Tango Todo

Padres separados vs. padres casados

Fecha de Publicación: 07 - 02 - 2006.


La polémica comienza a la hora de aprender

Muchos padres, cuando regresan de las vacaciones, tienen que
enfrentarse con la tarea poco agradable de preparar a uno o a varios de
sus hijos para que rindan las materias que quedaron pendientes del año
anterior. A veces lo más difícil no es rendir los exámenes, sino
abordar otros problemas de aprendizaje que quedaron sin resolver y que
preocupan para el año que se avecina.
Sucede con frecuencia que el hijo “en cuestión” es “vago”. No tiene
ganas de estudiar, está distraído en las clases, no hace los deberes,
se pone de mal humor o se pelea con los hermanos. Los padres, por su
parte, se irritan, se ponen impacientes y muchas veces se sienten
culpables. Quieren hacer las cosas bien, pero no saben cómo. Prueban de
todo: ayudar con los deberes, contratar una maestra particular,
insistir de buenas maneras, poner penitencias, gritar, hasta pegar…
pero a veces nada da resultados.

La raíz del problema
Actualmente
se sabe que los conflictos de los chicos, entre ellos los problemas de
aprendizaje, se vinculan con los conflictos que tienen los padres. Por
eso mucha gente cree que los hijos de padres separados están
especialmente expuestos a este tipo de dificultades. Pero, ¿es verdad
que tienen más problemas en el colegio? ¿Sufren más que los hijos de
padres que siguen juntos?
La psicoanalista francesa Francoise Dolto
opina que las continuas disputas entre los padres perturban al chico
tan profundamente como una separación o un divorcio.
En un hogar en donde el padre y la madre viven en un permanente
desacuerdo, el pequeño experimenta una dolorosa sensación de amenaza
sobre su propia estabilidad afectiva. Muchos de estos chicos están muy
angustiados y suelen preguntar a sus padres si se van a divorciar. Lo
que quieren saber realmente es si los padres se van a separar o si
seguirán viviendo en perpetua discordia, es decir, en el desamor. Ante
estos casos debemos tener en cuenta que los niños también son seres
lógicos y que reaccionan favorablemente ante explicaciones simples y
coherentes.

Ante todo claridad
Vemos
entonces que muchas veces el divorcio, aunque represente un hecho muy
traumático en la vida de una persona, legaliza el estado de discordia y
causa una liberación del clima de tensión en el que vivían los hijos.
Al principio, este cambio en la familia es todo un misterio para los
chicos, pero en realidad aporta una solución también para ellos.
Los padres que se mantiene unidos “a toda costa” y solamente “por los
hijos” son víctimas de un malentendido, ya que los pequeños sufren más
en esta situación de profunda discordia solapada que teniendo padres
que enfrentan la separación de un modo maduro.
Lo importante es que los chicos sepan que los padres, aunque
divorciados, se sienten responsables por ellos, los siguen queriendo y
están de acuerdo para que vivan de la mejor manera su propia vida. Los
problemas de aprendizaje de nuestros hijos, entonces, se vinculan en
gran parte con los problemas de la pareja. Pero esto ocurrirá siempre
que haya conflictos, más allá de que los padres estén divorciados o
sigan juntos unidos en matrimonio.

Lic. Dorrit Busch

La licenciada Busch contestará las preguntas que los lectores quieran enviar a: consultas@etcmagazineweb.com

Este artículo también lo puede encontrar en el Nº17
de ETC Magazine Periódico

Destacados

Nuestro Hacer

Diana Alvarez

DaL Comunicacion

Migrante de Los tiempos

Municipalidad de San Isidro

Municipalidad de Vicente Lopez

Etc. Magazine Diana Alvarez (Todos los derechos reservados)
Términos y condiciones - Publicidad
Sitio producido por DAL COMUNICACION Rediseno exclusivo de Cubbo