DAL Comunicación

Surrealismo

Fecha de Publicación: 18 - 02 - 2010.

“Según mi convicción, fruto de una larga experiencia e innumerables
exámenes, la actividad general del espíritu y la productividad de la psiquis son

probablemente tanto consecuencia de lo inconsciente como de lo consciente” . Karl Gustav Jung

 

Del arte como representación de símbolos, se pasa al arte de la impresión dada por la estimulación del mundo que nos rodea y de ahí a la expresión del arte como si fuese una gran mano que quita nuestras imágenes más profundas y locas de nuestro mundo interior. De lo espiritual se paso a visualizar el paisaje externo y de ahí a sumergirnos en nuestra realidad mas profunda producto de nuestras vivencias y el inconciente colectivo como diría Marx. 

Es como si fuéramos esos muñecos que se les dan vuelta los ojos y en vez de ver nuestra cabeza de plástico, podríamos ver nuestro mundo de locuras, de fantasías, de verdades imaginadas, de pasiones donde el verdadero amor existe. O sea que este mundo interior es para nosotros infinitamente más rico que el mundo real aparente; el que detecta nuestros pobres sentidos. 

En este mundo donde todo no es permitido, donde la moral toma un valor preciado, surge como válvula de escape; el inconsciente o este inframundo lleno de monstruos, seres increíbles o hermosas mujeres solo cubiertas con capas de vidrio conformada por miles de campanillas transparentes que se nos presentan como representación de los mas preciado y deseado como amor sublime. Soñar que se esta volando, soñar con el mar, soñar con el diablo, soñar con la casa, soñar que se esta desnudo, soñar con la muerte de un ser querido. Todo esta permitido; algunos hasta le dan un significado, por otros un contenido simbólico o parte de nuestra historia de humanos.  

El sueño se presta para ser utilizado culturalmente, por lo tanto artísticamente (Soñé que te soñaba en un sueño que te soñaba y eras tu soñadora, soñada. O.B.)  


En plena primera guerra mundial en un café de Zurich Tristan Tzara reúne a un grupo de amigos pintores y escritores donde funda el movimiento Dada llamado así por los primeros balbuceos de un bebe; en realidad es una respuesta desprolija a tanto desprecio por el hombre, que los lleva a no creer en nada. 
 


Esta angustia existencial los lleva de por si, a ver que el hombre es una maquina para morir, una maquina espiritual condenada a ser derrotada ¿Qué valor tiene vivir y tener un espíritu? La conciencia de que un día debemos enfrentar la muerte no es fácil de comprender o de asumir; así que mejor vivamos matando nuestra desesperación drogándonos, alcoholizándonos, fumando, comiendo, gozar del sexo sin importar el otro y cometiendo toda clase de exceso ¿Por qué existe el ser cuando podría existir la nada? El animal cultural desaparece para convertirse tan solo en un animal. En 1921 Muere el Dadaísmo. 
 


Andre Bretón escribe: “Yo me cuido de adaptar mi existencia a las condiciones irrisorias de la existencia en este mundo”.
 

Un poco en broma y otro poco en serio nace el surrealismo en 1924 con el manifiesto firmado por el mismo Bretón, Louis Aragón, Paúl Eluard y otros. Allí es definido como automatismo psíquico puro (Recordar la obra de Marcel Duchamp) que intenta expresar el funcionamiento real del pensamiento. La importancia del mundo del inconsciente (No se refiere a la persona; pobre hombre).

Este descendiente del Dada viene a reconstruir este mundo fracasado y deprimente. Construir una nueva maquina humana regenerada o sea que el arte adquiría una moral, una misión para crear una humanidad mejor a través de lo creativo y lo educativo (¿La paidea griega?) Pasaron por varios caminos; místicos incluidos; hasta terminar en su camino definitivo, que seria investigar en el mundo interior.   


El mundo real seria enterrado para que el arte viva de las vivencias de ese mundo subjetivo, de ese mundo oculto por descubrir, las fantasías, los sueños, las neurosis, la angustia, etc. serian realidades del inframundo. 
 

El artista seria el escenógrafo de ese mundo.  


Las creaciones muchas veces eran inexplicables, perversas o simplemente anormales. Al quedar enganchado de lo personal queda en un autismo genial; una lectura del inconsciente del artista y no del mundo social. 
 

En la pintura todos los pintores conocidos del movimiento moderno pasaron por las filas del surrealismo; desde Paolo Uccelo, Odilon Redon hasta Picasso y Dalí (Ver el cuadro “Sueño causado por el vuelo de una abeja alrededor de una granada un segundo antes del despertar” por Don Salvador) sin olvidar a De Chirico, Duchamp, Chagal, Paul Klee, Miro, Magritte, Gacometti, Picabia, etc. 


Fue la búsqueda del simbolismo unido a complejísimas búsquedas estéticas, de poner el punto de vista apuntando al interior, de buscar una geometría cada vez más simplificada. 
 

En Estados Unidos de Norteamérica estaba formada por un grupo conocido como Los Realistas Mágicos, cuyo líder fue el pintor Paúl Cadmus.  

En México Diego Rivera siguió por algún tie
mpo este movimiento. 
 

En la literatura no tuvo menos complicaciones como por ejemplo la escritura automática; consistente escribir automáticamente sin intervención de la conciencia.  

Entre sus seguidores en América Latina se puede nombrar a Octavio Paz, Julio Cortazar, Cesar Vallejo, Pablo Neruda y el mismísimo Don García Lorca, etc.  


En realidad se precisaría varios tomos de cerebros para poder ver y captar la escensia del surrealismo; me doy vuelta y regreso ¿A dónde?

Arq. Omar Berengeno

2009

Destacados

Nuestro Hacer

Diana Alvarez

DaL Comunicacion

Migrante de Los tiempos

Municipalidad de San Isidro

Municipalidad de Vicente Lopez

Etc. Magazine Diana Alvarez (Todos los derechos reservados)
Términos y condiciones - Publicidad
Sitio producido por DAL COMUNICACION Rediseno exclusivo de Cubbo