Red Seguros

Tres nuevos planetas: Seres, Caronte y Xenia

Fecha de Publicación: 19 - 10 - 2006.

Plutón no sería un planeta

Tres Nuevos PlanetasA todos los que me escribieron y llamaron pidiéndome opinión sobre el tema, y preguntándome si iba a poner algo en el sitio, les agradezco profundamente por su confianza y estima, lo que, como siempre digo, me compromete más aún con mi trabajo.

Ante todo, quiero aclarar que esta es la opinión de lo que siento e intuyo, haciendo lo que sugiero, sin mirar a los costados, ni buscar otras opiniones, para ver qué digo.

 

Respeto profundamente la discusión, el análisis y la discriminación de los astrónomos, pues me parece lógico que en la medida que van creciendo en conocimiento, cambien ciertas definiciones, distribuciones y que ubiquen a los astros en nuevas o diferentes categorías. Ellos sabrán, pues son los que estudian la constitución del cielo.

 

Como astróloga, siento que es natural que el ser humano acceda al descubrimiento de nuevos cuerpos celestes, debido a la evolución de su conciencia. Esto es necesario. Siempre fue así.

 

El Sol, la Luna, Mercurio, Venus, Marte, Júpiter y Saturno, son conocidos, desde los albores del descubrimiento del manto celeste. Luego aparecen Urano, Neptuno y Plutón, de más reciente descubrimiento, en la medida que la humanidad sintió dentro suyo la energía de la vibración que esos planetas emanaban.

 

Por ejemplo: Urano, que nos conecta con la libertad, igualdad y fraternidad, haciéndonos romper órdenes que estaban establecidos pero que no deseamos más, fue descubierto en la época de la Revolución Francesa, en la que el pueblo sale a la calle gritando “Libertad, Igualdad y Fraternidad” y (aunque no de la mejor manera) se rompe el orden de la monarquía que gobernaba hasta ese momento. Y más adelante encontramos en su emanación sus cualidades de creatividad, inventiva, intuición, y también elevada y científica mente. Hacia mediados del siglo XX, en los preparativos hacia la era de Acuario, también comenzamos a percibir en la emanación de Urano esa energía divina, que debemos descubrir adentro de cada uno de nosotros.

 

Si pensamos que nos estamos preparando para un fin de ciclo, que va mucho más allá de un fin de era, el darnos cuenta de otras vibraciones, me parece la consecuencia lógica.

 

Voy a poner un ejemplo sencillo, siguiendo mi sentir respecto a que si la Astrología, no nos sirve para las simples cosas, no nos sirve.

 

Un niño de dos años, cuya ocupación perentoria es (dando un ejemplo muy elemental) aprender a manejar sus esfínteres, está lejos de interesarse por la bicicleta, la moto, los autos, la computadora, etc. etc. etc. Pero todo eso y muchos más, existe! Más él lo irá descubriendo en la medida que tenga necesidad de acceder a ellos, por motivaciones internas, debido a su crecimiento.

 

Lo mismo nos sucede a nosotros con el Cielo. ¿Tres planetas? Creo que en su omnipotencia, el hombre no puede darse cuenta que recién se está cuestionando quién es… Que usa su energía en su mínima expresión y que no puede ver las cosas más allá de su cuerpo físico, y que además ni siquiera sabe de las miles de posibilidades que sólo en el cuerpo físico aún debe descubrir.

 

¿Qué si Plutón es o no planeta? ¿Qué si entra dentro de la descripción de planeta enano o no?

 

Digo yo, si de pronto nos dijeran que la Luna es XXXXX… ¿cambiaría eso su influencia sobre la Tierra?

 

Mi pensamiento es… “bendito sea que tenemos acceso al conocimiento de estos tres nuevos cuerpos, sean planetas, o lo que sean, pues quiere decir que ¡estamos creciendo! Y este contacto con nuevas energías celestes, nos ayudarán a seguir incrementando nuestra conciencia para que acontezca el nuevo ciclo evolutivo”.

 

Dejemos a los científicos hacer su trabajo y conectémonos desde nuestra vibración más elevada al sentir. Meditemos. Agradezcamos. Estamos siendo protagonistas de un proceso evolutivo, cada vez con mayor certeza ¡y eso es lo importante!

 

Por lo tanto, entrego, confío, acepto y agradezco estar aquí y ahora, haciendo lo posible por acceder a amar al otro como a mi mismo, a ser transparente, a expresar pureza y ética y a ser coherente con lo que pienso, digo, hago y siento. Que no es poco.

 

Y recordemos que el Universo nos reverencia y confabula con nosotros, para ayudarnos a Ser…

 

Hasta el próximo encuentro, Almas!

 

María Ester Abal Vella

 

Astróloga – Terapista Floral

 

www.mariaesterabalvella.com.ar 

 

 

 

 

Destacados

Nuestro Hacer

Diana Alvarez

DaL Comunicacion

Migrante de Los tiempos

Municipalidad de San Isidro

Municipalidad de Vicente Lopez

Etc. Magazine Diana Alvarez (Todos los derechos reservados)
Términos y condiciones - Publicidad
Sitio producido por DAL COMUNICACION Rediseno exclusivo de Cubbo