Red Seguros

Particularidades de la Psicología Social

Fecha de Publicación: 10 - 04 - 2007.

¿Qué es la Psicología Social?

La Psicología Social es una ciencia (posee objeto y campo de observación, implementa un método, enuncia leyes) que estudia los comportamientos de los seres humanos en una realidad social específica.

De alguna manera toda psicología es social, todos lo fenómenos humanos son sociales así como el ser humano es un ser social.
La Psicología Social observa la conducta humana considerando al hombre en sus condiciones concretas de vida, enfocándolo no desde lo corporal sino desde lo psíquico (lo mental), desde el psiquismo (mundo interno) y dentro del contexto grupal, por ello suele confundírsela con Dinámica de Grupo. Hay que resaltar que dicha dinámica es sólo un componente de la Psicología Social. Ésta aborda al individuo como sujeto de procesos sociodinámicos teniendo en cuenta los vínculos interpersonales con el entorno social (lugar donde existe el otro, el socio). Su objetivo es aprender a integrar las acciones de pensar, sentir  y hacer. Apunta a superar estereotipos y a lograr una óptima comunicación.

¿Qué se entiende por "problematizar"?
Buscar distintos motivos de análisis de un concepto, conducta, fenómeno  o situación, a fin de profundizar las posibilidades de interpretación, manejo, cambio, utilización, reorganización, explicitación, etc.  Problematizar facilita descubrir nuevas situaciones, nuevos conflictos y muchas veces soluciones para los problemas descubiertos. Es animarse a aceptar desafíos dejando a un lado el temor. Problematizar permite entender. Es un componente de la técnica operativa, en donde se emplea dicha acción sabiendo que, sin embargo, no es un remedio para todas las dificultades.

Definición de  "sujeto"
Desde su interpretación etimológica "sujeto" significa por debajo de o sujetado a. Desde la óptica psicológica  expresarse de modo subjetivo es hacerlo desde la propia opinión, no utilizando justamente la postura opuesta: la objetividad. En lo subjetivo se utiliza sólo lo propio y esa pertenencia se obtiene construyéndola (Teoría Constructivista ). Hay que "construirse sujeto". En el desarrollo de los seres humanos se pueden diferenciar tres modos o etapas: la del ser, la del individuo y la del sujeto.

Inicialmente el futuro individuo es gestado y ya cuenta con  un contexto que lo rodea, su contexto de grupo primario (madre – padre) que luego aumentará con el resto de los componentes de su familia. Ese contexto ha creado una trama de ideas, palabras, afectos que ya lo están aguardando.
El bebé nace como organismo aún inmaduro. Desde lo antomofisiológico un mayor desarrollo físico del cráneo impediría el proceso del parto vaginal. Esa inmadurez biológica lo acompaña durante los años subsiguientes, y así como para su sostén intrauterino contó con la placenta biológica provista por su madre,  ella le brindará, una vez nacido, otro tipo de placenta también imprescindible para su desarrollo integral: la psicológica.
Puede considerárselo como un cuerpo que tiene una capacidad psíquica, que desea, que piensa,   que trabaja.
Arribado como individuo (sin división) de la especie humana, en la construcción para completarse a sí mismo le serán necesarios los otros. Percibirá sus necesidades no sólo biológicas y en la búsqueda para conseguir satisfacerlas  se encontrará con el otro, ese que le ayudará a estar mejor, a reparar las carencias que enfrenta en el mundo no uterino que no le brinda el bienestar de su primer claustro. La experiencia de sentir de esa forma la asistencia a sus necesidades es a la vez el primer aprendizaje. Ya incorporando el desarrollo físico y psíquico va convirtiéndose paulatinamente en sujeto, atándose, sujetándose, vinculándose cada vez más con la cultura y la sociedad.
Para la Psicología Social el sujeto es un ser psico-bio-social y su inserción en la sociedad se concibe a través del grupo.

¿De qué manera un psicólogo social puede modificar su entorno y al hacerlo modificarse a sí mismo?
Implementando  las herramientas que posee desde su formación, haciéndolo de modo responsable, comprometido y sobre todo de forma sistemática en su totalidad de acción.
Teniendo en cuenta que esta disciplina se basa en analizar  hechos y actuar sobre la realidad, quien la ejerza deberá comprender las contradicciones que ocurren en todo proceso de vida, los matices comunicacionales, lo explícito y lo latente, aquello que subyace sin expresarse en manifestaciones claras. Al tener en cuenta estas pautas, el psicólogo social moviliza en primer lugar su propio modo de desempeñarse como persona, habiendo concientizado y trascendido su mera condición de individuo. Buscará entonces respuestas para si mismo y para los otros  e integrará su entorno analizando los fenómenos en los cuales podrá intervenir buscando lograr la conducta más adecuada para cada situación específica. Los pilares   serán la escucha y la comunicación clara. En la interacción honesta (sin trampas que busquen forzar o manipular hipótesis que en la realidad no son factibles de demostrar o aplicar), implementará la praxis, dará y recibirá, generando una bisagra de apertura a nuevas y más acertadas conductas en el desempeño de roles, la manifestación de afectos y los comportamientos relacionales.

Diana Alvarez

 

 

Destacados

Nuestro Hacer

Diana Alvarez

DaL Comunicacion

Migrante de Los tiempos

Municipalidad de San Isidro

Municipalidad de Vicente Lopez

Etc. Magazine Diana Alvarez (Todos los derechos reservados)
Términos y condiciones - Publicidad
Sitio producido por DAL COMUNICACION Rediseno exclusivo de Cubbo