Tango Todo

Un manifiesto naturalista

Fecha de Publicación: 27 - 11 - 2007.

"El mar no debería ser un objeto de dominio"

Lo dijo Alfredo Lichter, director de la Fundación Ecocentro.
Para el naturalista Alfredo Lichter y el filósofo Santiago Kovadloff, el Mar Argentino conserva aún un misterio por partida doble:

 "No ha sido enteramente explorado ni tampoco suficientemente entendido". Y así lo afirman en Un manifiesto por la vida del mar , un documento que presentaron ayer y que resume los principios que guían el trabajo científico, cultural y educativo del Ecocentro ubicado sobre un acantilado del Golfo Nuevo, en Puerto Madryn.
"El mar no debería ser entendido como un objeto de dominio, sino como un otro -dijo Lichter a LA NACION-. Cuando se reconoce su existencia, el ser humano es capaz de construir una relación basada en el respeto. Esto no quiere decir que haya que desatender el principio de supervivencia, sino entender que no podemos manejar los recursos naturales que heredarán nuestros hijos y nietos según intereses personales."
Poner todo esto por escrito es lo que llevó al filósofo, que forma parte del consejo asesor de la Fundación Ecocentro, y a su presidente a redactar 14 puntos que apuntan a "refundar la visión que se tiene de la naturaleza" y a "aprender a convivir con lo que nos rodea", según anuncia el manifiesto en su primer punto.
El documento se presentó ayer en la librería Ateneo Grand Splendid, ubicada en esta ciudad, donde el Ecocentro tiene una sede en el tercer piso ( www.ecocentro.org.ar ). "Es un manifiesto de bolsillo -definió Lichter con humor-. Ojalá termine siendo una brújula que acompañe el desarrollo del Ecocentro."
Esta organización sin fines de lucro comenzó a funcionar en 1998 y abrió sus puertas a turistas, alumnos, científicos y curiosos en 2000. "Impulsé su fundación para mejorar la relación entre los seres humanos y el mar", resumió Lichter, que fue investigador asociado al Laboratorio de Mamíferos Marinos del Museo Argentino de Ciencias Naturales e integró la delegación argentina ante la Comisión Ballenera Internacional. 

Bajo amenaza 
El mar, no duda en afirmar el naturalista, está bajo amenaza. Y agrega enseguida en la lista al resto de los ecosistemas de la Tierra. Este escenario remite al tercer punto del manifiesto.
"Para lograr y preservar el afianzamiento de la vida en el mar -señala el documento- es necesario algo más radical que una actitud defensiva tendiente a proteger las especies o impedir que las aguas se contaminen. Hay que pensar ante todo cómo nos formaremos en tanto sujetos que necesitan que las aguas no sean envenenadas y las especies no sigan siendo aniquiladas por el abuso que nace de la irresponsabilidad depredadora."
Tres cuartos del planeta, apunta Lichter, están ocupados por ambientes marinos: el agua regula el clima, sostiene la vida y, también, "define cómo vive y funciona gran parte de la costa argentina". Y en estos más de 3500 kilómetros de territorio bañado por el agua, "la poca población que habita la Patagonia vive sobre la costa", agrega el naturalista.
"Hoy, por suerte, y después de tantos años de concentrarnos en la pampa húmeda, se empieza a entender que hay muchas áreas en el Mar Argentino que pueden ser un desarrollo clave para el país. Ahora -advirtió Lichter-, si lo hacemos de cualquier manera, todos pagaremos las consecuencias." 

Fabiola Czubaj
Fuente LA NACION – 2007

Destacados

Nuestro Hacer

Diana Alvarez

DaL Comunicacion

Migrante de Los tiempos

Municipalidad de San Isidro

Municipalidad de Vicente Lopez

Etc. Magazine Diana Alvarez (Todos los derechos reservados)
Términos y condiciones - Publicidad
Sitio producido por DAL COMUNICACION Rediseno exclusivo de Cubbo