ETC Magazine Revista On Line
Advertisement
Inicio

Secciones
Inicio
Alternativas
Arte
Astrología
Ecología
El Criticón
Gente
Jardín
Jazz
Libros Recomendados
Lugares
Mascotas
Mitos y Leyendas
Museos
ONGs
Psicoenfoques
Reflexiones
Salud
Suplementos
Sabores
Letras Plus
La Vidriera
Chicos
Suplementos Especiales

     Creatividad 

     Día de la Madre

     Navidad

Navegación
Inicio
Quienes Somos
Contáctenos
Links
Buscar
Mapa del Sitio
Suscripción

Para recibir gratuitamente nuestras ediciones complete los siguientes datos:







 
Búsqueda Rápida

 
 

 
 
Angus Og y la doncella mígica leyenda Irlandesa Imprimir Correo electrónico

Hace muchos , muchos años, Angus Og, hijo de Dagda y Boanna del palacio de New Grange, se enamor? perdidamente de una joven a la que solo había visto en sue?os. Sus padres, preocupados por lo mal y triste que estaba su hijo, buscaron a la joven por toda Irlanda, pero no pudieron encontrarla.

Finalmente decidieron llamar a Bov el Rojo, rey de los daanos de Munster , quien sabía sobre misterios y encantamientos. El, luego de buscar durante un año regres? diciendo que que había encontrado a la ilusoria doncella en un lago llamado Boca de Drag?n.

Hasta allí fueron Angus y Bov ya al llegar encontraron quinientas doncellas paseando cada una de ellas unidas a su pareja por una cadena de oro. Al ver a la doncella de sus sue?os Angus le preguntó a Bov quien era y de ese modo supo su nombre: Caer, la hija de Ethal Anubal, el pr?ncipe de los daanos de Connacht.

Aconsejado por su acompañante, el joven pidi? la ayuda de los reyes mortales de Connacht, Ailell y Maev, quienes le enviaron un mensaje al pr?ncipe Ethal, pidi?ndole la mano de su hija Caer para Angus, pero ?l se neg?. Ante el rechazo de Ethal, las fuerzas del rey Ailell lo sitiaron en su castillo y ante el segundo pedido de mano de Caer, el pr?ncipe comunic? que la joven vivía extra?amete de dos maneras: bajo la forma de doncella un año y al año otro bajo la forma de cisne. Les dijo que el pr?ximo 1 de noviembre la encontrar?an junto a ciento cincuenta cisnes en el mismo lago Boca de Drag?n.

Llegado el día, efectivamente, allí se vieron, ya para no separarse más, y lo más extraño que sucedió fue que mientras Angus le contaba sobre su amor y sobre quien era, ante los ojos de su amada se transformí ?l también en un bell?simo cisne. Y retornaron al palacio, emitiendo un encatador sonido que adormeci? a la corte durante tres días

< Anterior   Siguiente >
 

Destacados

Nuestro Hacer 

     

Jardines Zona Norte

   

 

Haiku con Gloria

Flores del Alma

 
  
  
  
Etc. Magazine © Diana Alvarez (Todos los derechos reservados)
Términos y condiciones - Publicidad
Sitio producido por DAL COMUNICACIÓN