Red Seguros

Relación entre familia y escuela

Fecha de Publicación: 07 - 02 - 2006.


(Colaboración desde Perú)

El enfoque de un docente sobre este vínculo de delicado equilibrio

Luego del nacimiento de los hijos una de las decisiones más serias a
las que se enfrentan las familias es la elección del colegio. Las
variantes que se manejan en cuanto a lo económico y las expectativas de
los padres, se ven contrastadas con la cantidad de ofertas que se les
presentan en el marcado educativo. De allí que luego de tomada la
decisión, en los primeros años de escolaridad la presencia
participativa de los padres en la escuela se deja ver en las reuniones
a las que son convocados y asisten regularmente.


Maestros, padres y alumnos compartiendo actividades

Las estadísticas demuestran que el vínculo positivo que se genera entre
escuela y padres de familia da como resultado una mejora en los
objetivos centrales de la educación; formación de la persona en su
integridad y como aspectos más puntuales, el rendimiento académico, el
comportamiento, la asistencia, e identificación con la escuela. La idea
de fortalecer la relación entre escuela y familia, se refuerza por el
hecho de estar enmarcados dentro de un proyecto en el que participa
toda la comunidad educativa.

Marco referencial

Sin
embargo nuestra sociedad, que marca tanto a la familia como a la
escuela, se ve afectada por las características propias de nuestro
tiempo; los reduccionismos vigentes, la atomización en la concepción
del hombre, el estilo de vida marcado por las prisas que genera una
sociedad competitiva, el afán de lograr objetivos, el cumplimiento de
programas, y la escasez de tiempo, va dejando en su camino un
lamentable saldo en la vida de todos participan de la escuela,
entendiendo el éxito de la “buena educación” en el porcentaje de
ingresos a las universidades. Se suma a esto una polarización en la
relación padres – maestros, donde no es extraño el que en la escuela se
perciba a los padres como “generadores de reclamos” y estos a su vez
son llamados por los maestros para señalar las quejas sobre sus hijos.
Por otra parte los esfuerzos que se realizan desde el centro educativo
para atraer a los padres de familia en los talleres, escuelas y
charlas; muchas veces son devueltas con una magra asistencia a tales
eventos, principalmente en la secundaria. Todo esto genera una
disociación de valores, tareas e intereses entre lo que casa y escuela
otorgan al alumno, donde él es el que sufre y termina aprendiendo una
doble pauta situándolo entre dos polos de tensión.

Familia, educación y escuela

Cabría
preguntarse entonces ¿Cuál es el punto de encuentro entre estos
educadores, padres y maestros? La respuesta por obvia que sea debe
generar una actitud que nos convoca a todos: los hijos. Para ello se
hace imprescindible entender la educación en su sentido más pleno, el
de formadora de personas, y que de lo que se apueste en los años que
dure la escolaridad estará formada, en buena parte, la persona.
Comprender de parte de padres y maestros, que el centro de la educación
es el hijo/alumno, como sujeto a recibir una formación holística, es la
clave para generar esta unión. Entender de parte de los padres que
ellos son los primeros educadores y que la educación es integradora,
que la instrucción no agota la realidad escolar, y que lo que se recibe
en las aulas va más allá de un mero aprendizaje de datos y habilidades,
es fundamental para generar en ellos una actitud de interés y
participación activa hacia la escuela. Han de haber dos movimientos; el
de los padres, para que en su aproximación hacia la escuela entiendan
de manera completa lo que se genera tanto a nivel aprendizaje, como en
las relaciones humanas, así como transmisión de valores; y la del
colegio como entidad capaz de generar relaciones de participación y
formación con respecto a sus alumnos y las familias de estos.
La educación pasa por el que en el colegio se entienda que lo que se
recibe en el plantel es una familia y no solo un alumno. Para ello
ambas partes deben tener claro que, si hablamos de una formación
integradora capaz de hacerse vida cotidiana; una sustenta a la otra.

Proceso educativo: tarea común

Se trata pues de generar conciencia de que la educación es un largo
proceso en el que, el acompañamiento mutuo de padres y escuela a lo
largo de todo el proceso formativo en sus distintas etapas, es la única
manera de consolidar una verdadera educación. Para ello es fundamental
que la escuela sea consciente que hay un tiempo de vida que transcurre
en los padres con todas sus variantes, y que la proximidad inicial debe
ser el principio de una larga relación en la que todos los que
participan del proceso educativo van también cambiando y para ello debe
estar preparada.
Al parecer las estadísticas demuestran que conforme el niño va
avanzando en su escolaridad los padres van tomando distancia del
colegio como centro de encuentro. Una vez más, la escuela debe ser
conciente de este cambio de intereses para salirle al encuentro a esta
nueva realidad que se presenta y sea un punto de referencia que esté a
la altura de esta nueva realidad. Para ello la escuela debe ser un
centro que esté en capacidad de convocar con propuestas originales,
integradoras a los padres, es en este sentido que debe entender su real
lugar en el ámbito familiar. La escuela no termina “al toque de
timbre”, su influencia irrumpe en la familia; y el alumno no solo es
tal al cruzar la puerta del colegio, su realidad familiar lo sigue
dentro de las aulas.
La vocación a la que están llamados maestros y padres formadores, se
concreta en la tarea común que tienen en los hijos, esa será la clave
para unirse en un proyecto que involucra un plan educativo integrador,
en el que familia y escuela participen positivamente en aras a
consolidar progresivamente la formación de los hijos.

Mag. Eduardo Gildemeister
Director de colegio

Destacados

Nuestro Hacer

Diana Alvarez

DaL Comunicacion

Migrante de Los tiempos

Municipalidad de San Isidro

Municipalidad de Vicente Lopez

Etc. Magazine Diana Alvarez (Todos los derechos reservados)
Términos y condiciones - Publicidad
Sitio producido por DAL COMUNICACION Rediseno exclusivo de Cubbo