ETC Magazine Revista On Line - Las afasias
Advertisement
Inicio

Secciones
Inicio
Alternativas
Arte
Astrología
Ecología
El Criticón
Gente
Jardín
Jazz
Libros Recomendados
Lugares
Mascotas
Mitos y Leyendas
Museos
ONGs
Psicoenfoques
Reflexiones
Salud
Suplementos
Sabores
Letras Plus
La Vidriera
Chicos
Suplementos Especiales

     Creatividad 

     Día de la Madre

     Navidad

Navegación
Inicio
Quienes Somos
Contáctenos
Links
Buscar
Mapa del Sitio
Suscripción

Para recibir gratuitamente nuestras ediciones complete los siguientes datos:







 
Búsqueda Rápida

 
 

 
 
Las afasias Imprimir Correo electrónico



Un paciente concurre a la consulta acompañado por su esposa.
Su semblante p?lido y abatido refiere la angustia por la que está pasando.
La esposa centraliza la atención y comienza a detallar lo sucedido. Hace dos meses, luego de un pico de presi?n agudo, Luis ya no es el mismo. A partir de la internación, vinieron los estudios: tomograf?a cerebral, mapeo, estudios neurol?gicos completos, electrocardiograma, etc...etc.
Como conclusi?n el especialista determina un cuadro de afasia mixta a predominio expresivo; cuyos s?ntomas visibles se observan p?rdida del habla en un 80% y con un tono muscular disminuido en toda la parte izquierda de su cuerpo. Se comunica con monos?labos y su temperamento nervioso se ha agudizado.
El neur?logo prescribe medicación para la parte arterial, un anti ? depresivo y derivación a fonoaudiolog?a con una frecuencia de tres veces semanales y a kinesiolog?a con igual frecuencia.

Para enfrentar lo desconocido y los miedos es necesario saber sobre la dolencia y tener la voluntad para cambiar los efectos resultantes.
Es interesante mencionar que ya los egipcios, ?algunos siglos atrás?, (3000 y 2500 a. De c.) según consta en unos papiros quir?rgicos, descifrados por Breasted, (1930) , conoc?an lesiones en la cabeza con p?rdida de lenguaje.
Kussmaul (1887), citaba observaciones para demostrar que en pacientes af?sicos casi siempre la escritura se hallaba más deteriorada que el habla y que, por lo general, la ceguera y sordera verbal se hallaban combinadas con una p?rdida similar de las palabras al hablar y al escribir. A ese respecto citaba el caso de ?Lordat ?, profesor de medicina de Montpellier, quien perdi? el habla durante varios meses , después de un episodio febril. Kussmaul informaba que al principio era totalmente incapaz de hablar por haber perdido el recuerdo de las palabras y comentaba: ?de la misma manera estaban guardadas para ?l, bajo siete llaves, los tesoros de la escritura.?. Este cient?fico y estudioso de las afasias, distingu?a la amn?sica, caracterizada por la p?rdida de las palabras y la acatafasia, caracterizada por alteraciones gramaticales y sint?cticas. Observaba sin embargo, que cuando la afasia es de grado severo y se olvida un gran número de palabras, es imposible la correcta construcción de frases y oraciones.

La Primera Guerra Mundial influy? en la historia de la afasia casi tan profundamente como las autopsias de Brocca y las observaciones de Wernicke. Antes de 1917, mor?a entre el 90 y 96 % de soldados con heridas penetrantes de la cabeza, de acuerdo con estad?sticas citadas por Golstein (1942).
Con los adelantos de la cirug?a del cerebro y el mejor transporte de los heridos, aument? gradualmente los porcentajes de supervivencia.
Durante la Segunda Guerra Mundial e inmediatamente después de ella se establecieron numerosos centros para el tratamiento de soldados por lesiones cerebrales .
Se iniciaron con todo celo y urgencia, programas de investigación y terap?utica; lamentablemente con la abundancia de casos que requer?an atención y proporcionaban datos. La mayor parte de los programas demostraron que algo podía hacerse por el paciente af?sico y se vieron adelantos tanto en la terap?utica como en la teor?a. En las dos décadas que siguieron a la guerra pueden identificarse algunas investigaciones importantes.

La afasia ha sido siempre un campo de investigación exigente. En la actualidad no solo los neur?logos, sino también los psic?logos, fonoaudi?logos y ling?istas se preocupan de sus fen?menos y comprenden, cada vez mas la necesidad de un enfoque interdisciplinario del problema.

Lic. Gabriela Vainaella
Fonoaudióloga


TERCER ANIVERSARIO

Querido ETC Magazine:

Los proyectos como los niños cuando se los ve crecer fuertes y
con salud, da mucha felicidad; adelante Diana Alvarez ;
lo mejor está por venir, y siendo el presente bueno, el futuro seguir? su rumbo,
Con afecto,


Lic. Gabriela Vainaella
Fonoaudióloga
< Anterior   Siguiente >
 

Destacados

Nuestro Hacer 

     

Jardines Zona Norte

   

 

Haiku con Gloria

Flores del Alma

 
  
  
  
Etc. Magazine © Diana Alvarez (Todos los derechos reservados)
Términos y condiciones - Publicidad
Sitio producido por DAL COMUNICACIÓN