Tango Todo

Rasgos de la familia adictiva

Fecha de Publicación: 08 - 02 - 2006.

La
familia adictiva suele presentar ciertos rasgos que tienen que ver con
los modos de interactuar de sus miembros. Esto no quiere decir que
todos vayan a tener una adicción, pero son muchos los adictos que
provienen de familias con estos rasgos.

  1. Comunicación disfuncional:
    a) Violencia sorda
    b) Intimidación
    c) Triangulación
  2. Carencia de modelos para la resolución de problemas
  3. Trauma
  4. Ausencia de alegría y diversión

1-Comunicación
disfuncional: en estas familias nadie se hace responsable por lo que
dice. La comunicación es indirecta y raramente se dice lo que se quiere
decir.
a) La violencia sorda se ejerce porque no se tolera la
confrontación, y el silencio sobre lo que le está pasando a uno de los
miembros, exige a los otros que adivinen de que se trata, mientras que
se los manipula a través de la culpa: “vos sabés bien que me pasa”.
b) Se acostumbra a intimidar a través de la burla o de la directa
amenaza, y a hablar de los miembros de la familia a sus espaldas. Esto
hace que todos estén permanentemente en guardia ante la inminencia de
una agresión.
c) Los miembros de una familia disfuncional no se comunican
directamente con el otro, siempre lo hacen a través de otro. Si se
tiene una queja contra el padre, es muy raro que se lo digan
directamente a él, generalmente se lo dirán a la madre, o a uno de los
hijos en la seguridad que le llegará al padre.

2- Carencia de modelos para la resolución de problemas: muchas familias
adictivas niegan la existencia de problemas, y no es posible
resolverlos si no son capaces de hablar de ello. Por lo tanto los hijos
terminan por sentirse incapaces de afrontar las cosas que van pasarle
en su vida de adulto, porque nadie les ha enseñado a resolver sus
conflictos y a emprender acciones constructivas.

3-Trauma: El trauma se define como una experiencia negativa que tiene
un efecto profundo y duradero. Los traumas más comunes son:

  • Uno de los padres es adicto a las drogas o al alcohol
  • La enfermedad grave o la muerte de un miembro de la familia
  • El abuso sexual por parte de un miembro de la familia adulto (violación o incesto)

4-
Ausencia de alegría y diversión: Cuando no hay espontaneidad, es muy
raro que haya alegría. Cuando el objetivo es tener todo bajo control la
diversión es imposible. El sano esparcimiento requiere de personas
relajadas dispuestas a hacer cosas “tontas”, algo que la familia
disfuncional no puede permitirse.

A
menos que tomemos conciencia de la existencia de estas reglas y rasgos
de la familia disfuncional, vamos a seguir pasándolos de generación en
generación.

Una vez que me he enterado de esto, es mi responsabilidad como madre
trabajar sobre mí para evitar “pasarles la posta”. Debo entender que
mis hijos son personas individuales que tienen el derecho a hacer sus
propias elecciones, y yo debo, si realmente los amo, apoyarlos en sus
decisiones, eliminado cualquier deseo de moldearlos o manipularlos de
acuerdo a mi sistema de creencias.

María
Adicta en recuperación

Destacados

Nuestro Hacer

Diana Alvarez

DaL Comunicacion

Migrante de Los tiempos

Municipalidad de San Isidro

Municipalidad de Vicente Lopez

Etc. Magazine Diana Alvarez (Todos los derechos reservados)
Términos y condiciones - Publicidad
Sitio producido por DAL COMUNICACION Rediseno exclusivo de Cubbo