ETC Magazine Revista On Line
Advertisement
Inicio

Secciones
Inicio
Alternativas
Arte
Astrología
Ecología
El Criticón
Gente
Jardín
Jazz
Libros Recomendados
Lugares
Mascotas
Mitos y Leyendas
Museos
ONGs
Psicoenfoques
Reflexiones
Salud
Suplementos
Sabores
Letras Plus
La Vidriera
Chicos
Suplementos Especiales

     Creatividad 

     Día de la Madre

     Navidad

Navegación
Inicio
Quienes Somos
Contáctenos
Links
Buscar
Mapa del Sitio
Suscripción

Para recibir gratuitamente nuestras ediciones complete los siguientes datos:







 
Búsqueda Rápida

 
 

 
 
Dríada mitología Celta Imprimir Correo electrónico

Estos personajes son duendes de forma femenina, que están ligados a los árboles. Poseen una gran belleza , finos rasgos y sus cabellos y ojos cambian de tonalidad de acuerdo con las estaciones del año, camuflándose entre la vegetación para no ser vistos.

 

 

Cada dríada permanece unida al roble que le corresponde durante toda su vida, pudiéndose apartar solo 300 metros lejos de él, de lo contrario mueren.. Una dríada es capaz de penetrar literalmente en un árbol y desde su interior tranportarse al roble del que ella forma parte.


Las dríadas hablan varias lenguas y su gran inteligencia les permite comunicarse con casi todos los seres del bosque, además hablan el lenguaje de las plantas. Una dr?ada tiene absoluto control sobre el ?rbol al que está ligada, por lo que es capaz de provocar que sus ramas florezcan aunque no sea la temporada, que aparezcan nuevas plantas alrededor del ?rbol, e incluso puede provocar un crecimiento de hierba repentino que haga tropezar a los intrusos. No son nada agresivas, y si son atacadas usan el conjuro de hechizar personas como defensa.
Este conjuro lanzado por una dr?ada tiene un gran poder, y es muy dif?cil tener la suficiente resistencia a la magia como para no caer hechizado. Si alguien golpea al roble al que está unida, ella recibe físicamente el mismo daño, por lo que intentar? defenderlo a toda costa.

No pelean, pero tienen habilidades dru?dicas que utilizan para detener a los intrusos. Del mismo modo, pueden utilizar poderosos encantamientos contra sus enemigos. Cuando ven a un var?n de gran belleza, intentar?n encantarlo para tomarlo como su esclavo amoroso.

 

 

Javier Krause Alvarez
< Anterior   Siguiente >
 

Destacados

Nuestro Hacer 

     

Jardines Zona Norte

   

 

Haiku con Gloria

Flores del Alma

 
  
  
  
Etc. Magazine © Diana Alvarez (Todos los derechos reservados)
Términos y condiciones - Publicidad
Sitio producido por DAL COMUNICACIÓN