Red Seguros

Valeria Lynch llegó a Zona Norte

Fecha de Publicación: 18 - 10 - 2007.

Abrió una escuela de comedia musical en el Estudio de Silvia Briem Stamm.

Es la voz de éxitos musicales tales como “Mentira” ó “Señor amante” que electrizaron las pieles de hombres y mujeres desde hace 20 años a la fecha. En el país, es un referente indiscutido de los espectáculos musicales. Además, es una artista que suele contagiar su talento y enseñar su arte a través de sus escuelas de comedia musical.

La última se inauguró en el Estudio de Danzas de Silvia Briem Stamm, en Av. Maipú 1056, en Vicente López. Estuvimos con ella, quien invita a féminas y varones, grandes y chicos, a disfrutar del baile, el canto y la actuación en un espacio para disfrutar y divertirse.

¿Se acerca gente que tiene vocación artística o, simplemente, quienes están buscando un hobby o pasatiempo?

Hay de todo. La mayoría tiene condiciones artísticas. Están, además, los que quieren desinhibirse y nada más; y esto, por cierto, es muy bueno para eso. Porque al tomar clases de canto, quizás al principio te da miedo, pero luego, te integrás a los grupos y, sobretodo, te soltás. En vez de pagar un psicólogo, te divertís acá.

Sos la imagen convocante pero, ¿quiénes te acompañan? 
Un grupo de gente maravilloso. En primer lugar, Silvia Briem Stamm, la directora que quiso hacer este proyecto; también mi socia, Mariana Letamendia, que se unió también, y un gran grupo de profesores.

Tenés varias escuelas… 
Ésta es la sexta. Vienen andando muy bien. Específicamente a la gente de Vicente López y alrededores que se quiera inscribir, la animo a que lo haga; a que se anime. Hay mucha gente que se posterga, que tiene miedos; que no sabe con qué se va a encontrar. A ellos les cuento que vamos a integrar las tres disciplinas: la escuela va dirigida a la comedia musical que incluye el baile, el canto y la actuación. Pero si está el que quiere bailar, cantar o actuar solamente, también puede hacerlo.

¿Estás presente en todas tus escuelas? 
¡Totalmente! Vengo, doy clases, master classes; los fines de año, por ejemplo, son terribles para mí. Conozco a cada uno de los alumnos y los grupos, y tomo exámenes yo, personalmente, a uno por uno.

¿Qué le dirías a quienes piensan que su tren ya pasó y que no puede recuperar lo que no hizo de más joven? 
Nada de eso. No se pierde nada. Lo importante es correr el riesgo y disfrutar. De eso se trata. Ése es el espíritu de nuestra escuela y de nuestros alumnos. Queremos que la gente se acerque con ganas, sin prejuicios. Nada de decir “yo no puedo porque estoy grande”. María Martha Serra Lima es un ejemplo: triunfó siendo una persona mayor. Y la verdad es que tiene una voz maravillosa y un éxito de locos. Cuánta gente talentosa debe haber que, a lo mejor, no se anima o cree que no se puede y que se quedó en su casa y que tiene un talento enorme. ¡Yo les digo que se animen y que vengan!

¿Creés que los realities “busca talentos” crearon un boom de las escuelas de danza y comedia musical? 
La escuela mía tiene 12 años; somos, con mi socia, pioneras, con lo cual te diría que venimos desde hace tiempo. Sí es cierto que hay un auge y que los adolescentes, por sobre todo, se animan más. Por eso hay tantas escuelas; y todas funcionan porque cada una tiene su perfil y su especialidad: Reyna Reech quizás tiene más chicos, Laura Fidalgo y Julio Bocca quizás tienen más bailarines, nosotros tenemos muchísimos cantantes, aunque a nuestros alumnos les gusta cantar, bailar y actuar. Bien completo. De todos modos las escuelas funcionan, todas, muy bien. Eso me da mucho placer; me encanta ver cómo la gente baila, canta o actúa, y lo hace, desbordando talento. ¡Eso es fantástico!


A esta altura de tu trayectoria podrías dedicarte únicamente a disfrutar del éxito, sin embargo, seguís sembrando… 
La verdad es que mi trabajo me reconforta el alma. Hablando específicamente de las escuelas, me dan la posibilidad de descubrir valores nuevos, que para mí es muy importante. Muchas veces los incorporo a mi equipo de trabajo: los chicos que cantan conmigo, en mi coro, son ex alumnos míos, a los que se suman Elías Viñoles, Laurita Esquivel de Patito Feo, Oscar Patiño, quien se presentó conmigo en Viña del Mar y ahora está con Susana Giménez. Sale gente talentosísima.

Por último, ¿cómo sigue tu año de teatro con Raúl “el Negro” Lavié y tus presentaciones? 
Seguimos haciendo Víctor Victoria en Chile y después el 2 y 3 de noviembre me presento en el Teatro Gran Rex, entre muchos otros proyectos de acá a fin de año.

Laura Zavoyovski

Destacados

Nuestro Hacer

Diana Alvarez

DaL Comunicacion

Migrante de Los tiempos

Municipalidad de San Isidro

Municipalidad de Vicente Lopez

Etc. Magazine Diana Alvarez (Todos los derechos reservados)
Términos y condiciones - Publicidad
Sitio producido por DAL COMUNICACION Rediseno exclusivo de Cubbo