DAL Comunicación

TRABAJANDO PARA EL FUTURO DESDE NUESTRAS RAÍCES

Fecha de Publicación: 30 - 11 - 2005.

Proyecto en la Puna argentina

"…todos realizamos este trabajo porque nos gusta y sobretodo para sacar adelante a nuestros hijos, este trabajo significa nuestra vida…"
Así resume una de las artesanas que trabaja en el proyecto que, desde el trabajo artesanal, busca mejorar la calidad de vida de familias que viven en la Puna argentina, fortalecer a estas comunidades y colaborar para alcanzar el desarrollo sustentable en parajes de una región, que hasta actualidad ha mostrado, como uno de sus rasgos distintivos, el poseer un alto índice de desempleo (más del 50% de la población adulta) y una gran emigración hacia grandes ciudades.

Concretamente, más de treinta familias coyas y criollas, y otros artesanos, todos ellos agrupados en la Cooperativa Mallku y en la Comisión de Desocupados (en la Quiaca) trabajan en la elaboración de artesanías. Muchos viven en la Quiaca y mientras que otros se encuentran en otras zonas de la Puna (Susques, Santa Catalina, Santa Victoria Oeste entre otros).

La historia de la Cooperativa Mallku (significa cóndor en quechua) y la de la Comisión de Desocupados está entrelazada y se remonta a principios de la década del 90 cuando se organizaron los ciudadanos alrededor de una multisectorial conformada por la Iglesia, sindicatos, organizaciones barriales y otras organizaciones. Luego de varios años y ante la creciente desocupación se conformí la Comisión de Desocupados en 1997 y luego a principios del 2002, surgió como proyecto de algunos miembros de la Comisión, la Cooperativa Mallku.
Ada Llampa, una de los artesanos que trabaja hilando destaca con sus palabras, la articulación de los conocimientos heredados y el trabajo de las distintas organizaciones dentro del proyecto "…tengo 28 años trabajo como artesana , desde hace mucho tiempo mis antepasados me enseñaron a realizar este trabajo y ahora pertenezco al grupo parroquial…" Uno de los pilares sobre los cuales se apoya el proyecto esta ligado a la participación y al compromiso de las organizaciones y actores claves que como el Padre Jesús Olmedo, Sandra Cruz del Valle o Teodora Nieves que conociendo a las comunidades de cerca dan solidez al proyecto. Otro punto relevante es el aprovechamiento de los conocimientos heredados de los antepasados, y su potenciación a través de la capacitación (en la producción, organización y comercialización) para alcanzar el desarrollo sustentable de estas comunidades.

El proyecto, si bien se encuentra encaminado, tiene varias metas a alcanzar. Una de ellas es la terminación del "Centro de Producción y Empleo" donde los artesanos que conforman los distintos grupos de trabajo (Grupo de Hilado y Arte, grupo de Tejido en Telar, Grupo de Tallado en lajas y Grupo de Curtido) elaboran las artesanías. En un principio, trabajaban en un espacio perteneciente a la Parroquia de La Quiaca. Este nuevo ámbito les permite ser más eficientes y mejorar su producción, además de poder acercar sus productos directamente a la comunidad. También se espera poder comprar herramientas y maquinarias a través de fondos que se han gestionado al Ministerio de Desarrollo Social y que serán administrados por la Prelatura de Humahuaca.

Otro de los retos que se tiene por delante es acrecentar los canales de comercialización locales (y también en un futuro los internacionales). En esta tarea colabora el Lic. Tomás de Olazábal desde Buenos Aires coordinando y gestionando para lograr la ubicación y difusión del trabajo realizado en Jujuy.

Este emprendimiento productivo tiene muchas fortalezas que auguran un futuro promisorio, léase llegar a ser autosustentable. Tal vez el más importante sea el interés y el compromiso existente de los artesanos. Este hecho combinado con la alta calidad de las artesanías, el potencial de producción y la buena organización planteada entre la Comisión de Desocupados (como se dijo se encuentran divididos en grupos que tienen tareas diferenciadas) y la Cooperativa Mallku (que están organizados para poder incorporar artesanos de diversas zonas de la Puna) muestran que el proyecto tiene muchas posibilidades de crecer a largo plazo.
Esta idea de crecimiento a futuro no esta planteada a cualquier costo. Si bien uno de los fines del proyecto es el mejoramiento de la calidad de vida, los artesanos y principales referentes de este proyecto tienen en claro que la idea es crecer, aprendiendo a trabajar en conjunto, valorizando el suelo donde se criaron y la cultura que los une e identifica.

Para colaboración en el proyecto o la compra de las artesanías contactar al Lic. Tomás de Olazábal: tomasdeolazabal@fibertel.com.ar, 15-5507-0608 o al 4797-6711

 

 

Gabriela Branda
Lic. en Ciencias Políticas

Destacados

Nuestro Hacer

Diana Alvarez

DaL Comunicacion

Migrante de Los tiempos

Municipalidad de San Isidro

Municipalidad de Vicente Lopez

Etc. Magazine Diana Alvarez (Todos los derechos reservados)
Términos y condiciones - Publicidad
Sitio producido por DAL COMUNICACION Rediseno exclusivo de Cubbo