ETC Magazine Revista On Line
Advertisement
Inicio

Secciones
Inicio
Alternativas
Arte
Astrología
Ecología
El Criticón
Gente
Jardín
Jazz
Libros Recomendados
Lugares
Mascotas
Mitos y Leyendas
Museos
ONGs
Psicoenfoques
Reflexiones
Salud
Suplementos
Sabores
Letras Plus
La Vidriera
Chicos
Suplementos Especiales

     Creatividad 

     Día de la Madre

     Navidad

Navegación
Inicio
Quienes Somos
Contáctenos
Links
Buscar
Mapa del Sitio
Suscripción

Para recibir gratuitamente nuestras ediciones complete los siguientes datos:







 
Búsqueda Rápida

 
 

 
 
Leyenda de San Valentín Imprimir Correo electrónico


En el siglo tercero, en Roma, gobernaba el emperador Claudio III quien orden? a los cristianos que debían adorar a doce dioses paganos , y adem?s decret? que asociarse con cristianos era un crimen que se castigaría con la pena de muerte.

Valentín (*) se había dedicado a los ideales de Cristo y ni siquiera las amenazas de muerte le detenían de practicar sus creencias. El fue arrestado y enviado a prisión y allí, mientras aguardaba su ejecución, en sus últimos dias de vida ocurrió lo que luego daría origen a su culto.

El carcelero, al ver la cultura y el amor de Valentín hacia los demás le llevó a su hija traer a Julia, para que le ?l diera sus enseñanzas. . Julia era ciega de nacimiento, preciosa y de as? que Valentín le ley? cuentos de la historia romana, le ense?? aritmática y le habló de Dios.

Julia le preguntó un día: "?Valentín, es verdad que Dios escucha nuestras oraciones?" "Si, mi niña. El escucha todas y cada una de nuestra oraciones," le respondió Valentín. "?Sabes lo que le pido a Dios cada noche y cada mañana? Yo rezo porque pueda ver.

En ese momento Valentín le propuso orar juntos y efectivamente elevaron una especial plegaria a Dios. Instantes después la joven adquirió el don de la vista.

En la víspera de su muerte, Valentín le escribió por última vez, pidiéndole que siempre se mantuviera cerca de Dios y la firmó con "De Tu Valentín".

Valentín fue ejecutado el día siguiente, el 14 de febrero del año 270, cerca de una puerta que más tarde fuera nombrada Puerta de Valentín para honrar su memoria. Lo sepultaron en la actual Iglesia de Praxedes en Roma.

Según la leyenda, Julia plantó un almendro en su tumba ya a partir de entonces este simboliza el amor.

(*) En italiano el nombre es Valentino

< Anterior   Siguiente >
 

Destacados

Nuestro Hacer 

     

Jardines Zona Norte

   

 

Haiku con Gloria

Flores del Alma

 
  
  
  
Etc. Magazine © Diana Alvarez (Todos los derechos reservados)
Términos y condiciones - Publicidad
Sitio producido por DAL COMUNICACIÓN