ETC Magazine Revista On Line - El ave Roc
Advertisement
Inicio

Secciones
Inicio
Alternativas
Arte
Astrología
Ecología
El Criticón
Gente
Jardín
Jazz
Libros Recomendados
Lugares
Mascotas
Mitos y Leyendas
Museos
ONGs
Psicoenfoques
Reflexiones
Salud
Suplementos
Sabores
Letras Plus
La Vidriera
Chicos
Suplementos Especiales

     Creatividad 

     Día de la Madre

     Navidad

Navegación
Inicio
Quienes Somos
Contáctenos
Links
Buscar
Mapa del Sitio
Suscripción

Para recibir gratuitamente nuestras ediciones complete los siguientes datos:







 
Búsqueda Rápida

 
 

 
 
El ave Roc Imprimir Correo electrónico


En occidente al roc, ave mitológica, se le conoce a través de los relatos de "Las mil y una Noches”, que se refieren a  las hazañas de Simbad.  

Abandonado por sus compañeros en una isla, divisó a lo lejos una enorme cúpula blanca y al día siguiente una vasta nube le ocultó el sol. Pues bien, la cúpula era un huevo de Roc y la nube era el ave madre. El astuto Simbad utilizó su turbante para atarse a la pata del roc; éste alzó el vuelo y lo dejó en la cumbre de una montaña sin sentirlo. En los "Viajes" de Marco Polo, (III, 36) se puede leer,“Los habitantes de la isla de Madagascar dicen que en determinada estación del año llega de las regiones australes una especie extraordinaria de pájaro, que llaman Roc. Su forma es parecida a la del aguila pero es incomparablemente mayor. El Roc es tan fuerte que puede levantar en sus garras a un elefante, volar con él por los aires y dejarlo caer desde lo alto para devorarlo después. Quienes han visto el Roc aseguran que las alas miden dieciséis pasos de punta a punta y que las plumas tienen ocho pasos de longitud”.

Otras descripciones indican que los rocs son aves gigantes, de escasa inteligencia, que habitan en climas cálidos y montañosos.
uentan que físicamente son como enormes águilas, con un plumaje marrón y dorado. Algunos rocs pueden ser enteramente rojos o negros, pero son considerados como portadores de malos presagios. Tienen una fuerza enorme con la que elevan a sus presas, incluso del tamaño de un elefante, por los cielos. Tienen un apetito voraz, y se elevan a unos 100 metros de la superficie terrestre para divisar a cualquier posible presa. Una vez la encuentra, se lanza en picado y la golpea con sus garras hasta dejarla inconsciente. Entonces la eleva hasta su nido para devorarla con tranquilidad. Si no consigue dejarla inconsciente vuelve a golpear, pero esta vez con el pico.

También otros seres míticos se entrelazan con los dichos sobre los rocs: se dice que . pueden ser domados por los gigantes. Si los gigantes son benévolos no dejarán que sus rocs ataquen a los habitantes de las ciudades, ni a sus animales domésticos o ganado. Los enanos han fracasado  en sus intentos de domar a los rocs, a pesar de que a los sus minas suelen encontrarse cerca de los nidos de rocs. 

Una fantástica cualidad que también se le asigna desde remotos tiempos es que con sus plumas se tejen las mejores alfombras voladoras. 

Sin duda se le puede considerar  un pintado protagonista para una misteriosa y mágica historia de aventuras.

Fecha de publicación: Septiembre de 2009

< Anterior   Siguiente >
 

Destacados

Nuestro Hacer 

     

Jardines Zona Norte

   

 

Haiku con Gloria

Flores del Alma

 
  
  
  
Etc. Magazine © Diana Alvarez (Todos los derechos reservados)
Términos y condiciones - Publicidad
Sitio producido por DAL COMUNICACIÓN