Tango Todo

Una música oida en el camino

Fecha de Publicación: 13 - 02 - 2006.

De “Rodeada está de sueño”
Eduardo Mallea
(Argentino, 1903-1982)

Hoy
ha hecho un día espléndido. Ocio. Gran lasitud. Me he levantado tarde,
he almorzado algunas frutas charlando con Lorenzo. A la siesta he
leído.

Al atardecer, he salido a caminar con Caifás, mi perro.

Al volver de la estación, oí el rumor bastante lejano de una vieja
música familiar. Sentí como que esa resonancia me echara violentamente
al fondo de mí mismo. Allí donde todo es arduo y silencioso y duro de
tener como la piedra; y me sentí repentinamente enternecido y
ablandado, desamparado, en mitad del camino.

Sentí
como una cuerda quebrada en la caja interior – semejante a la sensación
de aquel que ve de pronto recubierta la cicatriz de una herida -, y mi
tristeza fue tan grande que tuve que hacer un esfuerzo para seguir mi
marcha sin amargura. Fue como un arrebato de nostalgia producida de
golpe y sin clemencia. Mil imágenes vinieron a tirar de la cuerda rota
en la caja interior.

Experimenté, entonces, la necesidad de contrarrestar ese efecto a la
vez dulce y brutal, tierno y desmoralizador. Volví a mi casa y me senté
a escuchar el Ave María,
cantada por Marian Anderson. ¡Me sentí tan caído y tan elevado! Tan
elevado desde el fondo de mi caída. Un extraño y distante mundo parecía
agitarse bajo mis pies.

Luego salí y caminé solo por el parque, y después por el camino. La
noche estaba solitaria. Y yo con ella; y con el silencio, y con la
polvareda láctea, y con el tiempo.

Destacados

Nuestro Hacer

Diana Alvarez

DaL Comunicacion

Migrante de Los tiempos

Municipalidad de San Isidro

Municipalidad de Vicente Lopez

Etc. Magazine Diana Alvarez (Todos los derechos reservados)
Términos y condiciones - Publicidad
Sitio producido por DAL COMUNICACION Rediseno exclusivo de Cubbo