Red Seguros

Una zona donde se protege a las aves

Fecha de Publicación: 15 - 01 - 2007.

Estuario del Río Gallegos, en Santa Cruz

Hace menos de un año, el Estuario del Río Gallegos fue declarado Sitio de Importancia Internacional de la Red Hemisférica de Reservas para Aves Playeras Migratorias.

Es por eso que convocamos a Carlos Albrieu, Magister en Manejo de Vida Silvestre, Docente Investigador de la Unidad Académica Río Gallegos de la Universidad Nacional de la Patagonia Austral –UNPA- y a Silvia Ferrari, coordinadora de la carrera de Ingeniería en Recursos Naturales Renovables de la UNPA, autora junto a Albrieu y Santiago Imberti del libro “Las Aves del Estuario del río Gallegos y zonas aledañas”, para que cuenten qué significa que ésta sea una zona de privilegio para aves playeras.

-¿Por qué el Estuario del Río Gallegos es un escenario que reúne anualmente gran cantidad de aves playeras migratorias?

En estos humedales, las aves encuentran condiciones óptimas para alimentarse y descansar: dos actividades cruciales para la supervivencia de estas migradoras que deben reponer las energías consumidas en tan importante y extenuante viaje. Los grandes grupos, a veces de miles de individuos, comienzan a observarse en el estuario en la primavera. Regresan a la Patagonia después de haber pasado el invierno en otras áreas del país o del continente, evitando las épocas frías y con poca producción de alimento. Se estima que el estuario alberga en conjunto, entre las aves playeras neárticas y patagónicas, más de 20 mil aves al año.

-¿Qué condiciones resultan propicias para que esto así sea?

Una de las características geomorfológicas relevantes del estuario es su gran amplitud mareal. Posee el segundo rango de marea más amplio del mundo, luego de la bahía de Fundy en Canadá, con diferencias entre la máxima -pleamar- y la mínima marea –bajamar- que llegan a los 13 metros. Se considera por ello, un estuario de tipo macromareal. Esta condición es clave, ya que al bajar la marea deja al descubierto extensas planicies limo-arcillosas, que en algunos lugares alcanzan 1,5 Km., lo cual transforma a este lodazal en una fuente muy rica de alimento para las aves playeras, que además está disponible durante muchas horas al día.

En los sectores protegidos de las olas, estas planicies de sedimentos finos son cubiertas por vegetación halófita -adaptada a altos valores de salinidad-, conformando las denominadas marismas, que constituyen uno de los ecosistemas más productivos del mundo. Los sectores bajos, diariamente inundados por las mareas, son colonizados en forma excluyente por la especie Salicornia ambigua, que forma una cubierta casi continua, surcada por canales de marea meandrosos y con piletas de marea, donde se desarrollan algas e invertebrados. Tanto las marismas como las planicies de marea adquieren su mayor expresión en la margen sur del estuario, mientras que la margen norte es alta, con acantilados y planicies donde predomina la grava.

Las marismas al igual que las planicies, también cumplen un rol muy importante para las aves, ya que son usadas como áreas de descanso por muchas de las especies, en particular cuando las grandes mareas cubren toda la superficie disponible. Para otras, como el Chorlito Doble Collar Charadrius falklandicus, el Playerito Rabadilla Blanca y el Playerito Rabadilla Parda, además les permite continuar con las actividades de alimentación, al ofrecer una abundante oferta de presas como son los insectos que se desarrollan en las piletas de mareas.

-¿En qué se basa esa declaración concretamente? ¿Por qué resulta tan importante?

Fundamentalmente en el criterio que cuenta con más del 10% de la población mundial del Chorlito ceniciento –Pluvianellus socialis– y también con cantidades importantes de otras tres especies de aves playeras: el Playerito de Rabadilla Blanca –Calidris fuscicollis-, el Playero Rojizo –Calidris canutus– y Becasa de Mar –Limosa haemastica-, estas últimas, provenientes del hemisferio norte donde nidifican y que utilizan al estuario como escala migratoria en la época no reproductiva -primavera y verano austral-. Asimismo, el estuario es hábitat de un importante número de chorlos y playeros patagónicos, como el Chorlito Doble Collar -Charadrius falklandicus- y el Ostrero Austral –Haematopus leucopodus-.

-¿Qué significa esta declaración para la zona y su gente?

Este reconocimiento internacional a este humedal nos llena de orgullo, pero asimismo nos otorga una gran responsabilidad para los que habitamos en su área de influencia, ya que su conservación a largo plazo dependerá de las decisiones y acciones que tomemos en relación al uso y manejo de sus recursos naturales. Por otra parte, nos abre una puerta al resto del mundo, ya que bien manejado y desarrollando acciones concretas que conduzcan a la recuperación de áreas degradadas por actividades antrópicas, mejorando la oferta turística a través de la construcción de senderos, miradores, cartelería y generando espacios recreativos que mejoren la experiencia de los visitantes, entre otros, puede transformarse en un nuevo destino para aquellos que disfrutan del contacto con la naturaleza y de la observación de la vida silvestre. Vale la pena recordar que son millones de personas las que se movilizan en el mundo para desarrollar actividades ecoturísticas, como es el caso de los observadores de aves, que por supuesto generan un movimiento económico importante que lleva implícito nuevas alternativas laborales en los puntos de interés.

Destacados

Nuestro Hacer

Diana Alvarez

DaL Comunicacion

Migrante de Los tiempos

Municipalidad de San Isidro

Municipalidad de Vicente Lopez

Etc. Magazine Diana Alvarez (Todos los derechos reservados)
Términos y condiciones - Publicidad
Sitio producido por DAL COMUNICACION Rediseno exclusivo de Cubbo