ETC Magazine Revista On Line
Advertisement
Inicio

Secciones
Inicio
Alternativas
Arte
Astrología
Ecología
El Criticón
Gente
Jardín
Jazz
Libros Recomendados
Lugares
Mascotas
Mitos y Leyendas
Museos
ONGs
Psicoenfoques
Reflexiones
Salud
Suplementos
Sabores
Letras Plus
La Vidriera
Chicos
Suplementos Especiales

     Creatividad 

     Día de la Madre

     Navidad

Navegación
Inicio
Quienes Somos
Contáctenos
Links
Buscar
Mapa del Sitio
Suscripción

Para recibir gratuitamente nuestras ediciones complete los siguientes datos:







 
Búsqueda Rápida

 
 

 
 
Volver a creer, volver a soñar Imprimir Correo electrónico

Bionergetica

Despertar - Juan Bultó
Uno de los cuentos que más me impresionó cuando lo leí, fue aquel de Paulo Coelho llamado "El buen Combate" del Diario de un Mago. Este cuento nos habla de la posible pérdida de la felicidad a partir de la no- realización de los sueños personales. El autor expresa que el buen combate es aquel entablado en nombre de nuestros sueños. En la juventud tenemos el vigor y la fuerza, pero no la suficiente sabiduría para entablar el buen combate. Más adelante en la vida, tenemos más sabiduría pero menos coraje y vigor para afrontarlo. Así, sin coraje ni vigor para el buen combate, nos volvemos en contra de nosotros mismos y, poco a poco, matamos a nuestros propios sueños. Coelho escribe que los tres síntomas que llevan a la pérdida del buen combate son: la falta de tiempo para realizarlos, las certezas con las cuales juzgamos todo, y luego la paz que encontramos en el colchón del conformismo, comparando luego a la vida con una tranquila tarde de domingo, sin pedirnos cosas importantes ni exigirnos mas de lo que queremos dar. Así, con el tiempo los sueños se van ensombreciendo, como durmiendo dentro de uno, corriendo el riesgo de convertirnos en personas crueles con los otros, así como también con nosotros mismos.

Hoy, con la perspectiva que me da el tiempo, creo fehacientemente que es real lo que Coelho escribía en aquel momento. El ser humano cada vez más, posterga sus sueños, los guarda en un cajón, nos hacen creer que no sirven, que son en vano; nos desarraigamos/desenraizamos de nuestros deseos. Hoy decimos a cada momento que no tenemos tiempo para hacer esto o aquello que nos gustaría; también nos juzgamos sabios y justos, y creemos saber diferenciar lo que está bien de lo que no lo está basándonos en creencias ajenas. Armamos ese colchón de paz, que muchas veces nos termina desmotivando y aburriendo por no haberlo ido llenado con sueños y proyectos.
Y yo pregunto ¿Queremos dormir en ese colchón vacío de sueños?

Y luego propongo ¡Despertemos para volver a creer, volver a soñar! Soñar con los pies sobre la tierra, bien enraizados, bien parados en nuestro centro esencial, único y creativo. Bajo mi perspectiva, los ejercicios Bioenergéticos, diseñados por Alexander y Leslie Lowen pueden ayudarte a encontrar nuevamente tu camino personal, a abrir una nueva conciencia sobre tu cuerpo, deshacer sus bloqueos biológicos para poder así, escuchar sus mensajes. Más sepas sobre tu cuerpo y sus bloqueos, más sabrás sobre vos, tus deseos y tus sueños. Más sepas sobre vos, más tiempo encontrarás para realizar aquello que te agrada. Por otro lado, podrás comprender mejor la realidad de los otros sin juzgarla, pues entenderás que cada uno tiene su leyenda propia y única, al igual que vos.


M. Alejandra Gutiérrez
Art Psychology (College of San Rafael, California USA)
Ejercicios Bioenergeticos, Coordinadora
Más información
< Anterior   Siguiente >
 

Destacados

Nuestro Hacer 

     

Jardines Zona Norte

   

 

Haiku con Gloria

Flores del Alma

 
  
  
  
Etc. Magazine © Diana Alvarez (Todos los derechos reservados)
Términos y condiciones - Publicidad
Sitio producido por DAL COMUNICACIÓN