Tango Todo

¿Qué es la codependencia?

Fecha de Publicación: 08 - 02 - 2006.

Codependencia


El término codependencia empezó a utilizarse a mediados de la década
del 70 asociado a los familiares de alcohólicos, definiendo al
codependiente como el compañero (hijos, cónyuge, amante) de un
dependiente. Se vio que estos codependientes habían desarrollado
determinados patrones de conducta, en reacción hacia el abuso de
alcohol que hacía la otra persona. Luego de varias investigaciones se
llegó a la conclusión que presentaban una condición física, mental,
emocional y espiritual semejante a la de los adictos. Haciendo el
seguimiento de estas perdonas se pudo comprobar que cuando lograban
salir de la relación con el alcohólico, se volvían a relacionar
repitiendo esos mismos patrones de conducta.
Además también se vio que otras personas que no estaban directamente
relacionadas con un bebedor, o con otro tipo de adictos podían
presentar este misma dificultad con sus vínculos afectivos.
El común denominador en todos los casos era la dificultad de expresar
los verdaderos sentimientos, incapacidad de hablar o discutir los
problemas, de comunicarse en forma directa, poca confianza en sí mismos
y en los demás, todos ellos desarrollados especialmente dentro del
núcleo familiar.
Por lo que hoy el concepto de codependencia abarca a una gran cantidad de personas.
Es útil por lo tanto, hacer una aproximación a la definición diciendo:
Una persona codependiente es aquella que ha permitido que la conducta
de otra persona la afecte, y está obsesionada por controlar la conducta
de esa otra persona”.
Esta persona puede ser un hijo, un hermano, la madre, el cónyuge, un
amigo, quienes a su vez pueden ser alcohólicos, adictos a otras
sustancias, personas enfermas física o mentalmente, o personas sanas.
Somos nosotros, los codependinetes, quienes hemos dejado que la
conducta de nuestro ser querido nos afecte al punto de no poder
apartarlos de nuestra vista. Nos volvemos controladores, manipuladores,
no dejamos que resuelvan sus problemas, vamos en su rescate
constantemente, y nos llenamos de odio, de resentimiento y de culpa, al
dar más allá de nuestras fuerzas.
Nos preocupamos tanto por el otro que llegamos a enfermarnos.
La codependencia es una enfermedad progresiva, que nos impide llevar
una vida con paz y con felicidad, porque lo único a lo que tendemos es
a la autodestrucción.
La recuperación depende de sólo de mí, de cuan pronto pueda yo aceptar
mi enfermedad, y de entender que a la única persona que puedo cambiar
es a mí misma. Este es mi problema y soy yo quien debe afrontarlo.

BIBLIOGRAFIA:

Querer no es poder”, Arnold M. Washton – Donna Boundy

María
Adicta en recuperación

Destacados

Nuestro Hacer

Diana Alvarez

DaL Comunicacion

Migrante de Los tiempos

Municipalidad de San Isidro

Municipalidad de Vicente Lopez

Etc. Magazine Diana Alvarez (Todos los derechos reservados)
Términos y condiciones - Publicidad
Sitio producido por DAL COMUNICACION Rediseno exclusivo de Cubbo