruta, me encaminé hacia la caverna, resuelto a regresar muy pronto para llevarme lo que quedaba.

Demoré tres días en volver hasta la caverna, pero ya antes de llegar las uvas se habían aplastado en tal forma por su madurez y su peso, que en verdad no valían casi nada.
Los limones llegaron en perfecto estado, pero había muy pocos.

El diecinueve de julio, o sea al día siguiente, regresé con dos pequeños sacos a fin de recoger mi cosecha, pero grande fue mi sorpresa al ver que las uvas estaban desparramadas y destrozadas totalmente y que muchas habían sido roídas.
De ello deduje que en los alrededores habría animales dañinos capaces de ocasionar tales calamidades.

Tomé todos los racimos que pude y los colgué en las ramas de los árboles para que se secasen al sol. En cuanto a los limones, cargué una buena cantidad de ellos en los sacos para llevarlos a la caverna.
De regreso de la excursión pude admirar en toda su amplitud la belleza del vallecito, así como las ventajas y seguridades que podía dar como refugio contra las tempestades y los vientos del este, ya que estaba resguardado por altos bosques y colinas.

< Anterior   Siguiente >
 

Destacados

Nuestro Hacer 

     

Jardines Zona Norte

   

 

Haiku con Gloria

Flores del Alma

 
  
  
  
Etc. Magazine © Diana Alvarez (Todos los derechos reservados)
Términos y condiciones - Publicidad
Sitio producido por DAL COMUNICACIÓN