DAL Comunicación

Pasiones desatadas

Fecha de Publicación: 10 - 02 - 2006.



Desde tiempos
inmemoriales el hombre a buscado por todos los medios de aumentar su
apetito sexual, o al menos mantenerlo…….
Ya sabemos que la rutina, el stress y demás condimentos de la vida
humana, finalmente nos alcanzan a todos y a veces nos dejan contra las
cuerdas antes de que suene la campana de largada.

Una de las formas de conseguir mantener viva “la llama del deseo” ha
sido a través de la ingesta de ciertos alimentos considerados
afrodisíacos. Alimentos con propiedades que estimulan, activan o
simplemente nos despiertan, por su fisonomía, nuestras más recónditas
fantasías sexuales.
Ultimamente tan de moda, estos alimentos toman su nombre de la diosa
griega del amor, Afrodita, de quien se decía mantenía deseosos a sus
múltiples amantes con pócimas y demás yuyitos para sostener la pasión.

Más allá del mito, la realidad nos dice que hay alimentos que contienen
sustancias que provocan en nuestro organismo reacciones como, mayor
sudación, activación de la circulación, aumento de la frecuencia
cardíaca, excitación, comparables con las sensaciones que
experimentamos durante una relación sexual, y de ahí la creencia.

En la antigüedad se distinguían también como alimentos afrodisíacos,
todos aquellos que provenían de tierras lejanas poco exploradas, fueran
exóticos o difíciles de conseguir, ya que su oscuro y poco claro origen
desataba las más intensas fantasías en el inconsciente colectivo.
Bien es sabido, que productos tan habituales hoy en día, como el cacao
o la yerba mate, en su momento, fueron fuertemente prohibidos por
creerse que despertaban en quienes los ingerían sensaciones no del todo
santas; que no eran otra cosa que una intensa excitación a causa de la
cafeína que contienen.

Lo importante es no olvidar, que más allá de las reacciones químicas
que podamos sufrir, el afrodisíaco más importante, es nuestra mente,
por lo cual más importante de “que ” comamos, a la hora de provocar
reacciones, es con “quien ” lo comamos, así sea una gaseosa con un
pancho.

Pamela Bentel

Este artículo también lo puede encontrar en el Nº6
de ETC Magazine Periódico

Destacados

Nuestro Hacer

Diana Alvarez

DaL Comunicacion

Migrante de Los tiempos

Municipalidad de San Isidro

Municipalidad de Vicente Lopez

Etc. Magazine Diana Alvarez (Todos los derechos reservados)
Términos y condiciones - Publicidad
Sitio producido por DAL COMUNICACION Rediseno exclusivo de Cubbo